viernes, marzo 21, 2008

Sobre el Martillo y otros avatares de la edad de la Inocencia

Ayer acostada en las dos sillas duras que me sirvieron de tálamo mullido, soñé con Nadie. Nadie es un personaje de cuando yo era Ninguna, volvi a soñar en el paraje deshabitado de nuestros antiguos encuentros, posterior a las lluvias torrenciales, cuando el cielo escampa y se ven nevados al término de la autopista húmeda de Ciudad Perdida.

Lo vi con los ojos secos y las manos metidas dentro de los jeans gastados, el mismo de siempre, con su rostro usual que no llego a definir por completo. Una más de mis caricaturas a medio terminar.
De nosotros solo recuerdo las charlas con las bocas cerradas, sus ojos tristes, mi corazon sintiendo salir de su jaula ósea en pos del suyo, correteandolo salvaje, como si alguna vez pudiera volverse finalmente mío.
De nuestros encuentros oníricos, solo recuerdo su voz a carraspera y vino tinto cuando lograba dominar su timidez innata y decía un feroz Hola, como quien manda al infierno.

Hola- respondo yo con mi voz pequeñita. En mis sueños con Nadie, soy pequeña y tonta, con las rodillas torcidas y las carnes flacas. Me acerco ululando mis penas a su oido, como si solo él tuviera la capacidad de entenderlas. Me envuelvo en la bufanda rosada tejida a tres manos y oculto mi boca que se va amoratando por el frio, mi nariz que se congela con los mocos cristalinos de mi reciente niñez y estiro la mano, tratando de parecer fuerte y decidida.
En mis sueños, tomo aire muy hondo hasta que se me hielan los pulmons y juego a ser Ninguna. La mujer que sonrie a medias y fuma sin parar para que no se le note que se le estan congelando las canillas bajo la falda corta que se zarandea el viento.

A mitad de mi sueño, hago la metarmosis con Ninguna, una linda mujer obsesionada con los martillos, que intenta domar a Nadie y hacerlo salir de sus pensamientos apolillados para conducirlo a una cama donde puedan retozar juntos y abandonarse a algo menos confuso que dirigirse frases cortas en el frio infernal de la cordillera cercana. Para Ninguna siempre será mas fácil hablar en una cama que frente a frente, siempre menos intimidante hablar mirando al techo que de pie con la cara fresca.

Yo, convertida en Ninguna la heroina de las historias descabelladas, me suelto el pelo que cruje en hebras congeladas sobre su cara ojerosa. Le acerco la mano perfumada de tabaco y chocolate caliente e intento llevarlo hacia un lugar en donde no me sienta insegura casi al borde de convertirme en ella otra vez, la niña de las rodillas huesudas y la migraña peremne.

Estiro la mano y Nadie me coje. Su palma es seca y callosa, nada que ver con el artista que dice ser. La mano de nadie ha trabajado con cartón y madera, con cerámica y metal cortado. Me coje fuerte, como en un duelo que nadie gana y el viento sopla sobra nosotros, llevando cenizas de poemas quemados. Basura de vinilo. Esferas de alquitrán. La vereda se queda vacía, mientras la ciudad oscura de nuestros sueños dark, escampa entre las miles de miradas de curiosos invisibles, al tanto de cada movimiento, de cada mirada, de que pueda sucedar esta vez. Quien cederá primero? El joven fantasma de los ojos tristes, o la niña que se transforma en mujer a determinada hora del dia solo son la finalidad de llevarselo a un lugar seguro?

La nieve ondea en los rincones; a lo lejos la cadena montañosa es lo unico que persiste inmovil al viento rebelde que esta a punto de llevarnos como cometas humanos.
Estiro mi mano. Que esperas joven de los ojos tristes? Otro verano europeo, una primavera gringa? Junto a la cadena de volcanes históricos, yo espero que sucumba su pena, su hermetismo de adolescente a mi seguridad maquillada con rimel y carmin. Espero llevarmelo lejos.

Hacer el amor es un precio justo, por unos segundos de sinceridad, por conocer que llevas dentro, que guarda ese corazón tuyo. Mi cuerpo no le pertenece a nadie, ahora es un anzuelo para llevarte a tierras calmas. Ven a mi cama y duerme conmigo.

Nos llevamos mutuamente por el camino a ninguna parte. El arrastrando los pies, yo quebrando mis alas. El frio, se hace dueño de la tarde igual que antes y a medida que camino y su mano entibia mi mano pequeña, siento doblar mis rodillas, siento que se corre el maquillaje en lágrimas inventadas. Mi bufanda rosada vuelve a mi cuello, me hago diminuta.
Ninguna se diluye entre lo cotidiano y lo sobrenatural, pierde su casquete de mujer segura, se vuelve yo, suelta el martillo oculto en la carteranegra, se entrega a Nadie, a su paso presuroso, a esa forma de hacer el amor muy suya, como asesinando en cada golpe, como quien no siente nada.
Ninguna se deja ser, se transforma, se deja dominar. Ninguna desaparece justo en el ultimo momento del sexo, cuando su grito no es de animal herido, sino solo un suspiro...una nada...algo que flota en el aire corroido de la Ciudad Perdida.

martes, marzo 18, 2008

Si no he sonreido. Si estoy triste, si me siento asfixiada. son los comentarios de mi ultima semana.

Camino por la calle pateando mis propias meditaciones, pisoteando la pista, esperando que venga algo que me mate o me haga sentir viva. Lo primero que ocurra.

me siento igual que hace 2 años cuando empezo todo esto. Arredando el internet en cafes de mala muerte, luchando con el teclado, con demasiado tiempo libre para mi y mis locas ideas, teniendo que lidiar con la suicida que llevo a cuestas. me siento tan asfixiada por estos dias. debe ser la falta de amigos, la falta de amor.
me siento otra ve zcomo hace dos años, caminando a solas hasta que se me hinchen los pies y yendo de tiendas para comprar cualquier baratija que me haga ssentir bien por unos breves minutos. y claro, probandome anillos y zapatos, las {unicas cosas que se comprarn y que no le recuerdan a una que ya aumente de peso otra vez.

Mierda, me siento como hace 2 años, pero a diferencia deaquellas fechas ya no actualizo en blosgpot, ni em visitan 15 tipos raros para comentar de que estoy loca o que se me notan mucho los pechos. Ando ams tranquila, mas ingenua quizas, sin tanto moño de template, m{usica, o de querer mostrarme. Es raro, ahora estoy geograficamente mucho mas cerca de todos los tipos raros, pero ya nadie me escribe. deben ser la falta de fotos. debe ser que tal como yo queria: ya no hay mas ruido.

No creo estar deprimida como hace 2 años, no lloro por las esquinas, pero tal vez me hallo en la fase previa, esa fase de des{animo de odio al mundo, de querer pedir ayuda y a la vez golpear a alguien. porque puta madre, yo nos e como pedir ayuda. Todo lo hago a golpes, a gritos, a pelea. Quisiera decir por ejemplo que esta ultima semana solo necesitaba un maldito abrazo, peor no, prefieor cerrarle la puerta decirle que es un hijo de perra que lo odio...Todo esto por supuesto se empantana entre mi boca y mi corteza cerebral. No llego aser tan lisurienta, no tengo el valor ni siquiera de mandarlo a la mierda de culparlo por mi des{animo de estas ultimas semanas, de mi falta de aprecio a la vida este ultimo mes que vine a vivir a ciudad basura.

No pues, como soy mas sicopata que Norman bates, prefiero pensar todo esto, planear su muerte de todas las manera dolorosas posibles, que decircelo en la cara. en lugar de ello, solo me acurruco en mi cama, sin cambiarme la ropa del trabajo, a oscuras con la musica alta, queriendo llorar , pero dandome cuenta que desde hace 2 años ya no tengo ninguna l{agrima.

Se supone que que debo sacar toda la poesisa que albergo en mi, me quedadn solo 14c dias, pero solo puedo pensar como una niña en quejarme de mi vida, swolo puedo estar dandome de cabezasos contra el computadfor, en la pataleta usual de queja contra mi vida.

porque no sonries, me lo pregunto, mientras avanzo por la calle congestionada de gente fea y smog. Porque no sonries? porque ya no logro sonreir? debe ser que ya no busco, ni quiero a nadie, debe ser que ya aprendi la leccion, en la calle jams se encuentra alguien en quien confiar. todos tienen mas miedo que yo, incluso para sonreir, incluso para mirar.

Avanzo por la maldita calle de limeña, sin una pisca de lisura, ni aroma a amancaes. Buscando como loca un cafe helado con crema y un monton de canela. Queriendo fumar para no sentirme tan sola, pero conteniendome, por la maldita faringitis. Avanzo como un fantasma rabiosos, maldiciendome a mi misma, Porque estoy tan triste? ya no quiero verme en los espejos...Debeser porque hoy dia las vendedoras me saludaban con el apelativo de señora, de que mi pelo ya no brilla en los espejos, de que la ropa me queda demasiada ajustada, de que me crecieron las tetas, y bajo la ropa blanca pareciera que doy de lactar a trillizos. Le trato de hallar una razon a mi enfado, a mi tristeza, pero todas als razones son muy cortas, me rio de ellas, me rio de mi misma por deprimirme por cosas tan banales.

Mierda llevo horas caminandoy no quiero volver a casa, a diferencia de hace 2 años, no esporque me aasuste de nuevo la casa vacia, el enorme silencio de mi soledad mas triste. No. Ahora la casa esta llena de la madre de el de las hijas de el, de la ropa de el, soy una maldita inquilina, de un departamento pequeño abarrotado por una familia disfuncional. si antes me sentia asfixiada, si antes odiaba este barrio de mierda, al que no quieren venir ni mis amigos mas cercanos. Si antes, detestaba salir a la calle por temor de que alguien me diga alguna cosadea o al menos me intenten robar, de lo asqueda que estaba de pertencer a una clase media que ya apesta de tan mediana y simple. Ahora todo eso ha empeorado, me siento completamente ahogada, al borde del suicidio de tener que vivir con un monton de gente al costado.

Si,a penas aguantaba a mis padres viviendo un par de dias conmigo, cuando tenia mi propio departamento, estoy al borde del suicidio, de solo imaginarq ue tendre que compartri la casa con tanta gente, de que no podre caminar calata, de que no podre oir musica a alto volumen, de que no podre llevara nadie a casa, de que no podre llorar a voz en cuello. de tener que ser observada todo el tiempo, por la familia maravilla.
puta madre, quiero volver a estar sola. Sola...No soporto esto. No soy mujer para compartir mi vidsa con nadie, que se larghuien todos, que quiero porder respirar!

lunes, marzo 17, 2008

me he planteado la posibilidad de que no logre volver a estar bien.

De que mi madre tenia razon cuando le contaba en secreto a mi hermana sus dudas sobre mi infelicidad en el amor. de que tal vez yo sea una de "esas" mujeres con mala suerte en el amor.

Lo empiezo a creer, al principio con miedo, la etiqueta de Ese Tipo De Mujer pesaba mucho en mi boca como para formularla en voz alta. pero ya que ha pasado elt iempo y mi vida revolotea entre perdedres y amores a desconocidos, pued aceptarlo con un poquito mas de cmicidad. S{i mama: Soy ese tipo de mujer que nunca elige bien.


Aceptemoslo en cuestion de amor, siempre puedes elegir el terreno donde luchar hasta el fin intentando enamorarte. Y bueno, yo elijo siempre o terrenos eriazos o panatanosos. Asi que o me canso o me hundo, pero no suele funcionar. He pasado por enamorarme de sci{opatas, hasta vagabundos. De tipos con hijos hasta tros a medio casar. De cardi{opatas que se infartan al primer plvo, hasta tipos en los que se te cansa la mano de tanto esperar a que se les levante algo mas que el {animo. Vaya, creo que en el amor yo he pasado por tdo. tanto que si fuera cat{olica hasta me habr{ia enamorado de un cura por el solo hecho de vivir alg prohibido que me encienda la sangre.

Suele enternecerme y apasionarme con cada tipo de turno, cn la vehemencia del que se enamora por primera vez, del que quiero hacerlo de una vez por {ultima. per aceptemosolo madre, tu hija menor, casi nunca se enamora. Se ilusiona mucho es cierto. Ya empiezo a dudar si el gran amor por Claudio , no es acaso tambien, parte de esa ilusion enorme de haber sido feliz por cortos periodos de tiempo cada 365 dias al año o cada periodo vacacional de una vida por demas gris en este planeta tierra.

Debo aceptar que contra la opini{on de mi familia, amigos y pacientes no sy para nada un buen partido. Si creen que tengo muchas opciones porque pued darme el lujo de elegir a quien yo quiera. Se equivocan. No se elegir y si elijo, me tardo tanto que para cuando quier algo en serio el tipo ya est{a viejo o muerto.

Detr{as de cada virtud que me machacan mi familia, mis amigos y hasta mis ex, debo decir que la virtuosidad en una mujer en ese nuevo siglo est{a muy mal interpretada. Si llaman virtud a tener una carrera completa, debo decir que un profesional en esta patria de mierda, muere con tuberculosis antes que con un futuro digno. Si creen que por ser m{edico, mi nivel scial ha cambiado. Sorpresa! esta prfesi{on se sbrevalora solo en la clase media, al resto del mundo le importa un pito. Si lo de inteligente y c{omica, se me atribuye como virtud, deben pasarle la vz a los hombres, proque a este paso, me convierto en lesbiana.

Mi hermana alaba mi buena figura, pero debo decir que despues de hacerme adicta al cafe, la coca cola y la buena comida de este delicioso pais, mi antes curvilinea figura: Ya fue.

Virtudes otras? Nahhhhhhhhh son pura poes{ia. Soy quien soy y de vez en cuando peor. te escrib en un rato, que creo alla fuera se esta muriendo alguien.

Regreso a San Juan y todos los por qué

Lo último que escuché antes de girar la cabeza, fueron las ruedas del auto acelerando en el asfalto y alejándose de mi a toda marcha. Me aca...