Entradas

Mostrando las entradas de noviembre 9, 2008

Espejismos de retorno a casa

Lima tiene un clima raro. A veces en medio de la vorágine de movilizarme de un lugar a otro, la termino confundiendo con otra ciudad. Cualquier otra, a veces totalmente surrealista con su neblina eterna y su cielo color panzeburro; es entonces que comienzo a ver con extrañeza las ventanas de los pisos superiores, las cornisas gastadas, los balcones en herrumbre albergando fantasmas de otra gente.

Pasa que miro y de pronto la ciudad es simplemente otra. A veces, una ciudad inexistente, que sirve de escenario a mis pequeños dramas personales, un escenario gris por supuesto, con la única finalidad de que brillen un poco las historias que me ocurren. Lima, una ciudad que debería tener aroma de fruta pero que usualmente no huele más que a la descomposición de todas sus glorias muertas.

Hoy por ejemplo al volver a media tarde con ese sol que no es ni fu ni fa, con ese airecito que ya dejó de ser frío, con esas nubes que se despedazan con timidez en las puntas de los edificios, en esas call…

El Blog

Imagen
Hoy vi mi nombre por ahí agregado a una frase que decía relatos y literatura.
¡Qué mentira mas grande!- pensé yo- ¡Qué publicidad mas engañosa!
De 100 cosas que escriba, apenas si serán 2 algo de relatos y cuentos, cero literatura.

Hace tiempo, cuando empecé a escribir me generaba la misma molestia ver un cuento mío publicado cibernéticamentre y que al lado figurara la etiqueta: Blog Personal. Me sentía tan estúpida, tan poquita cosa, escribiendo aquellas tonteras.

Etiquetas, pues. Sólo publicidad engañosa.

A estas alturas de mi vida probablemente mi etiqueta sería que escribo Relatos Personales, eso sería lo mas cercano a lo que hago, cuando estoy sola y lleno esta página en blanco. Cuando quiero ejercitar los dedos, desaguar la mente, ahorrarme el psicoanálisis, dejar las pastillas, purgar culpas, olvidar la migraña. Eso pues, nada más.


Hoy vi mi nombre ligado a un recuerdo, mi imagen diluyéndose en colores y música de la que ya no guardo registro. Hoy vi mi nombre ahogado en esa mancha…

La Chica Migraña escribe

Estoy en un estado posmigrañoso, en el que mi mente y mi cuerpo se hallan agotados y a la intemperie.
Danger! No cruzar la línea.

........................

No sé a qué se deba mi migraña de esta mañana, si todos estos días han sido de una felicidad perfecta, si he estado alegre, divertida, hablando hasta por los codos. Si he gozado de una felicidad que ya parece irracional y sospechosa en mi habitual modo de vivir la vida. La felicidad que he experimentados estos días, no tiene culpable, comenzó el domingo y aun desconozco la causa. Simplemente el domingo desperté y todo estaba anormalmente positivo, todo parecía ser causa para sonreír y festejar. Es extraño. Ésta felicidad me toma por sorpresa porque llega a ser tan perfecta que en otro día que estuviera mas acuciosa y sin los efectos de los sedantes, tal vez tomaría por Felicidad Sospechosa.

Decía que me desperté con migraña, pero la verdad, es que fue ella quien me despertó hoy. La sentí como un dolor súbito e intenso, muy parecido al …

Domingo en una servilleta

Imagen
La clave sería entonces buena música. Algo fuerte con qué despertar y sentirse viva. Para mí hoy será Soda Stereo en concierto. Ya no más música en inglés. No jazz. No Calamaro (aunque con Fitipaldis, no estaba tan mal).No Winehouse. Hoy solo Soda, como en los inicios. ............




Es domigo, envío mi sonda espacial, mi mensaje en una botella al inicio de un domingo cualquiera. No cualquiera, bastante soleada. La temperatura: Ideal. Iluminación: Adecuada. Personaje: Chica Drama, én el momento preciso de Reinventarse. Estado anímico: El de siempre, pero con más esperanza. ¿En qué? No lo sé. Por eso la tengo, pues. Que me queda sino creer en lo que no veo, en lo que no toco? Es un asunto de fé. O de locura...¿Cuál es la diferencia? ............
Es domingo, el clima me recuerda a mi llegada a Bs.As. Había un día claro y una brisa fresca similar. Había árboles por todas partes. Gente hablando raro. Había medias lunas y café humeante. Había la esperanza de que él no llegara con 2 horas de retraso. Había mie…