viernes, diciembre 01, 2006

Adivina donde estoy?

Valñe 7 soles la hora y me muero de sueño.

Aaaaaaaaaaaaaah

y tengo tanto tiempo para pensar en mi misma y en la soledad de los otros, que me he vuelto aun mas necia.

Bueno,

Nos vemos en unas semanas.


Besos

martes, noviembre 28, 2006

Ya no quiero que me digas buena,
a veces cansa.
Hoy estuve escribiendo cosas, que parecian poemas.
No lo son.

Pero ya sabes, la gente etiqueta como poesia
a todo lo que suena raro o termina en lineas chiquitas.

Hoy estoy escribiendo como en viernes
( sabes lo que eso significa, verdad?)

Los viernes solia escribir en segunda persona, te tuteaba, jugaba contigo. te provocaba...te contaba cosas...Los viernes...extraño los viernes, pero ya lo sabes. Tu sabes porque extraño los viernes, pues te lo he contado muchas veces. Los viernes yo solía llegar a un aeropuerto o conocer a personas raras, incluso seudo escritores...incluso artistas...Ninguno famoso por supuesto, ninguno del que puedas jactarte de conocer.

A lo sumo gente a la que se ha mencionado en algun artículo de revista. Pero no son famosos.
Algun dia tal vez lo sean y yo en ese futuro, seré como una Frida Khalo, pero sin cejas, sin arte, con piernas completas...Seré una mujer de la que todos hablen porque dirán que hizo algo, aunque yo no sepa que hice.

Ese es el quid del asunto ¿te has dado cuenta?


-----------------
Me agrada escribir como si fuera viernes.
Me siento cerquita de ti, bien, bien cerquita, no me importa que pienses que estoy loca,
chiflada, tronada,
que soy un tiro al aire,
los viernes te cuento todo y ya no me da miedo,
confesar lo que siento,
lo que me ha pasado,
ya no necesito hablar como en los cuentos
siempre en tercera persona.

Por eso me agrada Vallejo, manda a la mierda a todos los que escriben en tercera persona y jura que no leeria una novela jamás. En eso si no puedo darle la razón,
a mi me gusta leer.

Mucho,
yo viviria leyendo...Pero solo aquello impreso o atrapante,
yo solo leo a esa gente que me hace soñar despierta.

-------------------

Ayer fui a ver librerias con A. y !adivina!

hallé ese libro que no encontraba hace mucho porque no memoricé el nombre, aunque lo lei hasta la mitad....¿Cuál? Bueno, es el de Kenzaburo Oé, ese de "Dinos como sobrevir a nuestra locura", ese que habla del hombre gordo que cae al foso helado...ese, ese...me encanta...
Estaba tan contenta que pensé que hallaría el segundo libro que mas me ha interesado y del cual tampoco recuerdo el nombre...Ese, el de una mujer que a los 40 años, llega a un parque y se da cuenta que no ha hecho nada, que su vida es vacia, que la depresion la absorbe, en tremendas espirales...Creo que se titulaba asi, algo con espirales...pero no recuerdo más, lo encontré en Chile, en el tercer estante de una libreria chiquitita, pero me faltaban 10 mil pesos para comprarlo;
es que ese era original...yo compro pocos libros originales, casi ninguno...
porque soy pobre...mas bien...tacaña...asi que prefiero comprarle un montón de libros a los piratas...Si, a los piratas, esos que democratizan la cultura, vendiendo a precios ínfimos.

Bueno, no lo hallé. Pero por la tarde, después de salir con J- M, ( ya te contaré como fue ese encuentro, seguro que no me la crees) fuimos a buscar libros para su hija.


¡Que envidia! Le compraba a la niña libros hermosos, a sus ex, agendas de tango, para él veia fotografía y yo alli...privada en la libreria, como si estuviera en una tienda de dulces y yo fuera una diabética a punto del coma, prohibida de todo confite...Hasta que lo hallé,

hallé el tercer libro que siempre había querido en mi vida...Era el Diccionario de las criaturas que jamás existieron...Era como un atlas, hermoso, a colores...pero...No era como yo imaginaba, parecía un libro como para regalarselo a Dragón o esos chicos que escriben ese tipo de cosas...No sé...me quedé triste.

Entonces J-M hizo algo que no pensé, me adelantó mi regalo de cumpleaños

(sabes que el 05 es mi cuimpleaños real , verdad? ) bueno, me dijo, Elige un libro...Y yo...yo no sabía, estaban tantos y tantos...pero me acordé de Kenzaburo...y no estaba su libro, asi que me acordé de Kawabata y ya...ese si estaba....Mi primer regalo de cumpleaños antes de empezar Diciembre es LO BELLO Y LO TRISTE... de Kawabata....estoy feliz...aunque tengo miedo, miedo de que me guste demasiado y luego ya no vuelva a estudiar ni a leer medicina.

----------------


Ayer me dio migraña,
ya sabes, los malos horarios de comida, el estres de estar en librerias y ver tantos y tantos y tantos libros...El calor de Lima, ir a ver a J_M....

Iba a escribir un post de eso, pero no...te lo cuento ya mismo,
J- M es uno de mis lectores de otras latitudes y llegó al Perú por cosas que ni a ti ni a mi nos importan, pero bueno, ayer tomamos el cafecito de media tarde, que en verdad fue una coca cola helada y me vio por primera vez la cara...jaja... Ya habiamos hablado largas horas antes, pero imagina su reaccion al verme, por supuesto no pudo evitar decirme, que no parecia ser la persona dura que escribia el blog.
¿quien?- le dije- ¿Yo? es que a mi la mayoria me imagina desnuda y con Martillo y me rei,

pero él me decia que no, que era mas dulce, mas accesible, mas normal, etc...
Me jode, me jode que todos me vean dulce.
Mi cara no va con lo que pienso, debi tener el rostro zanjado, el cuerpo maltrecho, algo que reflejara como he estado por dentro, los meses anteriores.
En fin,
¡adivina que me dijo!

Presentame a tu tia...¿A quien?....A tu tia...la que escribe el blog....

Y yo me morí de risa, porque en verdad la necia que se presentó al Café Haití ayer, parecia una niña buena incapaz de escribir nada...Probablemente asi soy...Por eso digo, que yo escribo como hombre, solo cuando alguien mas se apodera de mis dedos, yo puedo escribir bien.


Cuando soy solo yo, escribo como tu, hasta las huevas.

--------------------

Ahora voy a escribir harto, asi que tenme paciencia.

Hace poco me escribió un hombre cuarenton una carta larguisima, que solo lei una vez, en la que me decia que yo era muy desordenada para escribir...jaja...Que dejara de escribir como Laura y que iniciara otro blog como yo misma.
Esta gente piensa que yo finjo...pero en fin...¿que puede saber alguien que solo me lee de vez en cuando?

probablemente cada quien tenga una imagen mental de mi, por esas razones unos me dejan de leer y otros me leen ávidamente y se hacen lectores habituales...Una pena, porque si me leyeran solo por leer, entonces no habría sesgo.

Aunque ¿quién sabe?

Si me tomara un cafe con cada persona que me lee, a lo mejor ya nadie mas haría comentarios tontos...A lo mejor la gente ya no entenderia lo que quiero decir, porque diria:

Esa chica escribe solo para llamar la atencion, alguien tan inocente, no puede pensar ni decir cosas tan duras...
Por eso, solo me tomo cafe con los amigos, o coca colas...o agua helada con harto hielo. Por eso, que esta vez en Lima, no llame a nadie, a ningun "amigo", he estado solita y saliendo con A. pero mas nada. Como te dije, no vine a divertirme, ni a visitar a la familia. Vine por otras vainas...un poco más aburridas que a ti no te importan y a mi tampoco.

----------------------------------


Dicen....que me voy a Bs Aires...Dicen, porque no he visto el boleto, aunque si la reservacion que dice que ya esta pagada...no sé el viernes, de nuevo en el aeropuerto,
supongo que me quedare toda la noche y la madrugada y tendre muuuuuuuuucho sobre que pensar...Ojala hubiera alguien de quien despedirse. Pero
¿sabes?
ya estoy acostumbrada a irme y llegar sin que nadie me recoja, ni me vaya a despedir, aunque de todos modos, es algo triste.

A. mi querido amigo, no irá, estará tomando fotos por algun lugar del Perú, mientars yo me voy...que miedo...no sé porque tengo miedo...pero a veces me da ese desequilibrio
y ese sentir de que pierdo piso y me falta aire,
que necesito abrazar urgentemente a alguien,

porque me muero,
de pronto me da la idea de que me estoy muriendo.


-------------


Hoy estuve en el Jockey, almorcé sola como siempre. Observo mucho a la gente, de vez en cuando encuentro algun personaje. Otras veces me dan asco, especialmente las viejas.

Odio a las viejas que tienen 50 y se ajustan el culo como si fueran quinceañeras,
solo porque van a clases de gimnasia o que se visten de mezclilla o que hablan ruidosamente en lols cafés y que fuman.

Odio a las viejas.

Mi madre tiene casi 60 años y es una dama muy linda, es amable, gentil, no viste como vieja pesada, ni formal,

se pone ropa deportiva como para ir de compras o al campo y siempre tiene una palabra amable, es grato abrazarla y decirle que la quiero. Su voz es baja, nunca ha fumado y es todo lo que yo hubiera querido ser: Una mujer que no hace escándalo, fácil de querer, buena madre. Buena Hija.
Mi madre es la mujer mas bella del mundo. Pero yo sali a mi padre.


-----------------

Hay ropa muy bonita en las tiendas...hay varias cosas que quisiera comprar, pero sabes? Aca en Lima no interesa, todos se visten feo. No hablo de la clase high, hablo de la gente normal, como nosotros, visten feo, nos aben combinar nada. Y eso que tienen ropa barta para comprar, pero igual...Es como ropa de guerra. En Lima todos se visten como para la guerra, porque en las calles te jalonean para quitarte el bolso, en los buses la gente empuja, en las combis te apretan, en la mañana hace frio y al medio dia calor insoportable. La gente no se viste bien, porque no son tan petulantes como en otros lados, en que se es pura apariencia...Pero no te creas...Acá también la gente es pura apariencia, anda a la defensiva, es casi violenta, como si nadie pusiera pisarlos,

por cualquier cosa reaccionan, igual que en cualquier capital, creo, pero aquí...es diferente...la gente anda reactiva, para no dejarse engañar...por eso aparentan....Aparentan ser mas fuertes de lo que son...Aparentan ser duros...pero igual se mueren,
todo los dias en Lima, un inocente se muere.


----------------------

Bueno, no es viernes, pero como si lo fuera. Todas las noches, siento la brisa del mar cuando regreso a casa. Quisiera vivir en una casa de playa , con una libreria gigante y helados siempre en la heladera. Quisiera la musica que me gusta y la musica que a ti te gusta. Es decir, yo no sé mucho de libros, música, de nada, pero queiro saber mas.


Quisiera que A. me tome fotos de mi rostro, ya no de mi cuerpo. Y quisiera recibir mas cartas de Rafa. Tambien ir de paseo en bicicleta y tener alguien que me acompañe hasta un minuto antes de tomar mi avión. Quisiera que hombres como J_ M pudieran quedarse a vivir en su país para siempre y no tener que emigrar, para vivir mejor.
Quisiera ser feliz...pero estoy mintiendo.

Mi único deseo real es No hacer jamás hacer sufrir a mis padres...Eso entraña toda mi felicidad,
quisera evitarles cualquier dolor, sobre mi vida, o si algun dia enfermo, o si me muero...O si elijo mal...quisiera que no sufrieran por mi...Los amo tanto, ellos son als unicas personas que se merecen el esfuerzo de seguir viva y hacer las cosas bien.

Los hombres se van, los amigos desaparecen,
solo el amor de los padres perdura, te hace fuerte, te permite no dudar
y seguir en pie, siempre.



Besos, para ti y para la gente que leyó estas líneas, a algunos ya los conozco.



Poemas de un Asesino

Y abri tu piel para buscarte dentro,
pero no estabas,
zanjé tu rostro con mis manos abiertas,
buscando el rostro que yo habia conocido,
mas no estabas,
abri cada poro magico de tu piel nevada,
pero no te encontre.
No te hallé en ningun lugar conocido,
de los que tuviera recuerdo,
bajo tus cabellos desgreñados,
en la sombra que hace tu menton
sobre tu cuello,
en el hoyo de tu ombligo,
en todas las partes que he amado,
mas no estabas.
Te abri la piel y ya no estabas,
abri cada cavidad,
cada músculo deshilachado,
cada capa material que te cubriera
que te ocultara de mi,
me volvi un asesino.
.
.
.
Pero ese día tampoco te encontré.
Y olvidé pregntarle a la arena,
al mar que nos había protegido,
a la ciudad que nos habia visto pasar,
en donde era que te habias ocultado,
en que parte de este mundo
habias decidido desparecer.
.
.
.
.
Tu mujer,
a la que ame con locura,
con dolor y con ternura,
a la que ame con celos,
con vicios,
con malos deseos,
a ti mujer,
que me dijiste que me querias
todas las veces que en verdad callaste,
a la que seca los labios cuando besa,
a mitad del orgasmo de tenerme,
prisionero entre sus piernas
y su alma.
.
.
.
A ti mujer,
a la que he amado,
odiado,
e intentado
olvidar tantas veces,
que ya ni recuerdos tengo.
.
.
.
.
.
Te busqué
bajo la piel que he besado,
en el capullo de tus labios virgenes,
en la enredadera de tu cabellera salvaje,
bajo ese pecho
que ya no se agita por nadie,
te busque como un truhan,
como un cínico,
un pobre loco
que busca en un cuerpo,
el alma que voló ya para siempre.
.
.
.
Rompí tu cuerpo,
cada vértebra,
zanjé tu rostro,
cada poro,
abri tu piel,
de azucar glaceada,
pero no estabas.
.
.
.
.
Cada retazo de ti,
cada palabra,
cada recuerdo,
lo he repasado mil veces
con mis dedos y mi boca,
pero ya no estabas.
.
.
.
Y me torné un criminal,
pero tu cuerpo ya estaba muerto,
murió el día en que voló tu alma,
y se ocultó al fondo del mar,
para dejarme asi,
loco,
confundido,
solo,
para que me llamen asesino,
de ti
la única mujer
que había amado,
la única,
la única.

lunes, noviembre 27, 2006

Dicen "Que la tengo Clara"

- Se nota que vos sos una mujer que la tenes bien clara- me dijo el hombre con el que hablaba distraídamente en medio de la plaza.

Lo había conocido cuando llegue al terminal de buses y habíamos estado esperando que aclare el día, mientras conversábamos de nuestras vidas. Yo le conté a grandes rasgos la mía y fue cuando dijo esa frase que ayer recordé como en un sueño.

Tenerla clara… ¿Realmente la tenia? Había mañanas en que me despertaba y no sabia que pasaría ese día. Tardes en que me desesperaba pensando que al entrar el sol detrás del mar, se acaba otro día lleno de oportunidades perdidas. Había noches en que me acostaba y me sentía frustrada y sin saber como había pasado tanto tiempo sin hacer realmente nada, excepto escribir y escribir, como si con eso pudiera valerme en este mundo.

Tenerla clara para aquel hombre, era no quedarme con nadie, saber distinguir entre sexo, amor, ilusión, porque a las finales yo nunca me quedaba con nadie. Todo lo asumía como un espejismo pasajero, en donde quien se la cree pierde. En verdad yo no la tenia clara, había sido el destino. Me había llevado a cruzarme con hombres que no valían un suspiro sostenido o con tipos inseguros de si mismos, o de que querían en este mundo. Hubo veces que yo me ilusione hasta querer echarlo todo por la borda, pero a los 5 minutos despertaba dándome cuenta, que no valía perder tanto por gente que ofrecía tan poco.

Ese era el quid del asunto, gente sin mucho que ofrecer. A veces eran cosas económicas, pero en la mayoría de veces siempre fue estrechez de corazón. Gente capaz de encenderse como una luz de bengala en un par de minutos, pero que se paga realmente y se queda chamuscada para ir directo al basurero. Cuanta gente había parecido quererme, desearme, amarme, como poéticamente lo llamaban, pero no pasaban minutos, antes que me diera cuenta que eran niños jugando a mayores con promesas y juramentos que les quedaban demasiado grandes.

Yo no la tuve clara muchas veces, me ilusione igual o mas de los que parecían interesados, pero al poco tiempo había algo que me hacia desistir, que me hacia darme cuenta que no era justo que yo diera el 100% a una relación, en la que el otro ponía siempre menos del 50%, como si eso fuera negociable. Entonces, escapaba, me zafaba, me frustraba. Esos días parecía tenerla clara: me quedaría siempre sola, porque nadie valía la pena.

Ante ese cordobés que me decía que yo parecía una mujer segura e inteligente, yo sonreía tristemente, pensando que se equivocaba. Solo había tenido alguna suerte, par no embarazarme de algún hijueputa, como algunas de mis amigas o no haberme casado, terminado la universidad. Solo era cuestión de suerte, que el único hombre capaz de hacerme volar por los aires, me estaba vedado y que estos dos años, hubieran servido como entrenamiento para la vida real, una prueba al vacío, donde había podido cruzarme con la mayoría de tipos por los cuales no apostaría, mas que a una relación meramente física o por una mistad fraternal.


Hace algunos meses, vi a una de mis compañeras de colegio. Estaba obesa, probablemente embarazada y caminaba de la mano de dos crios a los que se les caían los mocos. Quise saludarla, pero ella cruzaba la pista con una mirada al vacío, como de quien no espera nada y me di cuenta que era inútil, tratar de recordarle que alguna vez estudiamos en el mismo colegio, para chiquillas con gran futuro.

Ya hace algunos años, alguien me dijo que se había conseguido un novio pegalón con el que comenzó a vivir casi de inmediato, para que le pagara los gastos. Pero no imagine que se llenaría de hijos en solo 5 años. ¿Que le había pasado? ¿Qué había evitado que yo terminara igual?

¿Acaso las dos no fuimos de las mas tontas de las clases, de esas que terminan secundaria sin haber sido besadas por nadie y que viven creyendo en ese amor idealizado que se da en las telenovelas, en el romance, en los hombres?

Cada vez que creí enamorarme, jamás pensé en formar una familia o tener hijos con tipos que no me pudieran ofrecer nada. La verdad, jamás ‘pense en tener hijos, antes de cumplir mi propio plan de vida. ¿Eso era tenerla clara? ¿Qué hubiera pasado si me tocaba uno de esos pegalones que no te sueltan ni a sol ni a sombra? ¿O si hubiera cometido la tontera de querer formar una familia con alguien que solo conociera un par de semanas?


Siempre me había escapado a tiempo, pero a veces dudaba si la próxima vez tendría tanta suerte. Siempre debía poner los pies en la tierra cuando el otro perdía la perspectiva. Y si yo perdía e rumbo, siempre había alguien que me diera el portazo en la cara, diciéndome que lo que sentía no era amor.

No se si la tuve clara, todas esas veces. Quisiera darle la razón al cordobés ese y decirle. Si, soy la mujer inteligente y segura que parece que soy…pero a veces creo que todo, solo fue cuestión de suerte, para no volver a enamorarme.



Regreso a San Juan y todos los por qué

Lo último que escuché antes de girar la cabeza, fueron las ruedas del auto acelerando en el asfalto y alejándose de mi a toda marcha. Me aca...