Entradas

Mostrando las entradas de agosto 20, 2006

Charlas de café en la madrugada

Imagen
Quiero hablar contigo. No tengo como llamarte por teléfono, ni como enviarte una carta para contarte estas cosas tan vanas. Me imagino que pensarías. Vaya! Me escribe para contarme sobre su nueva obsesión: el temor a los hombres! Y tú sabes que no es eso, pero si te lo explico en una carta solo para ti, de hecho vas a pensar que te estoy pidiendo ayuda, que quiero salir contigo. Que te necesito. Y eso, no es cierto.


Sabrás que hoy me di cuenta que ya no me agrada salir con hombres, es decir, que ya no me emociona el hacerlo, que incluso me genera tanta desazón, como que me propusieran correr una carrera de 100 metros planos que aunque no gane, me dejará el placer de haberla corrido. Jaaaaaaa...No, pues. Yo ya no estoy para trotes y mi corazón tampoco. Mucho menos el resto de mis vísceras. Hoy caí en la cuenta que la propuesta de una salida- ojo no digo Cita- me genera tanta duda como temor. Si, temor. Porque no puedo hallar otra palabra para describir el que le haya preguntado 6 veces…

"EL VESTIDO MORADO"

Elena se quitó el vestido morado que tanto le había costado ponerse esa noche y así solo con las bragas negras se quedó viendo la ventana iluminada por las luces de una ciudad que dormía. Había sido una larga noche, entre soportar los tacones altos las pantimedias ajustadas, el brazier de aros y el vestido ceñido se le había ido la hora. Luego vendrían las charlas fingiendo una cara de interés ante los viajes de los que contaban sus amigos, las vacaciones que planeaban y la jerga extranjera que ostentaban con cierta petulancia.

Elena había estado toda la noche con esa cara de cera que tanto le había costado tener, amoldándose según el rostro de su interlocutor. Si le coqueteaban ella sonreía sin palabras, si le hablaban de libros ella fingía interés en esos autores de nombres desconocidos, si le comentaban sobre el vino ella echaba mano a alguna anécdota familiar relacionada con ese licor. Simplemente contestaba lo que ellos deseaban, no era un trabajo sencillo pero tenía que hacerlo.…

De esas noches en la tina

Imagen
A mi me agradaban los baños de tina, pero no a solas. Me agradaba los baños compartidos. Esos en que la soledad se reducía a su mínima expresión y podías sentirte de alguna manera acogida.

Detestaba las camas enormes, esas en las que aun durmiendo con la persona que amas, lo sientes tan lejano como una sombra a la orilla de tu olvido. Yo no lograba dormir en las camas enormes, es más. No creo haber dormido nunca. Cada vez que hacía el amor, mi cuerpo se quedaba lánguido y después del periodo feliz de mente en blanco, me quedaba con los ojos abiertos pensando en todo, mientras el otro dormía.
Y claro, yo cuidaba su sueño y trataba de caminar de puntillas fuera de la cama e ir a ver TV a otro cuarto, leer en el baño, sentarme a ver la ciudad con todas sus luces prendidas a mitad de la noche. Hacer de todo hasta que el cansancio me hiciera dormir llegando la madrugada.

Yo siempre me sentí sola en las camas enormes, me agradaban mas las camas pequeñitas, en que podías dormir abrazada de la …

Los Amigos Imaginarios de la Red

Imagen
Hoy pensaba en todos aquellos amigos que atesoro en mi memoria de forma entrañable, algunos de ellos amigos cibernéticos, de los que la gente suele hablar con la nariz respingada, pues dicen no “necesitarlos”. Amigos virtuales. Aquellos que podrían caer en el dominio de los Amigos imaginarios.

Me preguntaba si acaso no podrían encasillarse también con ese nombre a los amigos vía internet, si después de todo hay amigos lejanos a los que nuestra familia desconoce y sin embargo nos proveen de mas confianza y cariño que aquellos que comparten el escritorio vecino.

Podría ser la amistad cibernética un tipo de demencia generalizada en que se toman por reales a personas inexistentes de las cuales podemos probar difícilmente su estatus “real” en este mundo. Muy parecido a vivir una experiencia esquizofrénica.

Durante mis prácticas en psiquiatría conocí muchos pacientes que padecían de esquizofrenia* que me hablaban de sus amigos, relaciones, pactos con el diablo de una manera tan verosímil, que …

Escribiendo desde un Ciber

Hoy estoy escribiendo de nuevo desde un ciber. es raro, es como al inicio cuando salía de las clase de francés y mientras esperaba que abrieran el restaurante me metia a un ciber y empezaba a escribir comno loca. sin mayúsculas, con faltas ortográficas, con párrafos y líneas huérfanas. por suspuesto, sin tildes.

la cultura de escribir desde un ciber me hizo olvidar las tildes, dadoq ue siempre cambiaba de teclado y en algunos ni siquiera aparecía. a veces no existían ni Ñ y esas letras se volvieron preciosas para mi. Tanto que tuve que elaborar nuevos correos por no poder tener el acceso a mis claves llenos de letras que los teclados gringos no tienen.

Durante un buen tiempo escribí en cibers, cabinas, lugares llenos de humo y ruido. escribía como ahora, alucinada, sin mirar bien lo que hacía, sin corregir nada ni poner dibujitos. escribía como huyendo de la realidad que mor´día los talones me tiraba del cabello, intentaba desnudarme en esa loca carrera a MOSTRARME. porque para mi eso e…

De los Amores que no son

Imagen
Una vez conocí a un joven extraño, recuerdo haber sentido comodidad desde la primera vez que lo vi. Alguien podría llamar a esa sensación de libertad: química. Recuerdo que pensé que se podía reconocer a una persona entrañable, cuando los silencios dejan de ser incómodos y puedes respirar sin agitarte. Es como ir a una charla simple y dejar la mascarilla de “quiero que pienses que soy una gran persona” o el casco de D.Vader, señalando que “soy malo y no espero que me quieras”.
Solo vas, te lavas la cara, hablas lo que desees, respiras y escuchas el silencio del otro diciéndote todos los secretos al oído. El beso de brisa marina en tu frente, asegurándote que todo está bien. Todo se halla en perfecto equilibrio.

Mi amistad con este joven se perdió como una flor que no llega a ver la luz. Una existencia demasiado corta que el mundo perdió de vista por su trajinar de ciegos. Nadie mas que yo vi ese nacimiento y ese morir en un mismo segundo, que puede descomponerse en varias miles de frac…

Mi humor de Domingo

Imagen
Laura:

Dr. Creo que esta vez dejo por fin la terapia.

Psquiatra:

Ajá…Dígame y ¿por qué cree eso?
Laura:
Simple....!ME SIENTO FELIZ!
Psiquiatra:

Y cuando se levanta... ¿Qué es lo que siente?









**********






-¿Crees que el blog me ayude a dejar de ser depresiva?
-Probablemente si, lo que te va a empeorar es lo de la personalidad múltiple.
-Ya solucioné eso.
-¿cómo?
-Ahora tengo varios blogs.



**************




- tener un blog solucionó mis paranoias
- como así?
- Antes creía que me perseguían los hombres idiotas
- Y ahora?
- Ahora tengo como comprobarlo.

***************




- Me cuesta tener amigas mujeres

- Las mujeres cuestan siempre, aunque no sean tus amigas, Querida.





*************

- Rompí con un tipo genial. Dice que no tenía química conmigo.

- Agradece que contigo rompen por falta de química. Hay mujeres con las que rompen por falta de físico.




******************





- Deberíamos escribir un blog sobre que evitar durante el sexo.

- Crees que lo leerían?

- Bueno, entonces pongámosle dibujitos!


********************




- Pocas mujere…