Entradas

Mostrando las entradas de enero 3, 2010

Viernes: De café y otras calaterías.

Acabo de leerme: Qué deprimente!

Sueno tan mal al leerme cómo cuándo se me escucha por el fono?

La tarde va cayendo y aunque debería dormir, imaginaré que es uno de esos Viernes de Café que compartíamos antes, pondré la música que odias y me desparramaré en mi silla favorita, la que me hace heridas cuando no llevo la ropa interior puesta.

Vamos! A estas alturas sigues molestando y preguntando que por quçé hablo tanto de sexo? Deberías preguntar que piensan la mitad de tus amigas todo el tiempo, en qué pensamos cuando compramos, cuando comemos, cuando bebemos o cuando nos arreglamos para ustedes. No son acaso variaciones todas del sexo? La ropa, la comida, el perfume?

No me juzgues por confesar que me gusta estar calata en casa, o por tener desfachatez al contarte que quiero hacerlo. Es que acaso tu no piensas en eso? Si, sé del amor y las otras goyerías, a veces yo también escribo sobre eso, pero hay necesidades mas físicas y fáciles a veces, por qué no hablar de eso en plena libertad...d…

La Playa

Recuerdo mi primer e mail, le decía algo referido a la playa que se queda vacía y el ambiente lleno de bronceador aroma a coco...Él se rió de que fuera tan corto, pero la verdad yo no quería demostrar mucho y que no se diera cuenta todas las horas que me gastaba pensando en él después de conocernos. No, yo no quería quedar como una tonta, pero en el transcurso, digamos que lo descubrió solito.

Ahora estoy en la playa y me hallo como siempre sola, disfrutando este momento sola, mientras Rafa me escribe diciéndome que me quede aquí para siempre, porque se nota de lejos que esto es mi felicidad. Yo cierro el correo, doy vueltas por la casa, quisiera salir y hallar alguien conocido en la calle, decirle que caminemos y echarnos a andar hasta la playa, quizá quí me sentiría mas tranquila, mas feliz como cree que soy Rafa.

La navidad fueron dos copas de vino tinto en la playa con el día lloviendo y la camioneta estacionada en la arena, para delimitar nuestro espacio, del resto de la gente que…