Entradas

Mostrando las entradas de marzo 2, 2008
Como decirlo...Un poco de libros y música para ser feliz, eso es lo único que gente como yo necesita...Hoy mientras pasaba de Strawberry Fields a 11 y 6, Calamaro y sus Crimenes perfectos...no pude menos que sentirme enormemente feliz y algo sola...Mi generación ya no era esta...Alguna vez habia sido feliz creyendo, teniendo fe y elucubrando proyectos que ahora no son mas que humo que se aleja en fumarolas vagas...Hubo una vez enque todos fuimos felices pero no lo sabiamos...Tal vez como hoy, como ahora mismo, preferimos ser felices de esa forma melancólica que se tira en la yerba a fumar y escuchar la músia que las radios no volverán a pasar...Tal vez somo muchos viviendo en soledad...Un océano de gente habitando en burbujas...No no las vayas a romper...Por favor no somos, ni fuimos tan malos...simplemente queríamos estar solos con las ventanas abiertas..desnudarnos así, a puertas abiertas, para vernos en los ojos de otros menos tristes que lo que nos solíamos sentir...

Hoy no escribo…
Hace poco volvi a llorar de nuevo, a mitad del llanto me di cuenta que lloraba sin razón y entonces lloré mas fuerte.

Lloré porque hace mucho no lloraba sin razón. Hace muchos meses (ya ni me acuerdo cuantos) yo era una persona que lloraba sin razón y senti tanto dolor en el pecho, que un día pensó que era imposible soportar ese dolor mas tiempo. Que era mejor morirse. Porque ese dolor ahogaba, hacía daño, no dejaba pensar en otra cosa, era un dolor intangible, profundo, profundo, que instaba a seguir llorando y gritando, como una forma de destruir esa bola gaseosa que se anudaba detras del pecho, que ascendía por la garganta, que estallaba en los ojos...

Hace tiempo, yo era una mujer que lloraba.
Ahora soy una mujer que finge no llorar nunca.
Ahora parece que todo estuviera en calma.
Excepto por esa única vez que no pude detenerme.

Todo empezó muy simple. La excusa perfecta, me acababan de robar la palm que me trajeron de berlín y que aun no pagaba. La palm que ya tenia todos los archivos …

En la silla

Claro, heme aquí como siempre…tratando de escarbar en mis ideas mas recientes la razón de este conflicto, de esta ansiedad, de esta vida sin calma…Claro, heme aquí, como siempre, optando por escribir en un papel, antes que pedir ayuda…antes que buscar a los amigos…ya sabes…siempre…Un mal hábito este.

Y me siento y no hallo nada, te juro, me siento frente al ordenador como tu le llamas y exprimo mi mente sin que salga nada…A menudo cuando vuelvo a casa veo por la ventana, sin mirar realmente, los edificios viejos alineados uno tras otro y pienso en el momento en que pueda volver a casa y tener tiempo para escribir todo lo que dejé postergado y reanudar la historia de Olivia y reanudarme yo misma…chistosa frase, como si me faltaran mas nudos en la vida, como si me faltaran mas nudos por atar en la garganta…ay…ya no se ni lo que escribo.
Me siento como el ebanista que busca siempre hacer sillas artísticas y un día de tanto romperse la cabeza en busca de un nuevo diseño, un día solo se sien…