sábado, abril 22, 2006

Incoherencias

Que es lo que siento ahora?...Pues no mucho, solo una lluvia de cristalitos pequeños sobre los ojos hinchados porque no han dormido bien, solo algo de cansina nostalgia sobre los hombros y los brazos, solo el cuello endurecido de pasar la noche pensando...pensando, porque asi soy yo, me paso las noches editando mi vida en trozos pequeños que por momentos saben a tragicomedia chicha.

Que es lo que siento ahora?...Pues algo asi como el preámbulo del miedo y a la vez el renacer de la esperanza. En que? No lo se, tal vez el saber que hay una posibilidad de que la vida me de un giro otra vez y eso me hace sonreir... con esto no hablo de amor, de gente entrañable, o de amistades peligrosas, hablo de mi y de los giros que suele dar mi vida.
Jamás se que pasará conmigo hasta el último momento, todo es una sucesión de hechos en torno mio que tengo que mirar en cámara lenta, sin poder evitar las catástrofes ni las victorias que me son deparadas, a veces me da ganas de cerrar los ojos, dormir y esperar a despertar con el final de la pelicula contado...pero es imposible, tengo que verla toda, girar todo el carrete y esperar lo mejor.

Es sábado, estoy en ese punto muerto, antes de todo. Compré el comercio y leí mi horóscopo...que necia!...leo un horóscopo mochica de acuerdo al mes...como siempre me dice cosas positivas, le doy la opción de veracidad. Hoy hablaba de que "estoy en el camino y que no me asuste por lo que venga, pues falta muy poco para lograr lo que deseo..."o algo asi ( cada quien interpreta sus vainas como desea) y me quede pensando si deberia creer en ese tipo de estupideces.
Si debería dejar de ser intolerante con gente que confia mas en brujos chinos que en la medicina actual, si debería dejar de juzgar como tontos a aquellos que van tras la literatura de autoayuda, si deberia obviar a aquella gente que ve en Arjona algun tipo de poeta moderno; si debería dejar de sentir náuseas con gente que practica la cultura del autobombo; o si debería tolerar mas a las mujeres con vena romanticida que ven en cualquier texto simple algo asi como la confesión de nuestra intimidad mas confusa. Si debería dejar de entrever segundas intenciones en todo tipo que sea demasiado amable. Si deberia dejar de desconfiar en los que son fanáticos de Dan Brown o Pottermaniacos, creyendose cultos por ello. Si debería dejar de ver como ridículos a aquellos tipos que te hablan de vinos y viajes en la primera cita, dejando entrever que no son tan poca cosa...Si debo dejar de tener piedad por los indecisos, por los infelices, por los desolados. Si debería dejar la autocompasión y lapidarme en público como alguna suerte de expiación de culpas que no puedo resolver por mi misma.

Pensaba en lo tonto del amor y en lo ridículo del olvido...y en las excusas y en las veces que se pide perdón a quien no puede dártelo...pensaba en los hombres, en las mujeres, en este mundo de cambalache y en que mañana es 23 de Abril...que fecha mas cabalística! como los 5 de Mayo, como los martes 13, como los JUlio 25, como todas esas fechas que me han marcado para siempre.

viernes, abril 21, 2006

Viernes lacrimógenos


Powered by Castpost



Ayer llore, volvi a llorar maldición! pero aun no se por que...me pase 45 minutos de lacrimógena soledad antes de la medianoche y eso que habia empezado bien...Vi Frasier, Grey´s Anatomy, repase unos textos de Oscar Wilde e incluso termine de estudiar todo el capitulo de Neurocirugia. Escuche la música maravillosa de Fito en mis oidos y se removieron todas las nostalgias.
Despues de 4 meses en esto finalmente pude tener contacto con mi blogger favorito y saber que en realidad es de carne y seso, que valio la pena esperar. Pude hablar despues de semanas con mi hermano putativo en esto de los blogs, mi bien amado Yunque, el único Aries que no ha petido la pata conmigo ( aun no ) y pude saber que es feliz. Me encanta cuando las personas hallan el equilibrio, se saben en camino a la felicidad, me llena su alegria, la siento mia, la envidio sanamente y espero algun dia poder decir lo mismo.

¿ que paso? Por que lloraba sin control? Impotencia? Tal vez...
Impotencia por todos los hechos que suceden fuera de mi control, por tener que abrir el corazon como la palma de la mano, para poder recibir a alguien mas y esperar...esperar siempre que esta vez no sea un golpe, sino una caricia.
Impotencia contra la gente que sueño y que se va cuando despierto.
Impotencia por este fin de semana en la ciudad caos, cuando solo quisiera seguir aqui en mi autoexilio de lagrimas y risas, de libros y música.

Tal vez son solo lagrimas contenidas, el saber que mañana es otro viernes sin poder hacer nada al respecto. Otro viernes mas y encima! es Abril...siempre Abril me hiere y lastima...siempre y no puedo evitarme ese dolor que inicia mi año...

Los viernes me deprimen porque siempre he conocido la felicidad de saberme con el mundo compuesto un dia viernes. Siempre ha sido un viernes frente a la playa, siempre un helado, siempre un aeropuerto, siempre un viernes de irrealidad en que parece que has sido encontrada y tu hallaste por fin aquello que no sabias que buscabas. Y suelen ser viernes perfectos ¿ Quien podría dudarlo? Cada viernes ha sido genial...el problema es que acaban y despiertas un Lunes con la mente deshecha y el corazon hecho nudos, tratando de saber si esta vez funcionara o si solo fue un sueño.

No se porque llore ayer...pero lo hice sin parar, desconsoladamente y sin respuestas. Es una joda estar sola, ni te da vergüenza llorar por estupideces, no te aguantas nada. Lloras, ries...en fin..

Cada perdida es una derrota, ayer senti esa perdida y recorde otras mas.

" No, me digas nada, porque mi castillo de naipes esa derrumba "...esa ha sido la última frase de mi querido y entrañable Lugarteniente y recien por la noche he comprendido el sentido de ello.

Todos vivimos construyendo castillos de naipes en torno a las personas que creemos apreciar, castillos construiidos con paciencia y esperanza...demasiada esperanza. Pero a la menor brisa, tal castillo se desarma. Y nos hallamos nuevamente solos, preguntandonos cual fue el error o si esta vez el error no fue nuestro.
Duele tener expectativas y que no sean cumplidas, duele que al amanecer de un viernes sepas que hay que seguir construyendo castillos, abriendo el corazon y entregando la vida si quieres ser recompensado.
Ayer llore...No se por que...y ya no importa...no hay culpables...Hoy es de mañana y emprendo otro viaje de reencuentro conmigo misma, con los ojos secos y las manos dispuestas a aceptar.

jueves, abril 20, 2006

Noche jueves

A diferencia de ayer noche, estoy relajada. La ansiedad que me comia las entrañas desapareció hoy como una brisa oscura que se disipa con los rayos de la mañana.
Me siento tranquila, no pienso en mas fechas cabalisticas, en mas 23, 24, 25 de cada mes...es Abril y yo sueño; y a medida que sueño las cosas a mi costado desaparecen y se transforman, se apropian de mi y me sueltan a la luz. Y la luz ha dejado de hacerme daño, puedo caminar sin pedir ayuda, al menos hoy el mundo gira en equilibrio.
Que extraña coincidencia. Desde que me mude aqui, el vecino coloca musica a alto volumen por las mañanas que yo oigo mientras tomo el sol en el pequeño patio. Una de las melodias me hace sentir bien, especialmente bien, como ahora. A veces he pensado en llamar a su puerta y preguntarle sobre el nombre de la melodia que toca despues de " Angel"...pero no quiero tratar a nadie de por aqui. Hoy mientras veia un blog musical, supe el nombre de la canción que me tranquiliza por las mañanas: Porcelain de Moby.
Efectivamente a veces no es necesario preguntar, las respuestas llegan solas.
Buenas Noches.

Invisible



Powered by Castpost


Yo camino descalza...es mi mala costumbre...y canto a media noche sin darme cuenta...son malos habitos de estar sola. Y me despierto tarde...y no desayuno nada...y escribo como loca...y me giran retazos de dialogos de peliculas en la cabeza...canciones que me hacen la vida facil...camino en un soundtrack de mi melancolia con el discman por las calles...y almuerzo tarde esperando que el mozo mas viejo del restaurant me vuelva a invitar a bailar tango mientras limpian las mesas...y le hago bromas al dueño, quien me agradece que lo haga reir con mis ocurrencias...y la gente me cree feliz...tierna, dulce...lo que sea...y yo sigo escribiendo, pensando en que todos se equivocan, porque a veces solo me siento triste...pero nada para morirse...solo triste.

Yo me paso minutos interminables intentando desenredarme el cabello...viendo fotografias viejas...desempolvando cosas que me hicieron feliz...me quedo en la cama sentada y han pasado horas sin que yo me de cuenta de que he estado pensando en el y en todos los el de mi vida...personas que han pasado sin mirarme...personas que he amado...personas que me han dejado...situaciones en mi cabeza que aun no logro componer...pienso que todo ha sido para algo y que estoy a mitad de camino de descubrirlo...me quedo pensando y anochece en la ventana...y yo me quedo enamorada de todos los el en mi vida...gente que ni supo que yo la amaba locamente, gente que ni penso que yo escribia en torno a ellos.., gente que se fue y ha sido feliz/infeliz con otra gente...gente que me dejo sus migajas para que sea feliz con eso...mirandolos volar de lejos mientras yo me quedo sentada....gente a quien ahora no le reprocho nada...no porque sea buena...sino porque sigo en el camino y un dia yo tambien llegare a un puerto y sere feliz/infeliz...ya no importa, si finalmente una cosa lleva a la otra y es el camino andado lo que le da el valor a las cosas que amamos.

Yo tengo amigos invisibles...amigos que me escriben cosas maravillosas...y envian esa musica que yo seguire descubriendo poco a poco...tengo amigos que me saben tierna...loca...histerica...incluso uno de ellos me sabe normal, a pesar de todo lo que hemos hablado y todo lo que ha leido de mi, a quien un dia entre lagrimas le ofreci una noche juntos y el se nego porque sabia que lo que yo buscaba era amor y me dejo ir...y por eso es el mejor de todos, a quien le deseo toda la felicidad del mundo, aunque sea otro Aries...amigos invisibles, que se ofrecen como padres/amantes/esposos para componerme la vida...que me ofrecen abrazos , besos, una vida juntos que yo no me atrevo a aceptar...porque no me lo merezco...aun no.

Yo tengo amigos visibles aqui en este mundo...que me hacen reir... me llevan a bailar...visitan mi casa...amigos visibles que no me pueden ver...y me creen feliz...porque lo tengo todo para serlo...seria idiota decir que no lo soy...Amigos que me han visto con lentes y con cara de raton...que me han visto bailar como ebria sabiendo que yo no bebo...que me han visto de tantas formas...pero que no me vieron realmente.

Y tengo ya casi 30 dias de preguntas y respuestas páseandose en mi cabeza...de un corazon que no logra entender lo obtuso de los otros...que no logra entender porque siempre llega tarde a todo...y el porque del amor sin amor y viceversa...llevo casi 30 dias en que el mundo se volteo de cabeza y yo volvi a desmaquillarme y a replantearme mi vida otra vez...¿que es lo que busco?...¿que es lo que quiero?...¿es una persona fin y medio al mismo tiempo?...¿aquella persona que nos hace despertar es la misma con la que terminaremos soñando?...hay tanto camino por recorrer aun...
Y yo camino descalza por caminos de espinos...Pero que nadie dude que puedo sonreir...siempre lo hago...aunque me pinte triste...para ti y los que solo pueden leerme.

miércoles, abril 19, 2006

Sonrisas


Powered by Castpost


Ayer sonreia tanto, que la persona que hablaba conmigo me pregunto ¿ por que lo hacia?. Me quede muda, es cierto, yo tampoco sabía el porque de mi risa que contrastaba con la imagen de lloroncita cortavenas que doy a traves de mis posts diarios.

No habia un motivo específico para sonreir, en todo caso mi vida venia a estar hecha mierda a apenas unos días de la demostración final de que estaría desocupada por un año mas. Me daba perfecta cuenta de que ni un milagro podría ayudarme ésta vez con el examen pendiente. Que si hubiera utilizado el ritmo de estudio de la última semana en los últimos seis meses en vez de estar jugando a hablar francés/ inglés / escribir canciones/ hacer dibujitos a lápiz...probablemente tendría mas probabilidades, pero no. Todo estaba perdido.

Ni siquiera me animaba la idea de un viaje de placer/reencuentro/turismo; en vista que a una feliz desocupada como yo no le darían la ansiada visa para un sueño, ni aunque tenga reservaciones hechas y la ropa comprada, esperando por mi desde hace un año. Lo peor había sido la visita al banco y darme cuenta de los números en rojo y de que mis padres me seguían debiendo $2000, que supongo se habrían cobrado a cambio de educarme estos 26 años de martirio.

Acababa de salir de una migraña maratónica de 24 horas que solo calmó con una inyección alli mismo, donde la espalda pierde su casto nombre y me daba cuenta que el tiempo seguía corriendo en contra. Ya era martes y no tenia una sola esperanza de que las cosas salieran bien esta vez. El viernes estaría viajando de nuevo a la ciudad caos y tendría que quedarme mas días de lo planeado por el absurdo trámite burocrático.

Se había borrado la parte 15 de Cuento sucio y habia tenido que escribirlo nuevamnete y de prisa, publicando algo que no me agradaba, pero que no tenía el valor de borrar.
Me había visto al espejo esa mañana y descubrí que las tortas de chocolate si engordan y que estaba planeando mis vacaciones en torno a una playa con miles de gentes adictas a la liposucción en donde yo enseñaria oronda mi rollo fruto de tantas tardes comiendo doble por la ansiedad de no tener nada que hacer.

¿ por qué carajo sonreía?

Lo peor no podía evitarlo. Comencé a barajar la posibilidad de que me hubieran cambiado la medicación por algunas pepitas felices del género anfeta; pero era imposible pues por casa no había pasado nadie las semanas que estuve fuera.
Parece que cuando todo está hecho mierda, las sonrisas brotan por si solas. Y este era mi caso.
Pero como yo soy de buscarle una razón a todo, incluso a la sinrazón, descubrí que mis sonrisas se debían a dos cosas muy tontas.

1. Habia pasado la tarde oyendo mi música favorita y ésta vez podía contarle a alguien que música era, sin atisbo de vergüenza de lo que pudiera pensar. Generalmente oigo la música que yo denomino " musica para tina"...y es bossa nova, latin jazz, música electrónica y todas esas fusiones que nadie compra en las tiendas. Melodías de afro portugués o a Jorge Drexler entonando " que será , que será " en una atmósfera reggae. A " here comes the sun" en ritmo de sones cubanos o la colección completa de Duncan Dhu para cortarse las venas con estilo.
Al fin le había podido contar eso a alguien de mi edad sin miedo a que pensara que era una de esas tías solitarias y cría gatos que escuchan música antigua.

2. Sonreía porque después de mucho tiempo tenía la satisfacción de resolver un examen y hacerlo bien. De sentir ese vértigo de saber las respuestas correctas y entregar antes que nadie. Desde que salí de la universidad, descubrí que ser médico era una de esas profesiones en donde tus logros jamás son reconocidos en público, mas si tus fracasos, que por mas pequeños que sean son amplificados y te llevan a preguntarte si realmente vale la pena ayudar a gente tan ignorante. Hacía mucho tiempo que no tenía la satisfacción de saber que se y que eso es suficiente para sonreir como una niña.

Hoy es Miércoles, probablemente tampoco haya un puto motivo para sonreir. El celular sigue en espera de que alguien llame para saber si estoy viva, los libros están tirados por todas partes, mi ropa arrugada a punto de ser empacada, la cena servida en la mesa y yo sigo aqui con esa enorme sonrisa de saber que todo está perdido y aun asi no tengo ganas de tirarme para abajo.

martes, abril 18, 2006

Cuento Sucio ( parte 15 )

Pilar no concilió el sueño el resto de la noche. Se levantó tarde y por primera vez no fue a trotar. Llevaba tantos meses fantaseando con Eduardo que ahora que podia hablar con el, su mundo se desconfiguraba como un computador afectado por un virus nuevo. Un virus llamado Eduardo Glez.
La mañana era brumosa con esa humedad que corroe los huesos y hace a la soledad mas palpable que siempre. En la vereda del edificio, Pilar esperaba un taxi; de pronto se sentia cansada y con cientos de años en la espalda, sin oportunidad de nada. El corazón dormia en su envase melancólico usual y el único capaz de devolverla a la vida parecía ser un vecino que probablemente a estas aluras ya habría descubierto que era una tonta mas de esas que lloran por cualquier cosa.

El auto burdeo de Eduardo salió por el portón de madera mecánico en el preciso momento que un taxi se detenia ante Pilar. Eduardo se detuvo y le dijo "sube, yo te llevo" en una petición que sonó a orden. Impecable como siempre Eduardo estaba dentro del auto con el cabello engominado y la barbita candado.

- Gracias- dijo Pilar y se colocó el cinturon de seguridad mientras pensaba que era la segunda vez que iba de copiloto en dos dias.
- Hace demasiado frío hoy- comentó Eduardo dando una ojeada discreta a las piernas desnudas que crecían bajo la falda de Pilar. Ella lo notó y un calorcillo extraño la recorrió entera. Desde hace meses que habia ensayado los mil temas que podria compartir con Eduardo, pero ahora su cabeza estaba vacía y su boca seca.
-Si, algo...Vas al trabajo?- Que tonta! carajo! a dónde mas podría ir a esa hora. Pilar se sentía igual de estúpida que en el colegio, en esos tiempos que ignoraba de todas las ciencias un poco.
Eduardo no contestó y el resto del viaje fue en silencio.
-Tu auto está en el taller?- esta vez era Eduardo tratando de saber.
-No, ayer lo dejé en el trabajo. No tenía ganas de conducir
- No te gusta conducir?
-A veces preferiría que lo hagan por mi- sonrió Pilar
-Entiendo...lo que buscas es un chofer
-No, lo que busco es alguien que lleve el timón - Y volteó para mirarlo a los ojos y asegurarse de que habría entendido.
Eduardo le devolvió la mirada. Ambos estaban dentro del auto estático, respirando ese aire artificial que los ahogaba.
-No es bueno dejar el timón en manos de otro, podrías perderte-reflexionó Eduardo cuando cambiaron nuevamente a luz verde.
-No, si ya estoy perdida-dijo en voz baja Pilar mientras buscaba los cigarrillos en la cartera

Eduardo se quedó callado, el tiempo pasaba lentamente y por un momento se quedó con la mente en blanco olvidando que llevaba a alguien mas en el auto. Esa mujer estaba buscando algo en el mundo pero definitivamente el no era la respuesta.
-Es aquí?
-Sí, gracias por traerme-
Pilar bajó del auto y encendió el cigarrillo que no había podido fumarse desde la tarde anterior. Sintió como se expandían sus pulmones con el humo llegándole por todas partes y se tomó un tiempo afuera antes de terminar de fumarlo. La gente que subía apresurada por las gradas de piedra ignoraba el porqué de su actitud de viciosa feliz. Pilar permanecía estática viendo como el auto de Eduardo se alejaba por la ancha venida y preguntándose a donde iba o si lo volvería a ver.

-Llegas tarde-saludó Guillermo, cuando Eduardo entró a las oficinas del lugar.
El mobiliario moderno daba la apariencia de ser el estudio de alguien importante. Incluso había libros que Guillermo decía " eran infaltables en estas reuniones de clase", esas frases intentaban herir a un Eduardo por demás ignorante de todo lo que no fuera seguir con el pellejo íntegro y ambos hombres lo sabían.

-Almerón envío por fin el video- dijo Eduardo mientras se sentaba en uno de los sillones.
- Y bien?
- El objetivo no es difícil, pero llevará tiempo
-Parece que no estás muy convencido, July...perdón Eduardo- rectificó viendo que no había lugar a bromas cuando Eduardo tría esa cara de muerto en vida.
-Podemos hacerlo, pero no en el tiempo previsto. Corremos el riesgo de hacer las cosas mal
-Debiste pensar en eso, antes de darle vuelta al gringo...- reclamó Guillermo, parándose frente al ventanal enorme y corriendo las persianas. - Ahora hay que aceptar lo que haya.
- Almerón nos envia solo objetivos políticos, demasiado riesgo y poco dinero, asi solo nos vamos endeudando mas con Montes
-No te quejes ahora, Almerón es el único que nos queda dentro de la organización, si el se nos voltea volveremos a los encarguitos chicos
-Esos encarguitos, nos mantenían a flote sin problemas hasta ...
-Hasta que Andrea te metió en la cabeza esas ideas absurdas...
Eduardo se levantó molesto. Andrea era su punto frágil ante el resto y tendría que vivir con el reclamo de Guillermo eternamente sino la lograba encontrar antes que ellos
-Hemos vivido bastante bien, no te quejes- replicó con algo de cinismo Eduardo, jugando con el péndulo cromado que reposaba en el escritorio.
-Si...pero no se me antoja morir tan rápido- dijo Guillermo deteniéndole la mano- Compadre...se que lo de Andrea te afectó mucho, pero no te vas a dejar matar por ella no? Ahora mas que nunca te necesitamos vivo.

Eduardo permaneció callado. Podía sentir el odio de Guillermo cayendo sobre el como un aguacero imparable. Andrea era la culpable de todo lo que había pasado en esos cuatro años entre ellos, de la asociación con Montes, de la división del grupo. Tal vez eran cosas que tenían que ocurrir hace mucho, pero la presencia de Andrea había sido el detonante para todo loq ue vino luego.
Eduardo cogió el sobre de manila con el video y se lo arrojó a las manos.

-Toma, mira por ti mismo- añadió- Ese es nuestro objetivo, demasiada seguridad de por medio.
Guillermo sacó el video y se dispuso a verlo, mientras Eduardo cogía el sobre de manila aun perfumado de Pilar, arrugandolo entre las manos.
-Cálmate Eduardo, imposible conseguir otro objetivo antes del plazo. Tenemos el timón ahora, solo hay que conducir con calma y salimos de ésta ¿ O tienes otro objetivo en mente?- añadió volviéndose hacia el
- Tal vez si...- murmuró con misterio Eduardo mientras se apoyaba en la pared.

Pilar se pasó una luz roja de camino a casa. Conducía como alucinada, eran casi las 8 de la noche, la hora de su habitual charla muda con Eduardo y el trabajo retrasado habia hecho que se quedara mas de lo debido en la fiscalia. Al llegar no quiso ni siquiera bañarse. Esperó en la terraza a que el se apareciera con su cigarrillo habitual y poder verlo aunque sea a traves de las plantas artificiales. Cuando dieron las 10 :30 de la noche y tras repetidas salidas a la terraza sin lograr ver a Eduardo por ningun lado, Pilar cayó en la cuenta de que la frase de su vecino la noche anterior solo habia sido malinterpretada por ella. Que el pedido de canción, era solo otro juego de palabras que los hombres utilizan sin simbolismos de por medio.
Carajo! siempre terminaba interpretando mal todo!- se maldijo Pilar.

Abrió una botella de vino nueva y con algo de dolor por la dignidad herida, se quitó lentamente la ropa y entró en la tina tibia. Necesitaba sacarse a ese hombre de la cabeza, la estaba volviendo loca. En 24 horas había ocurrido lo que en seis meses alli no había pasado, demasiados eventos. Demasiadas palabras de Eduardo dando vueltas por su mente. Hacía mucho tiempo que Pilar no tenía contacto con un hombre de su mismo ambiente o nivel social y no tenía idea de que hacer o decir. Cada palabra dicha la sentía boba e insuficiente, definitivamente era mas facil cuando iba a otro país y le decía directamente a un hombre su necesidad de sexo y este la complacía sin preambulos. Pero ahora era diferente, ya no era solo sexo lo que quería de Eduardo, eran cosas menos físicas y esas cosas tomaban tiempo, un tiempo que para Pilar pasaba demasiado lento.
Maldito cabrón!- se dijo para si, antes de quedarse dormida en la tina perfumada.

El timbre la despertó casi una hora mas tarde y Pilar cayó en la cuenta que se había bebido media botella de vino ella sola y que el agua de la tina ya estaba fría. Con los dedos arrugados por la humedad, Pilar cogió la bata de baño y caminó entre tumbos a la puerta. Se sentía ebria y feliz, ¿ quien podia pensar en ese asexuado de Eduardo Glez si tenia a Joao Gilberto cantando a sus oidos "desafinado" en versión acústica?
Wow, el vino era lo mejor que se habia inventado- pensaba Pilar mientras se acercaba a la puerta cantando con su mal portugués aquella canción que tantas veces antes la habia hecho sentir bien
...Meu comportamento de anti-musical/Eu mesmo mentindo devo argumentar/Que isto é bossa-nova, isto é muito natural/O que você não sabe nem sequer pressente/É que os desafinados também têm um coração...
Estaba ebria, con la bata a medio cerrar y decidida a mandar el amor al carajo, por haberle jodido la vida tantas veces antes. Pero nada, ni aun los vapores del vino la prepararian para aquella visión espectral ante sus ojos.

En su puerta y mas ojeroso y mudo que siempre estaba Eduardo Glez.

lunes, abril 17, 2006

Migajas


Eso que el llamaba casualidad yo lo llamo destino. Lo que el llamaba azar para mi era el camino. Ignorante de todo tipo de simbolismo, el olvidaba que yo vivía de las migajas que caian de su mantel lleno, que yo podía alimentarme de esos pequeños gestos, de ademanes invisibles que yo interpretaba como dedicados a mi y que podía dedicar mi vida a solo eso, a lo que sobraba de su festin de rostros y formas bellas, de personas interesantes o simplemente visibles.

Yo esperaba afuera sin llamar a la puerta, porque eso que el llamaba casualidad, era la carne de la que yo comía, era la piel que yo podía razgar y hacerla mia. Eso que el llamaba azar, para mi era simplemente destino y me quedaba sentada esperando a que el abriera la puerta y me dejara entrar con todos mis locos pensamientos, con todo y mis 23 horas con ganas de morirme y la hora de diaria de felicidad completa.

El ignoraba, como ignora ahora, que yo ya me he cansado de tocar las puertas, de espiar por las ventanas y esperar un momento propicio para ingresar con todos mis canes y ponerme a su orden, con la boca ensalivada de verdades brutales y el alma depilada temporalmente de eso que ya habían probado otros: Mi amarga soledad, esa que asusta como algo contagioso a la gente feliz.

Eso que el llama casualidad, es lo que yo bebo a diario. Casualidad de vernos a distancia, de hablarnos como viejos conocidos, de ver como ha amado a otras antes que yo, fantasmas que mantienen ocupado su corazon ya endurecido, fantasmas tras los cuales va en su festín diario de amores entregados, de amores derrotados a el y por el. Porque son migajas sus sonrisas a otras, su adoración a otras mujeres, su poesia, su cancion extraña que aun murmura a mi oido. De esas migajas yo he vivido.

Yo sigo esperando afuera, no volvere a tocar a la puerta, ni a forzar la cerradura. Porque yo vivo de esas migajas que para el son casualidad y para mi son destino. No pido nada mas, me sentare a su puerta y sere feliz con esas migajas...porque eso que el llama azar, yo lo llamo camino.

Regreso a San Juan y todos los por qué

Lo último que escuché antes de girar la cabeza, fueron las ruedas del auto acelerando en el asfalto y alejándose de mi a toda marcha. Me aca...