viernes, mayo 12, 2006

Los Viernes


Powered by Castpost



Los viernes siempre son así, con ese saborcito a soledad mas acentuado que cualquier otro día. Tal vez sea el saberse abandonado el resto del fin de semana, sea que fuera del trabajo o de lo que hacemos normalmente, de ésa rutina que llena los vacíos de una vida sin la compañía ideal, nos sentimos abandonados y tontos.

Los viernes para mí son recordar, aquellas veces en que un viernes era vivido con la intensidad y la pasión de amar y ser amado. Son viernes para recordar el inicio de un fin de semana grandioso en el abrazo de la persona que te llena la vida, son helipuertos de sueños volátiles y recuerdos fugaces. Los viernes son un preámbulo para añorar aquello que nos hizo feliz en alguna otra vida.

Los viernes en cualquier parte del mundo hay gente solitaria igual que yo, llegando a casa a preparar café o a ver una película por televisión, gente preguntándose como yo ¿por qué si dos personas se sienten igual de solas, no pueden acompañarse? Maldiciendo la geografía, el tiempo y el espacio que nos separa de la gente entrañable que nos hace falta. Gente como yo, sintiendo la ausencia de ese sentimiento conocido mas que cualquier otro día de la semana.

A veces me imagino con un computador portátil viajando en trenes de alta velocidad y comunicándome con personas de otros lugares del mundo, con quienes a pesar del idioma, me unen mas coincidencias y sentimientos fraternales que con la gente que viaja a mi lado. Me imagino a toda la gente con laptop en el regazo comunicándose solo con la gente que desea, olvidando la presencia física del solitario de al lado. Y llegar a casa, meterse a la ducha en donde no hay ninguna comunicación y sentir esa soledad, ese sentimiento de no tener a nadie a quien recurrir. Todos los seres humanos solos, tristes, viviendo en la ficción de una conexión a Internet.

Podría salir con cualquier grupo de amigos los viernes, gente para bailar, gente sólo para beber, gente con afanes de pretendiente. Podría coger cualquier tipo de persona para que me acompañe un viernes…pero cuando cualquier persona ya no es suficiente, entonces sé que es momento de olvidar la ficción y entregarme de lleno a la realidad.

Cartas Escogidas

Hola Lugarteniente:

Y tal como lo vaticinaba: Me volvio a desestabilizar algo, o no lo llamemos asi, pero al menos ya no estoy tan serena...digamos que cuando esta viviendo en el tedio, comienzas a estar mas sensible a cualquier estímulo externo que te moleste. Es increible como todas las reacciones a nivel de membrana celular sean representadas a nivel del mundo anímico, pero en eso no me extiendo, porque son cosas de medicina y de neurotransmisores que aunque me apasionan, se que no es lo adecuado a tratar en estos momentos.

He descubierto, o lo he confirmado, de que soy una de esas personas que asi como se ilusionan rapidamente con alguna sorpresa fuera de lo comun, se desilusionan aun mas rápido e incluso tiendo a caer en la depresión por esa causa. El problema son las expectativas con las que miro a cada nueva persona o con las que espero algún evento en mi vida y aunque últimamente ya no me hago expectativas con respecto a nadie, estaba viviendo muy cómoda investigando y hablando a los nuevos amigos que habia conocido a través del blog...digamos que eran universos interesantes y disímiles que ma agradaba develar. Pero como todo misterio, apenas descubierto el truco, se acaba la magia.

Ahora ya conozco hasta por foto a los tipos con seudónimo con los que me relaciono por la blogósfera, tipos de más de dos dedos de frente pero hasta ahi. No me he hecho ilusión con ninguno de ellos, si eso es lo que se te cruzaba por la mente, pero incluso para hacer amigos una pone expectativas altas y cuando éstas se ven cumplidas o al contrario, no llegan a ser satisfechas, una vuelve al tedio.

A veces pienso que es más rico vivir en misterio. Hablar de vez en cuando y no gastar la relación. Mas aun, cuando una cree que al poner honestamente todo lo que le ocurre o como siente, en una bitácora de uso publico, le hará más facil relacionarse con las personas que ya no inventarán Lau que no existen. Pero es peor, sin querer me volvi una persona pública, un personaje llamado Laura Martillo, que cada uno interpreta segun su ojo visor y su capacidad mental. No debo culparlos, eso es normal , no? pero no puedo evitar sentirme aburrida, nuevamente. Ya los medí y ya fui medida, no hay sorpresas en el camino. Otra vez sola yo y mis pensamientos.

Lo bueno es que eso me mueve a escribir. Ya no tengo a nadie que me interrumpa, me aburrió el contacto a través de mensajeros de yahoo y hotmail, me cansó hablar a diario y dejar que me descubran...o peor que crean que me descubren y al final solo inventen a una nueva persona que tampoco soy yo.

Querido Rafa, no estoy triste...solo aburrida. Aunque por momentos hasta abatida, pensando que si sigo caminando con esta forma de ser, me ilusionaré con todo y todo lo dejaré rapidamente o peor viviré atormentada no sabiendo como dejarlo.

Joder! ¿Que se hace en estos casos? ¿Cuando voy a madurar? ¿Que es lo que necesito?

Bueno, un beso Rafa, aunque no sea nicotínico...

jueves, mayo 11, 2006

Cuento Sucio ( parte 18 )

Los días pasaban con tedio en el Edificio de las Nazarenas y Eduardo veía gotear el tiempo junto a su ventana más pesado que siempre. Era extraño que al salir fuera de la cama de Pilar todo hubiera vuelto a ser tan soso como antes, ningún ruido que perturbara el silencio de la tarde, ningún divertimento en verla trotar agitada en medio de la bruma de la madrugada, cuando él salía temprano. De pronto toda sorpresa se había acabado y el polvo se asentaba de nuevo sobre los recuerdos viejos. Otra vez a sentarse a ver los peces de colores en la pecera enorme, otra vez ordenar comida china, otra vez soñar con Andrea.

El recuerdo de Andrea comenzaba a devorar cualquier cosa que tuviera entre manos, su presencia lejana comía los minutos de realidad, comía cualquier esperanza de retomar las riendas de su vida, lo dejaba en una ficción inanimada de cosas que parecían haber perdido cualquier importancia para él. El recuerdo de Andrea lo absorbía tardes enteras dejándole la mente en blanco. Y sin embargo algo que Eduardo no podía olvidar, en los días que siguieron al encuentro sexual con Pilar, eran aquella piel suave bajo los cabellos enmarañados, aquella boca abriéndose y cerrando como el beso de un pez que tragaba toda su atmósfera líquida de lágrimas por derramar.
Pero lo que más recordaba Eduardo, era la voz de Pilar a mitad de la noche susurrando “sálvame”. ¿ que significaba aquello? ¿ de qué debía salvar a Pilar, excepto de si mismo? Eduardo se sentó a mirar nuevamente las aletas de los peces moviéndose en la oscuridad y prendió otro cigarrillo hasta que Guillermo llegara y le dijera cualquier cosa que lo despertara de aquel tedio.

Probablemente había sido mala idea cambiar de objetivo, tal vez aquel político propuesto por Almerón era el único indicado para conseguir el dinero que faltaba a la organización. La familia Rondón no pagaría por recuperar a alguien como Pilar que ya parecía muerta en vida. Todo en el apartamento de Pilar olía a olvido, como si el tiempo se hubiera detenido en ese piso de madera, de lámparas de colores naranja y música suave. Tal vez por eso aun seguía sola- se decía Eduardo, por ese aire de muñeca de salón que no puede ser vista mas que en vitrina y ser así admirada desde el misterio de su lejanía. Pero él había logrado ver a Pilar de carne y hueso y no era ni tan mala, ni tan dura , ni tan fría, como quería aparentar, tal vez sólo era demasiado frágil…solo mujer y nada más que eso.

Guillermo vendría y hablarían del tema; definitivamente Pilar no era tan buen objetivo como había pensado… o si? Carajo! había algo en esa mujer que le recordaba a si mismo¿ quién era él para decidir sobre su destino? A lo mejor y hasta loca se quedaba!
Toda la siguiente semana posterior a lo sucedido, no había vuelto a ver a Pilar, ni a oírla en la cita diaria de cánticos de las 8 de la noche. Es mas no se le antojaba volver a verla y sentirse responsable de su emperramiento o su histeria futura. Es que hay mujeres que esperan algo mas del sexo- se repetía Eduardo- y hay otras como Andrea, de las cuales simplemente se espera todo.

Eduardo cerró los ojos y pensó en Andrea y su mirada de cielo, su coquetería innata, su cabello negro, su piel translúcida de venas azuladas, sus tobillos afinados…su, su…mierda! Eduardo llevaba una semana en ese ejercicio mental y solo se le venía el cuerpo de Pilar a la mente, Andrea de pronto era un recuerdo borroso y agridulce y Pilar en cambio una imagen que refrescaba cualquier idea nostálgica, una mujer con carne, sangre, tendones e incluso alguna que otra lágrima a mitad del amor. Eduardo se había pasado esa única madrugada juntos, viéndola dormir flexionada sobre si misma como criatura recién nacida, murmurando “sálvame”, “sálvame” en una súplica que él no lograba entender siquiera.

Guillermo llegó y halló a Eduardo sentado con la cabeza tirada para atrás y las rodillas sobresaliendo en el sofá bajo, que parecía demasiado pequeño para su cuerpo.

- ¿Qué hay Eduardo?- saludó- revisé el historial del juez Rondón, ese viejo no tiene tanta plata como creíamos, pero puede salir bien después de todo
- Lo he pensado mejor, aun tenemos tiempo para planear lo otro, no creo que éste asunto con pilar vaya bien.
- Uyuyuy…ahora hasta la tuteas…¿Qué pasó? ¿ por qué el cambio de planes? Pensé que te daba miedo meterte nuevamente con políticos y ahora prefieres eso que meterte con Pilarcita…
- No me jodas! Te hablo desde el punto de vista económico. Revisé sus cuentas, su patrimonio personal no es tan grande y el de su familia tampoco, no creo que suelten tanto dinero por alguien así. Llevo seis meses aquí y nadie ha venido a visitarla, no sale ni los domingos, a lo mejor y su propia familia ya la da por muerta.
- Eso nos conviene por si pasara algo…
- No digas huevadas, lo peor que nos podría pasar sería que se nos pase la mano con una Fiscal
- En eso no es tan diferente al parlamentario elegido por Almerón, incluso ésta tipa ni hombres de seguridad tiene, ¡bocado más fácil imposible Eduardo! Tu mismo lo dijiste! ¿Qué te pasa ahora?
- Nada, solo que es mejor cambiar de planes, si eso nos va a dar más dinero.
- Hmmm…bueno, pero entonces tendríamos que volver al plan original y hacer uso de mas gente…nos llevaría mas tiempo Eduardo
- Pero es más seguro, no quiero tener que desaparecer de aquí con Pilar a cuestas, no quiero dejar rastros
- ¿Y quién te dijo que tu desaparecerías con la cojuda?¿ Es tu nuevo método? ¿ o ya no confías en nosotros?
- No digas huevadas, Guillermo, que ya pareces mi mujer con tanto reclamo sobre lo que hago o digo. No quiero que metamos a Pilar en esto y punto! Esa no nos sirve!
- Bien, bien…por mi no hay problema, dejamos el asunto de “tu Pilar” ahí. Ah, por cierto hablando de “tu mujer”, parece que volvió...
- ¿Qué dices?
- Andrea, pues, volvió...
- ¿Cómo lo sabes? ¿ te llamó? Habla Guillermo, carajo! ¿Ella te llamó?
- No. La vieron entrar al país por Bolivia. Volvió de España hace un par de semanas, parece que se unió a la gente de Montes nuevamente.
Eduardo se quedó callado y con los ojos puestos sobre Guillermo en una actitud de asesino.
- ¿Qué te pasa Eduardo? Cualquiera diría que pensabas que ella volvería por ti

- ¿Dónde la vieron? ¿Aquí en Lima?- Eduardo tenía la cara crispada y los labios pálidos e increpaba a Guillermo con su mano enorme de falanges filudas y nudillos brillantes.

-No, en Iquitos, en una de las casas de Montes. ¿ que carajo te pasa Eduardo? No pensarás ir a a buscar a esa cojuda no? Porque si es así nos jodes a todos, no te metas con las cosas de Montes, ya sufieicientes problemas tenemos!

-Las qué? Andrea no le pertenece a Montes, no le pertenece a nadie, mas que a mi...

-A ti? A ti? Entonces dile que nos devuelva la plata que se tiró de la última operación, pues huevón! Buen papel de cojudos hicimos todos! Cómo no sea para vengarte, mejor ni la busques, huevón!

-Ese solo es asunto mío- dijo Eduardo apretando los dientes y salió del departamento dejando la puerta abierta tras suyo.



Cartas Escogidas

Querida L:

¿Sabes qué ocurre? Que, en este mundo cibernético, los sentimientos se amplifican. Lo que en la "vida real" (con comillas bien grandes) podría ser una simpatía sin más, en la "vida cibernética" se transforma fácilmente en un amor desaforado. Y, si no, que me lo digan a mí, que me puse de novio con la que luego resultó ser una echadora de cartas fulera y neurótica, para tener que dejarla en menos de tres meses porque me amargaba. O para ir a casarme, a los cinco meses de conocerla, con una gran mujer de la que, sin embargo, ahora no me siento enamorado ni compatible.

Mi conclusión es que este medio de comunicación agiganta la intensidad del sentimiento hasta la confusión y la obcecación, pero luego llega la aproximación física para echarnos un buen balde de agua fría sobre todo lo que nosotros habíamos imaginado... Lo que habíamos imaginado, rellenando los huecos que la caber comunicación deja, con nuestras propias carencias, haciendo "del otro" ese ser ideal que andamos siempre buscando y que siempre, siempre acaba dándonos esquinazo. Quizá sea porque ese ser no existe más que dentro de nosotros mismos. Y quizá esté hablándote más de mi propia experiencia que de la tuya. Vamos, quizá no, seguro... Porque los tipos de los que me hablas te han ocultado sus miserias con premeditación y alevosía, actitud que, amén de execrable y traidora, transforma el escenario desde un anhelo voluntariamente fabricado usando "al otro" de materia prima, en una trampa arteramente tendida por "ese otro" partenaire ciberespacial.
En palabras más simples, que hay que joderse con los cabrones que te encuentras por aquí, amiga mía. Pero ya sabes lo que hay. La Vida viene sin seguro contra hijoputas, sin aval para cagadas y sin fianza por imprevistos. Cuando nos toca un hijoputa, una cagada o un imprevisto podemos enfadarnos, deprimirnos y lamentarnos. Es nuestra válvula de escape para seguir adelante, porque consciente o inconscientemente sabemos que a la próxima feria puede que nos vaya mejor... Y queremos seguir probando.

Y sobre las personitas que se dedican a animarte cuando te da la vena depre, pues... Mujer, sé comprensiva. Yo mismo he estado varias veces en ese paquete. Piensa que lo hacen, lo hacemos, con toda la buena voluntad del mundo. Está claro que salmos bíblicos, métodos Tai Chi y presentaciones PowerPoint llenas de florecitas y buenos deseos no son lo más adecuado para una mente desarrollada y potente como la tuya o la mía (y la modestia para los que la necesitan). Por desgracia, la otra cara de la moneda de una inteligencia acentuada es la facilidad que tal estructura tiene para deprimirse rápida y profundamente. Así que en nuestro pecado llevamos la penitencia, porque esos "remedios" baratos y sencillos funcionan en la mayoría, pero en nosotros es como querer hundir un acorazado a pedradas. Sin embargo, y aunque recibir esos correos voluntariosos no nos provoca más que una triste sonrisa, lo correcto es agradecer el intento de ayudarnos. Aunque no lo hayamos, siquiera, pedido. ¿Que tenemos derecho a deprimirnos como y cuando y cuanto nos dé la gana sin que nos molesten? ¡Pues claro! Pero, en un mundo tan lleno de cabronazos como es éste, es de agradecer que alguien intente ayudarnos por que sí, sin más...

La intentona con Claudio... Pues qué quieres que te diga. Que todos somos humanos, y que como decían los romanos, errare humanum est. Yo también tuve mi recaída con la loca del Tarot, en su momento, antes de conocer a la que ahora es mi mujer. Y encima a la tía se le ocurrió probar qué pasaría si yo la dejaba embarazada. Así que se montó su película, me dijo que tenía una falta y me las hizo pasar más putas que San Amaro. Porque yo seré tonto, pero responsable un rato largo. Así que ahí me las veía yo, padre sin quererlo de una criatura que tendría que compartir con una neurótica, es decir criar yo solito, por no haber tenido ganas de usar una goma. Al final todo resultó ser una tomadura de pelo que ella jamás quiso acabar de confesar, sobre todo después de haberme tenido cuatro horas esperando en urgencias de maternidad, simulando un derrame vaginal para que le hiciesen la prueba del embarazo por la cara. Alucinante. Pero resumiendo, que si yo volví a liarme con semejante petarda, comprendo perfectamente que tú hayas querido tocar un rato de Claudio. Eso sí, no pierdas de vista el horizonte que ya viste cuando lo enviaste a tomar el viento a la farola. Una cosa es darse un respiro, y otra meter el remo hasta la empuñadura, que ya te sabes las teclas que le fallan a ese piano.

Saludos mios.
El Lugarteniente.

miércoles, mayo 10, 2006

Déjame escribir


Déjame escribir todo lo que quiera, mientras pueda, mientras quiera. Mañana ha de ser otro día y tal vez amanezca serena y no quiera volver mas aquí, tu sabes lo rápido que pierdo la ilusión, lo rápido de mis desencantos. En fin, tu sabes.
No olvido porque empecé a escribir, no era por ti ni por el resto, no era por dos comentaritos de algún desconocido, era por mí. A mí me hacía falta y a veces me hacía falta las 24 horas del día, porque cuando los pensamientos se me agolpan en las sienes, porque cuando los ojos se quedan abiertos toda la noche, porque cuando las manos duelen, es entonces que logro saltar mis vallas y entregarme a éste deseo, que a veces ni tu comprendes.
Hoy pensé en los 99 fuegos antes de llegar a casa, en las antorchas del camino, pensé en ti y en mí, en la niebla, en ése caos que es la matriz del tiempo, mi tiempo, el tuyo. Soñé con lo sucedido antes de todo esto, cuando todo era nada, cuando yo dormía creyendo en la felicidad que tejían mis dedos. Cuando aun creía y me sentía fuerte y capaz de comerme al mundo, porque un día desperté y me hicieron creer que era bella, me vi en los ojos de otros hombres y me sentí diferente, me sentí mariposa, adiós a la fea oruga, adiós a todo lo pasado... Pero ya he despertado, me pregunto si tu, si ¿aún puedes acogerme?
Déjame escribir todo lo que yo quiera, al menos hoy, porque mañana no sé si habrán tantos espejos, si tendré el ánimo si querré seguir aquí. Déjame hoy saberme real, con la música de piano, con mis propias mariposas y marchitar de cielos.
Solo déjame seguir escribiendo.
****Cold play ( Fix You)

Mujer de Lluvia


Yo yo que quería vestirme de lluvia, que quería que no me vieran mas que a traves del agua y que nadie reparara en mi desnudez que ofendía, provocaba y entristecía. Yo caminé en una atmósfera de licores exóticos, sintiendome el aderezo ordinario, de un banquete ya servido.
Yo que quería mojarme las puntas de los pies, de su boca y son su boca y que me comiera entera. Que se alimentara de mi, de ese sabor que yo sigo guardanado como si fuera un secreto. Yo que quise que me bebeira y se embriagara y en medio de alguna burbuja se diera cuenta que dejé de ser ficticia.
Yo que pensé que con gotas de lluvia, nadie mas vería que había debajo, pensé que la gente olvidaría el color de la piel, los poros que ruedan en besos prohibidos, las yemas manchadas de un deseo pasado. Yo que pensé que el agua era suficiente para hacer magia alrededor mío y que no era necesario investigar nada más. Yo que pensé que eso era suficiente.
Me ahogué en mi propio deseo, naufragué en esa lluvia de lagrimitas saladas. Naufragé en ese humor acuoso de ojos ciegos. Me perdí en esa boca que esperaba me comiera entera y ya no supe nunca mas encontrarme. Porque yo quería perderme en la lluvia y ser recordada como solo un aguacero..., pero el sol volvió a salir y se cabó el hechizo.
Alguien me encontró desnuda a la intemperie de un mundo feo, llorando por el recuerdo de una boca, llorando por volver al universo líquido donde nos hallamos la vez primera, llorando para tratar de volver agua, cada cosa a mi alrededor y de ésta extraña forma, recuperar su boca en mi boca, su ser dentro mío,
la lluvia que me hacia estar viva.

martes, mayo 09, 2006

Flamas

A mi lo que me genera frustración es no poder golpear cuando quiero y donde quiero. No poder reaccionar, tener que ser tolerante, cuando lo que quisiera es sacar un martillo y destruirlo todo, porque cuando estoy asi...cuando estoy asi, no necesito que me digan que debo calmarme y que la vida sera llenada con florecitas y corazones. No, lo que necesito es liberar esta rabia, liberarme.
A mi lo que me frustra es no darme a entender, tardarme horas en explicar algo simple y que lo interpreten a su lenguaje simbólico de palabras raras y sentimientos densos. A mi lo que me jode es la gente que quiere verme hasta el ADN, que leyó un poquito y se las da de Freud conmigo, que me envia correos larguisimos, que me habla de si mismo, que me creen alguan especie de gente a la que es necesario juntarse para saber de que está hecha.
Pero, lo que mas me jode es que yo siempre lo permito. Que para que no malinterpreten, me presento en carne y hueso y admito gente entrando a mi correo, haciendo amistad conmigo. Permito que el hecho de conocerme vaya extra blog, como si quisiera dar una expliaccion extra, un plus a lo que muestro en ésta bitácora en donde solo falta poner de que color son mis calzones! Porque a veces pienso, que la gente aparentemente normal, lo es. Y me olvido de esas limitaciones que da esta ventanita que es la realidad virtual, de toda la fanfarria que se puede inventar alrededor de alguien público, alguien que se pone ahi, para que lo amen, odien, tiren de rosas y piedras.
A mi lo que me jode es que segun el espejo de cada quien, exacerben mi realidad mas obvia y la aderecen con mórbidas conjeturas segun su capacidad mental. Que un dia hablando con un tipo cualquiera, me crea la hermana de Candy o todo lo contrario una loca kamikaze, que se atreve a hacer lo que las demas no hacen. Supongo que en esa concepcion de mi "persona-personaje" tambien deben entrar las suposiciones de alguna crisis anorexígena, drogas, problemas con la policía o uno o varios abortos, ya que eso suele constituir lo mas fashion de ser medio rebelde , no?
Tal vez la gente se sentiría mas cómoda, si pongo en mi perfil público que me voy los fines de semana de viaje a Stonura, que me corrieron de un hotel cinco estrellas por hacerlo en el pasadizo, que me escapé con algun noviecito lampiño a los 16 y que me compré una Harley con algun dinerillo mal habido. Tal vez asi seria mas masticable...o todo lo contrario, una taradita de buenas normas escribiendo porque necesita cariño, porque quiere llamar la atención de un par de padres divorciados...JOder! lo que tengo que leer.
Hoy amaneci abatida, aburrida, ya conozco a toda la gente que me dio curiosisda conocer, ya medí y fui medida, ahora el camino está sereno y sin sorpresas, a veces camino con tedio. Lo bueno es que ya no quiero hablar con nadie, ni copnocver a nadie mas, ni probar nuevas charlas que salgan de lo normal...ya vivo sin sorprenderme y cuando eso sucede...pues escribo como me venga en gana! porque el mundo interior se me viene a borbotones y explota en las yemas de los dedos y alli es que empiezo a ser yo, auqneu no me creas, cuando vomito toda esta flama, cuando comienzo a quemar lo que ha sido inventado.

De jaquecas y otras Jodas


Toda ésta semana he despertado con migrañas, creo que cederé a la petición de mis padres e iré al acupunturista. Ya he tratado con acupuntura alemana pero jamas con la oriental, asi que iré a que me atraviecen con agujas para calamar mis dolencias. Es malo ser una incrédula total, yo a veces recurro a la fé para que mis pacientes no se desmoronen, pero la verdad yo no confío mucho. A veces es mejor alguien que cree en Dios y en el poder del destino, que esa gente como yo, medio apática y buscando cual es el truco del mago.

Demasiada racionalidad de por medio, demasiada búsqueda de razón. Demasiada ciencia.
Mi último descubrimiento ha sido que no se puede aceptar la posibilidad de sexo con un hombre al que puedes llegar a amar, porque la vida se te desfragmenta.

No le veo nada de malo a la satisfacción del sexo, entendiendose como una necesidad orgánica compartida. El ser mujer no lo hace diferente, incluso diría que es peor. Porque la mujer tiene que atravezar por picos de necesidad sexual, que tiene que dominar con toda la racionalidad del mundo para no caer en la denominación de Puticienta.
El sexo no es malo. Cuando terminas una relación de ese tipo, ambas personas están satisfechas y seguras de que lo que compartieron fue un goce sin reproches de por medio.
El problema para una mujer viene, cuando la persona destinada a satisfacer su deseo físico, es potencialmente querible. Allí vienen las reflexiones, las dudas, la necesidad de afecto posterior o el reclamo de algo mas que no sea solo lo anatómicamnete compartido en un lecho.

Quiero creer que las mujeres sentimos más, pero mi lado racional no admite ésta hipótesis. Que al menos sentimos de otra forma( eso sería muy probable) esa necesidad de ser acogidas finalizada la sesión de jogging compartida que es el sexo; pero he conocido a hombres que me comentan esa misma sensación de vacío ante la mujer segura, que se viste rápido y se marcha a casa en su propio auto, sin besito de despedida. Esa desolación terminado el encuentro sexual, en donde alguna de las dos "personas maduras", termina sintiendo igual que niño esa necesidad de ser abrazado, esa necesidad de un encuentro posterior, de una promesa de "esta vez no serás dejado".

¿Cuál es la solución? ¿Acostarse solo con una persona de la cual estás segura(o) no volverás a tener noticia? ¿Acostarse con alguien por la cual no sientas otra atracción que lo muscular y tendinoso?¿Acostarse y negarse toda posibilidad de exigencia que vaya mas allá de lo meramente físico?
Algun "tolerante" y "equilibrado" personaje me podría replicar que lo mejor es no tener sexo hasta que no estés completamente segura(o) que es amor, porque asi " el sexo es más rico"...No pues! No confundir sexo con amor, que ese es el quid del asunto.

Todos quisiéramos hallar a ésa persona en particular. Esa persona, que llene la expectativas tanto en lo sexual, como en lo socialmente cotidiano. Pero seamos sinceros, esa persona no llega cuando uno la desea, mientras tanto la gente vive en esa melancolía de hacerse preguntas tontas, escribir post depresivos, escuchar música pasada o acomodar poemas de amor a nuestro sentimiento mas reciente.

A veces pienso que la probabilidad de llevar menos golpes en ésta vida que son dos días, es solo acostándose con las personas en las que tu juicio racional las descalifique para futuras relaciones. Porque cuando te atreves a dar ese paso al vacío que es el mero sexo por decisión compartida y tu "contrincante" (¿o debo decir compañero?) es una persona potencialmene querible, las cosas se ponen color de hormiga.

Uy! se los diré yo...

lunes, mayo 08, 2006

Frases Truncas

Me agrada salir descalza,
envolverme en tu mirada y tener el valor de mostrarlo todo.
Desnudarme mientras me vas cubriendo.
con esa mirada acuática
de un deseo que escurre ya entre mis muslos,
ya entre los tuyos.
Tu iris fotografiandolo todo, adentrandose en mi ombligo,
discurriendo en mi cadera...descubriendo mis secretos...
y rodeando mi espalda curvada,
volviendola en llamas e infiernos de mariposas felinas,
acariciandola con esa mirada lasciva oculta al resto
esa mirada que no te reprocho,
esa mirada que yo comparto.
Y yo te veo mirarme y me siento acogida.
En tu mirada que no dice nada, en tus ojos de acero frio,
en esa esclera pintada de nubes desmigajadas,
en esos ojos de flashes indiscretos,
en esa boca...tu boca...
Me gusta, ir caminando y hacer quemar la ciudad,
derretir el asfalto, violar el ruido que protege tus pensamientos de los mios
y ver pedazos de cielo en cada charco junto a la acera,
descubrir mi camino acompañado de azulejos y estrellas,
de cielos rotos...completamente deshechos.
Me gusta descubrirme ficticia y tu real,
al otro lado del papel en que me dibujo,
tu real, con esas manos que acarician y detienen.
Con palmas que golpean y despiertan...
Me gusta, me gusta...No me digas que a ti no.
Conozco el brillo de tu deseo y tu voz nerviosa,
conozco eso de lo que no podemos hablar en público,
eso que me pides que calle,
por ser tan sucio..pecaminoso...prohibido,
entonces te pido que me amordaces,
que me detengas,
que me aprisiones con esa mirada de cielo roto,
porque esta vez no deseo volver a irme,
porque esta noche cielo...,
esta noche mi piel nos ha de cubrir a ambos.
^
^
^
^
^
^
^
^
@PD. Cuando empezamos a escribir mierd@, lo que nos salva es el diseño.

Tolerancia

Esa mañana me di cuenta que algo en mi había cambiado. Sin darme cuenta había empezado a tolerarlo, a entender algunas cosas que me decía, a reirme ante lo que antes me parecía solo ofensa.
Ese era un mal camino, porque sabia que al empezar a tolerarlo habia abierto esa puerta cerrada con mil candados, por donde igual entraba la felicidad que el dolor. Habia empezado por tolerarlo y corria el riesgo de poco a poco empezar a extrañarlo.
En la oquedad de esa mañana, me quede cavilando para mis adentros si no habia hecho mal en tolerar que dragones entraran a mi universo, si esa llama en su boca, que iluminaba todo, no lo terminaria finalmente quemando.
Al acostarme me di cuenta que ya lo extrañaba. Todo estaba perdido.

domingo, mayo 07, 2006

Deja que te toquen los dedos de los muertos
Que te cubra sus poesia vieja
Que descansen en ti sus aromas viejos,
Deja que te toquen,
Dejalos ninha,
Dejalos

Ponte al lado de sus rostro frio
E intenta saber que angel blanco
Estuvo en su linea de vision,
Cuando se iban muriendo

Adivina que miraron
Sus ojos opacos
Antes de extinguirse la vida
Intenta ver eso ninha,
Intentalo

Que no debes huir de los muertos
Cuando ellos acunan tu suenho
Que no debes huir de la vida
Ni cerrar los ojos a ella

Si al cabo, la vida, el amor
Y la muerte
Son barcas esperandote
En el mismo puerto.

Mi almendra

"¿Vas a comenzar a salir con alguien o seguiras hablando con todos los losers que hallas por el Internet? "

No sé que responder. No me interesa volver a salir con hombres, no me siento con la actitud suficiente para volver a intentarlo y que esta vez no duela. En realidad me parece mas seguro seguir asi. No temo al amor o a las relaciones, solo estoy algo cansada de intentarlo. Y no es que haya tenido muchas relaciones catastróficas, pero he vivido ilusionándome y eso me ha logrado algunas arrugas en el alma.

Hace algunos años yo si temia a los hombres. Temía llegar a enamorarme y no ser correspondida o aun peor llegar a ser utilizada (como de hecho, alguna vez lo fui…aunque creo creo que todos los seres humanos alguna vez hemos tenido que ser el objeto de alguien, su medio para llegar a otra persona) asi que no aceptaba a nadie. Tenia alguna fila de pretendientes nada despreciables, pero con los que no congeniaba. Y es que siempre senti que se enamoraban de una persona que no era yo. Se enamoraban de un cuerpo, de un cabello, de una voz, de una imagen publica con la cual no me sentia realmente cómoda.

En las reuniones sociales no solo era la mas jocosa y burlona de todos, tal vez era la que mas bailaba, la que mas gritaba, la que mas feliz parecia. Alguna vez me dijeron que mi personalidad era magnetica (me senti un imán de refrigerador, cuando me lo dijeron) y que por ello a la gente le gustaba andar conmigo. Yo no me sentía asi. Me miraba mas bien triste y con demasiadas preguntas y reflexiones internas. Pensaba que si a algún hombre le gustaba la chica que reia siempre, era porque tal vez no me conocía bien. Que llegado el momento dicho hombre descubriría a alguien medio melancólica, que vive pensando en cual es el destino de las hormigas o porque todas las estrellas no brillan igual.


Alguien de doble personalidad que no hallaba aun su punto de equilibrio.
Yo hubiera deseado que alguien, alguna vez vea ambas caras de la moneda y me acepte con todas mis fallas para dejar de sentirme como si le mintiera a todo el mundo.


Nadie sabia que escribía y muchos de mis amigos se llenaban la boca y el ego, diciendo que escribian de poesía. Yo leía sus pequeños textos y no hallaba vida en ellos, nada especial, ninguna belleza. Solo letras sin vida. No era petulancia, pero aquel licor fino del que se jactaban a mi me parecia el agua pura de la que yo bebia a diario. Asi que no me interesaba mostrarles lo que yo podia ser, si igual no sabrian leer ninguna linea de mi personalidad, que no perteneciera a la superficialidad usual de bromas en doble sentido y fiestas a la medianoche en la que nos moviamos.

Mi primer novio fue especial. Como ya lo dije, él fue el unico que realmente me supo leer. Que supo que yo no era solo la chica que se subia en los hombros de los demás durante los conciertos o que se atrevía a discutir con los doctores de igual a igual. No solo era aquella de la que todos apreciaban la figura- por aquellos tiempos magra-o la amiga temida por sus largadas al diablo y la honestidad brutal. Creo que el pudo ver que yo tambien era algo sensible, algo miedosa, mas timida de lo que los demas creian, mas sedentaria y menos feliz de lo que cualquiera podria imaginar al ver mis dientes asomándose en una risa burlona.

Finalmente sentía que no le estaba mintiendo a nadie y que si el me amaba era por aquello oculto que los demas no llegaban a comprender. El problema fue que con él yo solo mostré mi parte tristona, que vivia en introspección diaria. Olvidé que una buena parte de mi, estaba habituada a hacer travesuras. Que así como me gustaba caminar en silencio una parte de mi extrañaba volver a bailar sin zapatos, volver a beber en la playa, volver a esa locura que me mantenia a salvo de la nostalgia. Yo solo le mostré, o tal vez él solo quiso ver mi parte melancolica de niña insegura y llena de complejos ocultados a los demás. Abandoné mi lado extrovertido y lunático y fue cuando sentí que volvía a mentir. Que esa tampoco era yo, que él amaba a una mujer inventada que calificaba de “prístina”.

Después de él, volvi a ocultarme. Si hubo hombres que me amaron, tal vez fuera porque vieron solo lo que yo queria mostrar. A veces bailarina, a veces cantando, muchas veces riendo. Nunca, pero nunca triste o reflexiva sobre el futuro o en las hilachas del pasado. Los hombres decian

“me gusta tu cabeza” y yo me preguntaba ¿ como pueden decir eso si jamás me han oido hablar de medicina, ni me han leido? “ me gusta como sientes” y yo sentía que era una mentira solamente, porque nadie podia sentir lo que yo sentia, porque simplemente jamas lo mostraba.

Los hombres decian “eres bella” y ¿Cómo no serlo, si estaba vestida para matar y con el maquillaje cubriendo el rostro? Después de él, volvi a sentir que yo era de mentira y que los hombres a los que yo comenzaba a amar solo me amaban por ese barniz de felicidad y aparente seguridad que mostraba a diario. Que no había otra forma de demostarles quien era yo realmente, porque cualquier cosa que les mostrara estaría escrita en un lenguaje que ellos no entendían.


De una u otra forma, siendo trsiste o siendo feliz sentia que estaba mintiendo. Y me amaran siendo melancolica o siendo lunática tambien era una falsedad. Yo andaba por el mundo con mis personalidades múltiples buscando alguien que las amara a todas sin serle infiel a ninguna. Desolada entre tanta gente, en silencio con tantas bocas.

Pasado un tiempo, comencé a escribir este blog en donde me entrego sin ataduras. Aquí en este diario, donde no pretendo pintarme como los demás quisieran verme, sino como yo realmente me siento. Muchas veces con una autoestima baja y digna de abofetear, otras con esa actitud de que todo me será dado, porque todo me es merecido. Aquí puedo ser todo lo melancólica y depresiva que puedo. Puedo ser todo lo bruja y maniática que deseo, aquí puedo ser. Porque simplemente aquí, nadie sabe quien soy.

Un dia amanecí pensando que al fin un hombre me amaba porque sabía toda mi verdad, porque después de leer esta bitácora que es la punta del iceberg en donde vivo, alguien podría llegar a comprender todas mis caras y todos mis matices. Porque si alguien me aceptaba asi, entonces sentiría que yo al fin habia dejado de fingir y que alguien me quería sin máscaras.

Desgraciadamente el mostrarse real o inventada, no nos da un seguro contra el amor no correspondido. Aquí, en este medio virtual en donde uno no teme poner la otra mejilla, se tiene el mismo riesgo de ser desechada que en el mundo real.
Peor aun, el ser descartada por alguien que piensas te ha llegado a conocer un poco más que el resto genera un dolor indescriptible. Digamos, que si antes considerabas los fracasos amorosos por una falta de honestidad de tu parte o por una imagen sesgada de tu persona, ahora que te has mostrado en tu desnudez mas vergonzosa, el sentir ser dejada genera un vacio que aun ahora, no logra ser tapado del todo.

La inseguridad vuelve y te comienzas a preguntar si lo que eres, la almendrita blanca bajo la cubierta dura, tiene algun valor para alguien. Si la verdad que atesorabas con tanto esmero, para ser descubierta por solo aquél que supiera abrir bien los ojos y leer entre lineas, es tan despreciable como cualquier mentira que pudieras haber tejido alrededor tuyo. Te preguntas si no fue demasiada estupidez, haberse creido deshonesta todos estos años por no mostrar todos los matices de ti misma, si igual nadie los iba a querer aceptar. Si igual puedes ser abandonada a mitad de la calle, sin una promesa de volver a verse.

No tengo deseos de volver a intentarlo de nuevo, porque ya no sé que parte de mi será tomada sin recelo. Si debo ser completamente real y que me dejen en cinco segundos, o si debo ser como he sido siempre y que los demás lo descubran en el camino.

No hay un seguro de vida para el amor, pero peor aun, siento que a medida que van pasando los días, mis estándares de calidad bajan y que el día menos pensado y acorralada por esta vil soledad, aceptaré al primero que me invente que me ame, asi sea a mí o a la yo inventada y se acabará el cuento, sin opción a segunda parte.

Esa es mi historia, mas o menos patética, pero la única real.

Regreso a San Juan y todos los por qué

Lo último que escuché antes de girar la cabeza, fueron las ruedas del auto acelerando en el asfalto y alejándose de mi a toda marcha. Me aca...