Entradas

Mostrando las entradas de enero 29, 2006

Mi soledad y yo

Los tipos comprometidos siempre se dan maña para coquetear, hoy estaba sentada al lado de un ex compañero de facultad y advertia sus bromas y sus comentarios demasiado cariñosos, me hacia a la idea de que pasaria si...? Y en eso me hizo la pregunta:

Estas viviendo sola?

la respuesta fue afirmativa, a lo que añadio ¿ Desde cuando?...Pues desde hace mucho- le dije yo. Lo siguiente fue ...¿ Y no te aburres??
generalmente respondo que no, que disfruto viviendo sola, que cuando vienen mis padres a casa no soporto la violacion de mi espacio vital, que es agradable andar sin ropa por la casa y comer a deshoras, que vivir sola te evita caretas y puedes mostrar rasgos de tu personalidad que conviviendo en un circulo deben ocultarse. Al vivir sola no tienes que fingir atencion, risa u ocultar un llanto, lo cual claro, es un camino que de no controlarse lleva a la depresion. Pero puedes expresarte libremente, cambiar de canal las veces que desees, poner esa musica que nadie compra porque es poco …
Hoy, ultimo dia de la semana me tome el tiempo para acicalarme. Para maquillarme y peinarme, para vestirme de forma adecuada y ponerme ese collar keniano de 3 argollas platinadas en el cuello, sin embargo cuando llegue me di cuenta que no habia mas nadie a quien mostrarselo que a la persona que luego de escribir 30 cuentos para mi, se despidio hasta la proxima vida.

Mas aun, senti eso punzon de los celos en la garganta. Y es que a veces desearia ser bonita...a veces no me siento bien con esta cara, con este cuerpo ni con este nombre. A veces simplemente desearia salir corriendo y tirarme en el mar, perderme. Cuanto quisiera perderme y no volver a ver a nadie.

La mañana es soleada, alli afuera tocan una " la vie en Rose" con un viejo arcodeon y dos franceses se han sentado a mi lado a hablar de las mujeres peruanas. Yo me siento incomoda, incomoda dentro de mi traje de niña educada, incomoda con el cabello humedo peinado a un lado, incomoda con el maldito collar sonajero que s…

Informacion para mujeres

Ya descubri por que las mujeres casadas copulan sin ganas...Es el prurito, claro! Como no lo pense antes?
La mayoria de mujeres casadas tienen alguna infeccion vaginal mal curada o una infeccion urinaria subclinica, que las muy necias confunden con deseo. Ocurre esa urgencia miccional, muy tipica, que imitando a lo descrito por Freud en la primera infancia hace que retener la orina imite el placer sexual. Mantienen ese prurito o comezon durante todo el dia y al llegar el marido confunden el deseo sexual con una infeccion mal curada.

Estan tambien las que con una infeccion vaginal subyacente -generalmente hongos- tienen la urgencia de que alguien las " rasque" por dentro y alli es que desean la penetracion urgentemente, asi solo perpetuan el circulo.

Estaba pensando en eso a raiz de recordar que varias de mis pacientes tenian infecciones urinarias o vaginales casi permanenentes. Yo asumia que era por la promiscuidad de sus mariditos, pero la culpa no es enteramente de ellos.

Cua…

De mujeres y otros demonios

Creo que lo mas detestable de tener amigas mujeres es ese sentido gregario que las domina, de querer ir acompañadas a todas partes. A diario tengo que correr de las clases para que alguna de " mis amigas" evite decirme, acompañame a tal parte o vamos juntas al baño. Lo peor que podria sucederme es que apurada por salir, alguna de ellas me diga "acompañame hasta que lleguen a recogerme". Yo que soy impaciente por naturaleza, tengo que aceptar ante su necia insistencia que no llega a comprender negativas.

La otra gran tara de tener amigas mujeres es, no poder salir a ningun sitio sin que llamen antes a alguien para avisar su ubicacion exacta. Que se nieguen ir a un lugar especifico, porque no tienen el suficiente dinero a mano o que se nieguen a comer un dulce porque estan a regimen.
Pero estan las otras, las que comen en cualquier parte y comida chatarra de la peor clase. Esas son las peores, pues enorgulleciendose de su figura anorexica o de alguna infeccion parasita…

LLuvia

Que delicia caminar con esa humedad en la cara de lluvia que no llega a serlo, de frio que no duele, de llantos incoloros y de fe. Me gustaria vir en un pais lluvioso donde pueda ver la hierba verde y los arboles tan vivos siempre, donde las mujeres lleven el cabello suelto azotandose al viento y los hombres caminen rapido y con manos en los bolsillos. Me gustaria vivir en un pais de lluvia y estar mojada siempre recordando que la felicidad se extrae de un beso como de una mirada.

He sido feliz en el inicio de una pelicula cualquiera, cuando las luces se apagan y la gente calla. Cuando abro la envoltura de un chocolate, cuando tomo un helado. He sido feliz tantas veces que seria estupido decirlo y perder esos pequeños momentos, esos segundos de felicidad instantanea en que el corazon se siente un trotador indomito y quiere salir del pecho, cuando la boca se llena de una saliva fresca y todo parece ser posible. El amor no es importante cuando se tiene esos pequeños momentos, esa felicid…
Ayer almorce con mi padre. Fue rico, me invito a almorzar y nos demoramos dos horas hablando de todo un poco. El me conto que vino porque queria escaparse de la playa y de las mil visitas que estan en casa. Que no soporta a us nietos y que despues de andar de chef de todo el familion, se dio cuenta que el era el unico que permanecia en ayuno permanente. Lo felicite, dado que nu nivel de glucosa en sangre a bajado, pero ayer fue el desquite, comio por todo lo que no habia comido en esta semana de huespedes de ultima hora.

Cuando mi padre esta aqui, yo casi nunca hablo, dejo que el me cuente de si mismo, porque se que necesita hacerlo y de sus anecdotas que me hacen morir de risa. Ayer sin embargo, me decidi a hablar, le conte de mis planes futuros, de que el tiempo se me esta acabando para hacer las cosas que deseo, que la soledad puede ser una trampa para hacerme caer en el matrimonio y que eso cortaria mis alas para siempre. Tambien le comente sobre que mi ex italiano quiere venirse c…

Malena

El olor a sangre fresca siempre le generaría nauseas, sea cual fuera el motivo: la llegada de la vida o el arribo de la muerte. Esa mañana gris de de junio no era diferente de las otras, él llego temprano al trabajo y pudo ver la larga cola de deudos que esperaba entre sollozos una noticia de sus familiares, se abrió paso entre ellos con el mandil en la mano y saludo al guardia de seguridad de la entrada, con un breve buen día, siguió por el pasillo de oficinas hasta el improvisado consultorio y pudo ver una flor fresca en su escritorio, con una nota:

“hoy a las seis, en la pequeña Italia”

La impecable ortografía de Lucero, la asistente de turno relucía en la blanca tarjeta.
El la tomo y se la puso dentro del bolsillo de la camisa mientras se colocaba la bata. Efectivamente Lucero era la única luz en ese ambiente frío y gris que era la morgue central.
Su calidez contrastaba con los rostros tristes de la calle y con su mismo rostro ojeroso de siempre. Ella había llegado hacia un año allí y…