sábado, diciembre 31, 2005

Viaje a Chile ( parte1)

La primera vez que viaje a Santiago de Chile, era aun una estudiante con cara de menor de edad, que aun no sabia como maquillarse ni como depilarse, era en resumidas cuentas un desastre.

Tenia que tomar un vuelo nacional Arica-Santiago, que ya habia sido reservado con anterioridad, asi que tuve que cruzar la frontera a pie y con maleta. Pensé que seria un desastre, con el racismo imperante por alli en esos dias de la primera oleada de peruanos inmigrantes. Yo iba como turista, pero digamos que una mujer peruana en edad fértil, cruzando una frontera, no es digna de confiar. Mi cuñado chileno se habia preparado con anterioridad y habia movido sus contactos e influencias para que no me ocurriera ningun percance. Cuando llegué a la garita de paso, la cola ya era larga y el calor de febrero se hacia sentir en la sequedad del desierto.

De pronto oi mi nombre y fui sacada de mi ultimo lugar en la cola, ante la envidia de todos los demás. Yo estaba temblando. Me hicieron entrar en la elegante oficina de migraciones y un hombre de maneras amables con el acento característico del pais me preguntó, si yo era la del nombre búlgaro, sonreí avergonzada, conocedora de la burla que le hacen en Chile a los peruanos con nombres extranjeros. Si, fue la timida respuesta. Me preguntó que estudiaba, porqué viajaba a Chile y otras tonteras. Tu cuñado nos llamó de Santiago, queria asegurarse que no tuvieras problemas. Y comenzó a bromear, le quitó la guitarra a una peruana que estaba por alli y se puso a tocar Let it be, ante el resto de la oficina, ante las burlas de todos, bien desafinado el tipo, pero le agradeci mentalmente el detalle, de hacerme ver que no todos los chilenos son unos petulantes de mierda, como creía hasta ese momento. Llegué al aeropuerto, con mi vestido azul de gasa y la transpiración en el rostro. Abordé mi primer avion sola e intente relajarme. Mi compañero de asiento se bajaba en Iquique, era guapo y de maneras educadas como la mayoria de gente en ese país. También coqueto, hablamos un rato y se lamentó de no ir él también hasta Santiago, para hacerme compañía. Breve anotación mental: Todos los chilenos son unos ofrecidos.
Las tres horas de viaje fueron interminables, mirando el mar y las lucesitas de los pueblos costeros. Al llegar me recibió el viento frio del aeropuerto vacio. Mi primera comida en tierra mapoche fue chifa…bueno chifa no, !fue la peor comida china que he probado en mi vida! con una sasón extraña y unos nombres que no correspondian a los peruanos, no habia "arroz chaufa", ni " pato con tamarindo" ...Dios, fue un sacrilegio probar esos sabores trucados.

Lo siguiente de " mi viaje turistico" fue quedarme en casa a comer melón relleno con helado de fresa y sandia helada con plato y cuchara. No habia nadie para sacarme a pasear, en la tarde hacia tanto calor en la casa, que yo pensaba que si llegaba a salir a la calle me derreteria. La vida se me pasaba en la piscina o mirando televisión, hasta el dia que me revelé contra mi destino de peruanita alojada en casa extraña y le dije a mi hermana que me iba sola. No sabia bien a donde, pero me iba. Conoceria el centro, no podia ser peor que aquí, me dije. Asi que me subi en uno de esos buses enormes y amarillos parecidos a Enatru, que dan envidia por la limpieza y me dirigi en mi viaje de 45 minutos al centro de la ciudad. Comi en un restaurante de por alli y cuando me termine de limpiar la boca, cai en la cuenta que no habia llevado dinero…ups! Pequeño gran detalle, eso me pasa por impulsiva…Sudaba sangre, ¿ que carajo iba a hacer en un pais extranho y sin un cobre en el bolsillo? ¿ alguien me creeria q me habia olvidado el dinero, por cambiarme de pantalón? Pense en empeñar mi reloj, mientras le rezaba al " tatito" que los chilenos no tomaran mi super reloj como una baratija. Fui al baño( Siempre voy al baño cuando necesito pensar) al bajarme el pantalón, cayeron algunas monedas, increíblemente, sumaban la cantidad exacta para pagar el tallarin desabrido que habia comido. Soy una atea a la que le suceden milagros, no cabia duda.

Ya en la calle y con la tranquilidad de que no me podrian robar nada, descubri que en ese pais una morocha no pasa desapercibida como aqui y que los chilenos no pierden oportunidad. Cuando caminas en un pais como el nuestro, los hombres se desviven diciendo tonterias y silbando , pero eso solo ocurre si hay un grupo suficiente de hombres alrededor. Un hombre solo jamas te dice nada, te mira y baja la mirada" se hace el rico". Alla son algo desfachatados, te miran , te devuelven la mirada, te saludan, se presentan, te invitan el cafe y etc de cosas que aca serian mal vistas por el gremio masculino.

Es que eres un tipo de mujer exótico aqui, decian los que me conocian. Yo los miraba asombrada, descubriendo que la historia del patito feo podia ser cierta.

Deja vú

Ella no lo habia visto antes, pero ya habia soñado con el un par de veces ese año. En realidad jamas se habían tocado, pero ya se habian hecho el amor tantas veces aun antes de cruzar palabras, que cuando se volvieron a encontrar el espacio mutuo resulto un lugar breve entre la realidad y el sueño.
Durante el camino hasta su casa habian bromeado y peleado por partes iguales. Habian hablado de todo, con ese nerviosismo paralanchin que evita cualquier toque de profundidad. Ella habia tomado ya 3 helados de chirimoya y el fumado media cajetilla de cigarrillos, cuando llegaron ante la puerta y comenzo a hacerse el silencio. Finalmente estaban solos y la intimidad se hizo cómplice. La miró a los ojos y ella no esquivó la afrenta a tiempo, se sonrojó y bajó los ojos. temblaban como niños, sin atreverse a dar el primer paso cuando el la atrajo hacia si y la comenzó a besar. Se besaron larga y suavemente por minutos que parecieron horas, rememorando los labios del otro como en un sueño. Latían a la vez ambos cuerpos buscando abrigo respirando uno el oxígeno del otro, ahogandose en ese sueño que comenzaba a tomar forma. Tomó el lazo que ataba su tapado y lo deslizo hasta quitarselo. Ella se dejó desvestir. En la habitación de penumbra, fue desnudada poco a poco por las manos de el que cada minuto se volvia mas hombre y menos fantasma. Sus yemas rozaron los senos de ella, sobre el sujetador de seda negra y sintieron su estremecimiento de niña. La beso de nuevo y sus besos corrieron detras de las orejas, al cuello y los labios. Ya era suya desde mucho antes, pero por primera vez podia sentir los nervios de ella al descubierto en ese cortocircuito que encendía su piel de fuego.Ella lo abrazaba con miedo, frotaba su torso y su espalda con ambas manitas; lo besaba por detras de los labios y se dejaba tocar po el. Nunca fue una virgen tan dócil, como esa mujer arisca que ahora se entregaba a su propio deseo. Le tocó los muslos canelas, le subió la falda de mezclilla. Rozó su humedad que incendiaba sus dedos y la mantuvo asi suspendida en el deseo de tenerlo y no tenerlo. Se desnudaron juntos y sin prisa, como todas las veces antes. Y se acostaron mirando en el techo las nubes que pasaban sobre ellos, cuando la habitación se volvió color vainilla y las sábanas fueron de flores. Su cabello volvía a rodearlo como en el sueño, sus piernas lo abrazaban como antes y el se introduciá en su ser, sin un ápice de miedo. El camino era conocido, solo tenia que cerrar los ojos, para hallar el sendero hacia su alma. Sus manos se le metieron bajo la piel y la recorrió entera, la besó con pasión y ella lo besó a él, entregándose como en una primera vez. Se amaron y gimieron. Hicieron silencio y luego sollozaron, gritaron y callaron...lo hicieron, una, dos, tres veces, sin cansancio y sin prisa, amandose como nunca antes. Entró uno en la piel del otro y se hicieron uno, perteneciéndose como antes de aquel dia. El la arrulló en su abrazo, desnuda y frágil. Un animalito recien nacido a la vida era ella.

Cuando despertaron, la gente barria los restos de la fiesta de fin de año. Ellos ya no eran mas los mismos.

viernes, diciembre 30, 2005

Ya me has visto. No soy mas que lo que ves, "un amasijo de cuerdas y tendones", un envase para sueños, complejos y rituales. Alguien que se desvanece cuando la tocan, que se vuelve fea al ser deseada, que pierde sus alas cuando alguien ve que soy lo que soy: Carne torneada a fuego lento en un alma de vidrio pulido. No hay nada mas que ver, todo lo que yo quisiera que vean se oculta a tus ojos porque se hace transparente cuando ves lo que saben ver todos, anatomia de mujer al descubierto.

No me da miedo caminar desnuda ¿ Qué mirada puede corromperme, si no hay nadie que vea realmente? No me da miedo, mostrarte el corazon si son 4 ventriculos sangrantes lo que veras. No me da miedo entregarme, si no hay nadie para aceptarme.

Puedo adornarme el cabello con pañoletas de colores, pintarme los ojos y la boca intentando seducir. Vestirme niña o mujer como deseen. Hablar como profesional o hablar sin decir nada. He escrito lo que has querido leer, pero no has sabido leer entre lineas. Me he muerto y resucitado y no has sabido comprender.

Camina junto a mi en una mañana de otoño, internate en el bosque conmigo y no te dejes llevar por la música que haya, no te dejes llevar por mi voz. No te concentres en el ruido de las hojas secas al ser heridas por nuestro paso. Ni por los pájaros en los árboles. Oye el silencio y entenderás. Y cuando entiendas explicamelo, porque por momentos ya no se quien soy.
Soy una necia. Sigo creyendo que puede mi presencia cambiar el curso en la vida de un hombre. Pienso que puedo salvarlo. Soy tan idealista que pìenso que es mi amor una excusa suficiente para hacerlo despegar los pies del mundo real. ¿ quién me creo? ¿La perfección hecha mujer? ¿Alguien digna de amar? A veces me olvido que soy de carne y hueso. Y soy tan ordinaria como cualquiera. Que no debo sufrir por no ser amada a tiempo, que no debo sufrir por nadie.
Siempre busco gente desolada, alguien a quien cambiarle el rumbo. Alguien de quien pueda ser medio y fin al mismo tiempo. ¿ pero quien me he creido, yo? Una musa de sueño?. una "Rosario Tijeras", una Matilde en pos de un Neruda??

Que niña tonta soy! A veces simplemente me detesto.

Sorcières

El calor se ha apoderado del pueblo. Ha nublado las calles de ese aliento veraniego, que conozco tanto. La gente está llegando en grupos de a 10, con mochilas, ropa ligera y articulos de camping. Me da envidia, su corta felicidad de turista. Yo también quisiera irme, pero son los gajes de vivir en el paraiso...La verdad no se si tenga mucho de paraiso esta tierra de nadie, un barrio de fantasmas personales, que solo cobra vida en verano. Pero como dice mi padre ¿ quien tiene la dicha mia? Poder acostarme con el arrullo del Oceano Pacífico y tomar el almuerzo viendolo?...ja!

Preferiria, estar en Colan o alguna playa norteña, bailando y desconociendome.

Aunque pensandolo bien, me gustaría estar en ese bar en el que puedo bailar sola y nadie exige que bebas si no quieres. Pedir en la barra algun trago de colores y sombrillita mientras escucho alguna cancion de marron 5 interpretada por alguien local. Me gusta ese lugar. ver peliculas alli, ver alas gringas quitandose la ropa, alos bricheros buscando presa, alas universitarias bailar para los turistas, como aprendices de nudistas. A los tipos preparar sus cigarrillos " sin filtro". ese ambiente que no rodea a ningun Toulousse, sino a mi. Con mis ojos dormidos, grabandolo todo para escribirlo en alguna posteridad.

La ultima vez que estuve alli, vi a ese tipo bailando toda la noche solo y me dirigi hacia el, pero giro justo en el momento de decirle algo, fue entonces que tropece con "el stripper", como lo llamare de ahora en adelante. Su musculatura lo hacia ver un poco bajo. lo mire a los ojos y le dije bailas?...algo trastornado, salio a bailar conmigo. Disculpa, nos conocemos de algun lado? me dijo tratando de iniciar alguna charla. "No, solo bailamos". Estaba siendo cortante, porque la verdad no me interesaba el tipo, solo habia tropezado en mi camino hacia el otro y se me ocurrio torearlo ofreciendole bailar. ya nos habiamos visto en la terraza, mientras el calentaba sus manos en la chimenea y yo acompañaba a mis amigas a buscar a sus amigos...habiamos cruzado las miradas, pero mas nada. Vuelvo a repetir, me dan náusea los musculosos.

¿ como te llamas?, fue lo que siguió. ¿ importa? . Si. le invente un nombre para que se quedara tranquilo y bailamos algo mas. Me dijo que era stripper...contuve la arcada. y comenzo a bailar como tal. tres canciones mas tarde me volvia buscar para bailar el soundtrack de 9 semanas y media. Mis amigas gritaban enloquecidas, entonces las atrajo hacia el y las hizo bailar como en despedida de solteras. Creo que si era stripper , despues de todo.
El resto de la escena, la recuerdo bailando con alguien mas, mientras el tipo me dirigia miraditas estúpidas. Al final de la noche se besaba con una de mis amigas e intercambiaban teléfonos. Me rei para mis adentros, igual que en el colegio, mis amigas me quitaban los chicos, por mis actitudes " superiores", seguia siendo la misma necia.Nunca cambiaría. Ya en el taxi, todos felicitaban el levante de la Ursulè, su audacia, le preguntaban como lo habia sacado a bailar si el tipo estaba como para comerselo... Yo me acurruque en el asiento trasero esperando madurar.

jueves, diciembre 29, 2005

Buscando a Icaro

Estamos a fin de año y quiero ignorarlo, pero cada persona que me cruzo me hace la misma pregunta ¿ Cuáles son tus planes? ...No tengo planes, se que me pondre el vestido nuevo, que me hace ver crecidita y linda, con los zapatos nuevos que parecen de cenicienta y que cenare en familia, hare algun ritual desfasado para contentar a mi madre y me ire a dormir temprano, intentando olvidar a los piromaniacos, borrachos y demas seres terrenales que corrompen este paraiso. Olvidare que estoy en la playa por el fin de semana y que probablemente media ciudad, media facultad este aqui de vacaciones con ropa deportiva, luciendo sus carnes desteñidas, despues de todo un año invernal. Que las discotecas estan repletas, que el amor esta suelto en las calles, porque este ultimo dia del año mas que ningun otro de los 365 restantes, la gente anda desesperada buscando amor.

Pensaba acostarme oyendo mi version cubana de " here comes the sun", pero cuando halle a los Beatles en version de Bossa Nova casi lloro de puro placer. ¿ Imaginar mejor compañia que esa? tan suave, susurrante y sensual como deberia ser un compañero de año nuevo.

tengo propuestas, por que negarlo. Una incluye irme YO a Lima por el weekend para conocer a un tipo que promete ser el amor de mi vida...me lo puse a pensar, no lo niego, porque es el primer tipo normal que me hallo despues de mucho, es peruano, medico, inteligente y otros defectos que las madres suelen poner como virtudes en los pretendientes de sus hijas...el punto es que YO tengo que ir hacia el y no viceversa...Ja! me echo a reir, yo en pos de un hombre? ¿ como si no cargara suficientes problemas en la maleta?

La siguiente es de un arequipensis gringo, que volvio al terruño por un mes y que jura la pasaremos bien con un vinito tinto, y su pearsing lingual...ja! reune los peores defectos del género humano: es abogado y se pudre en el dinero de sus padres...tambien es corredor de autos, pero esa virtud no lo salva de mi desprecio usual para todos aquellos que se crean millonarios en este pais, Moridero de Pobres. Encima la propuesta incluye ir YO a una playa q no es la mia y conocer a sus amiguitos( as) descerebrados que se creen muy <>... Sin comentarios...

Las otras propuestas no son tan explicitas, pero incluyen el típico paseo a la orilla del mar despues de la noche de juerga obligada.

En todas estas YO soy la que tengo que dar el primer paso. ¿ es la desesperación de pasar fin de año sola, suficiente excusa, como para ir en pos de hombres que se fijan en la talla de tu brasier mas que en tu CI? ¿ es la necesidad de un simbolismo que rompa con mi vida anterior excusa sufiente, para cambiar la rutina de mi vida los ultimos minutos de un año, que nadie tiene claro cuando empezó? Creo que no.

Soy atractiva y a veces pienso(cuando no estoy en off por la medicación habitual), pero no soy el premio mayor para pervertidos repres...No soy una noviecita plastica que se saca del armario, para mostrarla al publico el ultimo minuto del año...No soy la que ira en busqueda...he quemado todos los puentes de acceso a mi, si alguien quiere venir conmigo que despliegue sus alas y aprenda a volar.

sin dolor NO

Hace algunos años, cuando acudí a mi primer neurólogo por causa de mis dolores de cabeza, éste me trató como zapatilla vieja, desvalorizando mi dolor o los sentimientos agregados a padecer esta enfermedad de viejas histéricas. Creo que por eso acostumbro a quedarme hablando horas con los pacientes, para que no sientan lo que yo sentí la primera vez que acudí a un médico: Desdén.
Lo que recuerdo de aquella primera consulta, fue, que aparte de decirme que esto era incurable, que me acompañaria el resto de mi vida, que eso le pasa a una por meterse a carreras estresantes y que tomara ansiolíticos para prevenirla; lo único realmente en claro que me dijo fue que me hiciera una lista de todos aquellos alimentos o circunstancias que pudieran causarmela. Nunca la hice, por supuesto, pero con los años he ido aprendiendo cuales son las circunstancias que hacen crecer el monstruo dentro mio. A saber:
- No tomar algo de azucar antes de acostarme....asi haya comido una parrilla entera al cenar.
- estar en lugares cerrados y con poco oxigeno....Por eso odio los buses y a los bancos.
- Hacer guardias nocturnas...Por eso no volvere a ejercer como médico.
- hablar con gente obstinada en su posición política...caso fujimoristas o apristas.
- Ver television varias horas seguidas..especialmente películas que puedan deprimirme.
- Que no me abracen mientras estoy con insomnio... Maldito seas C:F.
- Leer un libro por día...ahoar tengo que leer cada 5 páginas haciendo pausas por la indigestión mental.
- Situaciones estresantes varias, y............
EL VINO!
El vino me causa una vasodilatación excesiva, que hace que mi piel se enroche al menor contacto y que me ponga en celo en 5 segundos . Es una maldición...sucede que mi clítoris se pone tan tumefacto que llega a doler, pero eso cede , por suerte 5 minutos mas tarde si no hay estimulación andrógina cercana. Al siguiente sorbo , casi siempre siento esa somnolencia cómica que le da a todos los borrachos y los sorbos siguientes son solo una lenta antesala de la jaqueca que me dara horas mas tarde.
Tomo vino desde que era pequeña, pero en la edad adulta me ha sido prohibido...por cuidar mi salud...El resto de bebidas alcohólicas no me agradan...es decir, si algo me producirá dolor al menos que me de placer antes, no?...Vaya acabo de enunciar una frase que tiñe toda mi vida interior.

Cien fuegos

Se lo conté para que demoliera ese altar sin causa que me habia construido. Se lo conté para que no pensará peores cosas ni mejores cosas de mi, solo la verdad, pura y sin engaños. Le hice el resumen de mi vida amorosa, que se reduce a dos personas: El que me amó sin límites y al que ame sin límites yo. El primero, fue mi primer novio a los 21 años. El segundo...el innombrable, me hizo añicos el corazón y me heredó esta incredulidad en los hombres, en el amor y en todo lo que parezca limpio. Los demás han sido ensayos de vivir sin temor al que dirán, de experimentarlo todo, porque ya nada me podía hacer daño. Había visto los dos espectros del amor: En el que te aman con locura y el otro en el que tu amas hasta perder la conciencia.
Los que vinieron después fueron una casualidad tomada a tiempo, disfrutada con todas las vísceras del cuerpo pero sin un ápice de alma.Por una coincidencia del destino, ninguno era peruano y yo me perdonaba a mi misma pensando que no los volvería a ver. Me perdonaba el hecho de no haber puesto de mi parte para que funcionara, de no haber hecho ningun tipo de sacrificio por que no se rompiera. Ya no me inmolaba por nadie. Y nadie se inmolaria por mi, eso podía asegurarlo. Asi que vivia con la frescura de la juventud, utilizando las armas de mi naturaleza recien descubierta.

Sé que no soy el tipo de mujer del peruano promedio. Ellos las prefieren rubias. Ellos las prefieren físicamente diferentes a su peruanidad y sin embargo sicologicamente dependientes de su machismo mal ocultado. Digamos que una niña pecosita, de maneras suaves y pensamiento romo sería el ideal de cualquier peruano de mi edad. Una chica fácil de dominar con la palabra, una niña mentalmente inferior, manipulable y amorosa.

El peruano tiene " el brichero" dentro, sale a flote con cada mujer de tez clara que pasa por la calle. Les gusta que las mujeres muestren un barniz de inteligencia que pueda ser lavado facilmente en la primera noche de casados. Les gusta la que gane menos que ellos, que piense menos que ellos, pero que pueda ser paseada de la mano en cualquier fiesta social. La chica salida de colegio de monjas, con apariencia de virgen.

Como ya descubri este aspecto y ya no quiero mas relaciones a distancia, intentare volverme alguien asi, normal y sin "cara de loca" como el me llama alegremente. Es fácil...solo tengo que aprender a no contradecir a un hombre, tengo que seguir desempleada y mostrar mi lado tierno las 24 horas del día. ¿ pero podré con el resto? Podré ser como ellos las prefieren, dulcesitas y tontas? Soportando su jerga de microbusero y su soecidad disfrazada? Podré beber cerveza cuando yo prefiero vino? Podré ser infiel sin dejar rastro, como hacen mis amigas?

Soy el tipo de mujer a la que hombres como tu, silban por la calle, que cuando voltea no le pueden sostener la mirada. Soy el tipo de mujer a la que desean llevarse a la cama pero no al altar. Soy de ese tipo abominable y apetecible de mujer a la que prefieres perder que comprender.

Alumbrando una migraña

El dia que inicie con la primera migraña, tiene lugar, fecha hora y circunstancia. Estaba en segundo año de facultad y asistia a una clase de psiquiatria, en que hablaban de como se comporta un paciente paranoico. Fue tan fidedigna la descripcion del doctor, que pense que yo lo era. Especialmente cuando oi sus risas detras mio y sus comentarios susurrando mi nombre. Fue entonces que la senti. Senti su presencia por primera vez en mi cabeza, pulsando como un fauno colosal que crecia a cada instante...senti las membranas hinchandose dentro de mi cabeza, senti ese temor a la muerte inminente. Era ella, mi migraña...un engendro, de todos mis temores y trsistezas....estaba a punto de nacer para acompañarme el resto de mi vida y yo no podia evitarlo. Se apoderó del lado derecho de mi cabeza, se incrustó en el angulo interno de mi ojo y comenzo a gemir. Yo era una primeriza en albergar ese tipo de dolores, no sabia como sobrellevar su grito salvaje, su impertinencia...No sabia como enfrentar el cúmulo de ideas depresivas que vendrian a continuación, no sabía como calmar esa ansiedad irrefrenable que te ataca cuando el dolor se apodera de tui cerebro. ese dolor que arrincona todos tus pensamientos contra la caja craneana y los hace pesimistas y dolorosos. Sentia lagos de sangre reverberando en mi cabeza a punto de estallar. Como pensar que no iba a morirme?....Fue mi primera migraña maratonica...duro doce horas, seis pastillas, 3 horas de llanto y un vómito.
Yo vivia sola y tuve que llamar a mi hermana que en ese tiempo aun seguia casada con ese enérgumeno, que le controlaba hasta el respiro...se quedó conmigo dos horas y yo fingí dormir para que se fuera temprano a su casa. Cuando se fue, nos quedamos solas, mi engendro sanguineo y yo. No toleraba la luz, el ruido...mi corazon latia desesperadamente y mi garganta esta tapada haciendo dificil respirar...queria dormir y no tenia sueño...queria hacer algo, pero ese latido profundo, hacía que cualquier movimiento corporal se multiplicara en mil...sentia ese martilleo en mi cabeza...ese dolor del cuerpo y del alma...me habia vencido. Y me venceria todas las siguientes veces que naciera dentro mio...era ella, mi migraña.

martes, diciembre 27, 2005

Octubre sin milagros.

Hola Rafael

Hace mucho que no te escribía. Lamento que hayas estado enfermo, no tenia idea que pudieras enfermar justamente de los pulmones siendo tan joven, se que no dejaste de fumar, bueno, ese eres tu y así te queremos, no? Aunque me reviente que descuides tanto tu salud. Espero de todo corazón que te halles mejorado.

La vida para mi sigue pasando a tumbos, sin llegar a equilibrarse nunca, tal vez por esa condición inherente a las mujeres rechazadas, que desean hallar el amor rápidamente y que sea hermoso, que cure las heridas, para no sentirse, así vacías. Es extraño que siempre las mujeres creamos que somos poca cosa cuando estamos junto al ser amado y; en cambio nos creamos divinas cuando estamos solas...tan divinas que no podemos imaginar porque no tenemos una nueva relación. Dicen que el amor lleva tiempo, es verdad. Pero casi siempre sabes que será amor desde el primer segundo, al primer contacto sabes que esa persona con solo mirarte puede moverte el piso mas que un terremoto asiático, que esa persona que sonríe, tal vez este otorgando esa sonrisa por ti y para ti…así somos las mujeres llenas de simbolismos, siempre creyendo en el destino, siempre apasionadas…¿Así somos todas? ¿O solo yo? No lo se, porque jamás llego a intimar con otra mujer lo suficiente como para conocerla, siempre me parecen tan cínicas, tan hipócritas, tan calculadoras, que temo el que alguna mujer sea mi enemiga, dado que me parece imposible que sean amigas entre ellas. No tengo amigas mujeres, como habrás deducido, talvez por mi culpa, porque nunca me confieso, porque nunca cuento lo privado, pues se que las veces que lo hice, fue como contarle mi debilidad a mi peor enemigo. Las mujeres solo podemos ser detractoras de las otras mujeres, quizás porque siempre nos sentimos tan inseguras, que necesitamos ese punto álgido en otra mujer para sentirnos menos infelices. ¿Pasa eso con lo hombres? Siempre imagino a los hombres inocentes a la hora de amar y a la hora de odiar, pero vaya que hacen daño, rompen el corazón sin proponérselo.

En fin son pensamientos míos, que ahora te son comunicados a ti, talvez el único amigo que tengo, el único amigo que deseo que perdure, el único que esta lo suficientemente lejos como para no desearme, ni hacerme daño o enamorarme, como hacen usualmente los hombres inteligentes o los bien parecidos. Lo único que lamento es que este sentimiento sea unilateral, que tengas tanta vida por hacer que mi amistad no sea más que una migaja en tu mesa servida de platos deliciosos o agrios. Tienes un festín de amigos y de experiencias para saciarte y yo al otro lado del mundo siento que solo te tengo a ti, o que eres tú al único que deseo abrirle mi corazón, para que vea, para que toque y envíe una fumarola de humor negro sobre mis penas de niña incomprendida y me haga sentir por un breve instante que todo esta bien.

Soy obsesiva para escribir, impaciente con las personas, impaciente con el amor. Engreída y fútil, deseo que todo se haga a mi tiempo, con la desesperanza de que no habrá tiempo suficiente mañana, de que no habrá mañana y que solo tengo que vivir intensamente para saber que aun respiro. A veces quisiera tus cartas diarias, quisiera mi vida compuesta y encontrar el amor, todo en una misma oración, todo en un mismo pulso. Se me acaba la vida, ésta vida floja, ésta vida sabática, de reencuentro con mis sueños o más bien con lo que debí hacer hace mucho.

Entraré a estudiar francés, ¿no es la gran cosa, verdad? Pero es algo que me vi impedida de realizar por la carrera que lleve, por las migrañas que tuve, por la falta de dinero y la ausencia de tiempo. Pronto empezara mi especialidad y ya siento esa asfixia de los próximos tres años entre libros de medicina, en pasillos de hospital, socializando con gente doliente o con médicos petulantes, con enfermeras descerebradas… tengo miedo, de entrar otra vez a esa fase de “doctorcita seria”, a dejar de leer, de escribir, de dibujar, a dejar de ser yo, porque es la única manera de sobrevivir, en este mundo de masas trabajadoras, de gente con problemas, de gente sin amor.

Y vuelvo al tema del amor, como si fuera el único que tengo…el maldito amor, que no llegara este año, lo se. Llegara el 2006 es mi destino, solo espero que no tenga que enamorarme de un estúpido medico, créeme son los peores. ¿Por que los ingenieros me agradan más? ¿Por qué no son petulantes? ¿Por que son diferentes a mí? ¿Por que lo ven todo simple y lo reducen a la lógica elemental de dos mas dos es cuatro? Quien sabe…igual, tengo que acostumbrarme a un par de meses mas sin sexo o sexo malo que es lo peor. Ese sexo para el que no sirvo, ese de ser cínicamente <> y dejar que sea solo de una noche y mañana, bien gracias. Ese en el que finges no esperar nada que no sea solo encuentro carnal. Ese con el que tarde o temprano te sientes culpable. Soy sexual, tengo muchas fantasías, también tengo el valor de cumplirlas…pero no creo que eso me haga feliz…¿ahora sueno amargada no? Sueno a querer y no querer…la idea de vivir el sexo a veces me consume como si tuviera solo 14 años, se que es una estupidez, pero estoy entrando en una espiral que es difícil de negar, el placer solo sabe de placer, mas dudo pertenecer a la escuela epicúrea sin remordimientos posteriores, porque la chica de hace tiempo y la de ahora solo buscan amor y eso es mejor aceptarlo, antes que siga cometiendo la imprudencia de desear polvos con el primero que se me cruce.


Bueno, ya termine. Trata de escribir pronto y un beso.

PD. Espero que vuelvas a comunicarte, porque esto de los monólogos no me durara mucho tiempo y aunque no quiera perderte, tampoco me agrada hablar sola. Te quiero. Chao.

Sweet September

Mi querido Rafael:

Te hable sobre mi necesidad de tener sexo de alguna manera verdad? Esto tiñe mis correos de los últimos días. Fue así como decidí tener un contacto un poco menos formal con otro de mis súper contactos. Un tío de Asturias que debe tener como 50 y encima es calvo, pero que jura que se rapa porque le molesta el cabello…ja! A esa edad a la economía corporal le comienzan a molestar los pelos, los dientes y las cosas que antes tenían tono; pero bueno, el tipo tiene una fijación conmigo, dice, que es porque de solo imaginar alguien de otro continente se le alborota la sangre. Como suele ser lo suficientemente educado y honesto para este medio, me cae bien y siempre le puedo consultar sobre jerga española que no capto del todo. Resulta que siempre quiere que le ponga la cámara para verme y ayer me había dicho que estaba muy urgido y me pareció justa su petición, porque yo llevaba días sintiéndome así, así que hoy me decidí a hacerle realidad sus fantasías. Lo cite para el mediodía y me puse esa ropa interior sexy que ya ni uso, la falda corta, las botas el abrigo y la blusa con botones, busque una cabina privada y puse la cámara. Allí estaba en efecto, muy cortés como siempre me dijo que empezáramos, me quede tonta, porque yo estaba aun fría y generalmente para hacer esas cosas uno necesita un calentamiento previo, pero bueno, estaba en una obra de caridad y no había que escatimar la limosna al hambriento. Me comencé a desabotonar la blusa, mientras le preguntaba que deseaba hacer. El hombre ni hablaba, babeaba. Cuando me vio los pechos estaba idiotizado mientras yo me aburría haciéndole preguntas indiscretas, para ver si así cambiaba el curso de la sesión. Ya para cuando le mostré el largo de la falda yo estaba arrepentida de creerme la buena samaritana con el tío mongo, así que iba hojeando paginas de anime y de humor, de pronto el me pedía que me subiera la falda, yo pensé que ya terminaba porque hace rato que ni veía su cámara, pero no, el tío quería verme allí y yo ya no estaba para tanta bondad, así que lo deje que siguiera rogando. Veía como su mano repleta de pulseras raras se tocaba la cara, pensando en si el tío era paralítico o solo un viejo solitario de esos que aun se creen hippies. En ese momento el se aparecía por otra ventana y empezamos a discutir, mientras el tío suplicaba verme el coño. Yo ya estaba irritable, con ganas de llorar y de gritar. Me subí la falda lo suficiente para que vea la tanga color celeste, pero seguía insistiendo. Y yo peleando y tragándome las lágrimas, con el por la otra ventana, ofreciéndome pagar el fedex para que le enviara los lentes. En la cabina de cristal pavonada yo permanecía con la blusa abierta y la falda cortisima, con la mano acomodándome el cabello, en ese gesto maniático que me surge cuando estoy desesperada. Para cuando este al fin se fue o lo largue, el tío ya estaba con una cosa entre las manos, que no pude reconocer, por lo pequeño y feo…me sentí mal de haberlo citado para no mostrarle nada, mientras pensaba que Bill Gates, jamás se habría imaginado que sus millones también servirían para que las mujeres desahogaran sus deseos de putas reprimidas y tíos como JuanMa se cocinaran a fuego lento, pensando que finalmente tenían a una caribeña entre las manos.

Me tome los muslos, tratando de frotarlos, luego cogi un dedo que humedecí con saliva y deje discurrir en medio de mis pechos abultados por el brazier push up, intentando seducirlo; a través de la cámara, la única parte visible de mi rostro eran los labios carnosos, que el tío debía asumir como exóticos. Los cabellos caían y ocultaban parcialmente los contornos de los pechos. Baje ambas manos y subí un poco mas la falda, entreabriendo las piernas para que viera lo suficiente, pero la cámara no enfocaba, subí la mano derecha y le permití ver la tanga, al mismo estilo la moví hacia un lado y lo deje ver lo que tanto ansiaba, permanecí algunos segundos así y me comencé a vestir. Cuando el dijo que quería que entreabriera mis labios se me acabo la paciencia, ¡creo q se hubiera sentido mas a gusto con un dibujo de mi aparato genitourinario!, porque este tío tenia mas de anatomista púbico que de amante cibernético. Me acomode el cabello y la ropa, mientras el me anunciaba que se había corrido como bestia. Le sonreí y lo felicite. Me sentía triste, seguía pensando en el innombrable y en que jamás volvería a tener sexo real con un hombre que me amara. Cuando el tío me dio las gracias y me hizo olvidar el arrepentimiento que en ese momento sentía:
- Quieres que te muestre la calle? Dijo
- Yo le conteste que si….y de inmediato enfoco una calle que podía haber sido de aquí mismo, pero que yo sabia que era allí lejos, en algún lugar de España y me sentí como se debieron sentir las dos protagonistas de transportadas por una sola imagen fuera de su mundo habitual. Esa sola propuesta, hizo que darle satisfacción cibernética a un tío cincuentón valiera la pena.

Me acomodé las botas, la blusa y el abrigo y Salí de allí en una mañana gris, en que pensé en ti y trate de imaginar como seria tu universo de 4 cuadras alrededor y fue justo en ese momento, a plena calle, luego de un ciber sexo infructuoso, que sentí mi primer orgasmo real.

pizzaiola

Estabamos teniendo la discusion diaria, cuando decidió aguijonearme con algo ya conocido.

- Se que eres del tipo de persona que quiere un matrimonio, la casa perfecta, el auto en el garage y el perro grande. Yo no soy asi, a mi me gusta la vida porque si.

- Has acertado- contesté con el cuchillo desenvainado- Busco todo eso de la vida...el marido perfecto, la casa bonita, el auto del año, el perro en el patio pero esa petición rosa, incluye tambien el amante italiano.

Se puso pálido ante mi desfachatez, como lo hacia cada vez que le ganaba en su propio juego.

Y pensé que no era tan mentira lo que acababa de decir. Contradiciendo todo lo que puedan pensar el resto de hombres que conozco; los italianos son tan buenos en la cama como en la cocina. O al menos yo tuve la suerte de hallar uno asi. Se llamaba Renato y segun todas mis amigas era el hombre mas atractivo que habia pasado por éstas tierras. Como yo estaba descorazonada, apenas si lo noté, era atractivo es cierto, pero ¡cuánto ya me habian engañado las apariencias!

Anduvimos dos meses en que sus explosiones de ánimo me dejaban primero muda y luego me hacian estallar en carcajadas. Nadie mas expresivo que un italiano a la hora de amar, de odiar y de burlarse de la gente. A veces era insufrible, lo admito, pero nada que no pudiera solucionar un intento de estrangulamiento, o la amenaza de quemar su camiseta del Milan.

Lo conocí porque el se me presentó, me invitó a cenar y acarició tanto mi ego, que no pude resistirme. Hacia tanto tiempo que yo llevaba dando el primer paso en mis relaciones que tenerlo insistiendo como un niño fue una novedad en mi vida aburrida.
Ese hombre sabia inistir con gracia, para mi beneplácito...y como el me diría tiempo despues, yo era una de esas mujeres a las que se conquista por el estómago. Compartíamos el fanatismo por las tortas de chocolate y los paseos nocturnos en busca de zapatos raros. No bebiamos, no fumábamos, el único vicio era lo otro, en lo que ambos no permitiamos tregua.

Sin embargo era un pazzo..un completo demente, que se burlaba de los taxistas, que discutía con los vendedores y argumentaba con ese acento suyo, tan particular. Recuerdo las caminatas con el obligado jugo de naranja y la empanada con queso aplena calle...que me repetia a diario " no vendian en Italia". Yo lo toleraba por que era cómica su actitud infantil, aunque a veces prefería quedarme callada para que de rienda suelta a toda esa jerga italoperuana que exasperaba a los vendedores de baratijas. Pero cuando me propuso matrimonio, no pude aguantar la risa, a pesar de que ya sabía como explotaría. Pensé que bromeaba, que era una de sus tantas formas de excitarme, pero hablaba en serio, habia ido al consulado y esa era la causa porque me habia pedido mi identificación un dia. Tenia toda nuestra vida planeada a su usual estilo demente, y la pensaba llevar a cabo sí o sí. Me daba miedo cuando hablaba así...pero no podía detenerlo, ese hombre creía estar enamorado y habia ideado su vida futura conmigo... trabajar allí dos años, ganar dinero para comprar un hotel aqui y establecernos en Perú, para siempre...la hermosa tierra donde podia tomar sol desde las 6 de la mañana y donde la comida era sabrosa... Yo lo habia visto sancocharse en la terraza por horas enteras, bajo el sol implacable y me imaginaba mi futuro como médico de cabecera para su cáncer de piel en estadío terminal.

Por supuesto que me negué...pero los italianos son apasionados incluso en la obstinación...todos los días hablaba de lo mismo, insistía y garabateaba hojas... y yo me reia, me imaginaba alumbrando italianitos locos, en los alpes y amasando panetón para la navidad. Mientra el ponía sus zapatillas a ventilarse en la terraza( una de sus manias , antes de hacer el amor). No podia permitirmelo...tenia que deshacerme del pazzo y pronto.
Un día llamaron de su casa, su padre estaba orinando sangre y tenia fiebre. Me preguntó si era tan grave, como parecia... me llamó la tención que siempre conociera hombres que eran nulos en el aspecto médico.
Va a morir?...me preguntó . La respuesta era afirmativa, pero ¿Cómo decirselo sin que estalle en llanto?...es grave, me limité a responder. Una semana después compraba el pasaje de regreso, no sin antes maldecir a la bolsa, a los cambistas de dólares y a todo aquél que se cruzo en su camino, la súbita perdida de dinero, en el cambio de euros a dolares.
Ven conmigo a Italia, volvio a rogar. Allá es mas tranquilo que acá y la comida es buenísima. Aunque yo ya estaba curtida en esas propuestas de viaje al extranjero, lo último que había dicho sobre la comida, me hizo pensarlo dos veces. Lo siento tengo que quedarme, me disculpé. Vuelvo por ti en 6 meses, sollozó. Yo sonreí, sabía que no volvería a verlo.

Ahora sé que todos ellos son iguales, obstinados , locos y entregados en el amor, buenos para amantes pero malos para maridos. Pero en ese tiempo me llegó a hacer gracia que se quisiera casar conmigo solo porque pensaba que era la mujer de su vida...sin conocerme bien, sin saber como soy de bruja cuando estoy con jaqueca, ignorando mis depresiones mensuales, negando cualquier cosa que pudiera hacerme ver como defectuosa. Amándome sobre todas las cosas...y esto lo digo at literan...sobre todas las cosas: Muebles, mesas, alfombras,autos, etc...

Aun me sigue llamando para las fechas especiales apesar que ya nadie se acuerde de mi número telefónico, después de tantas mudanzas y; me parece que fue ayer cuando lo vi sonriendome en la puerta de la pasteleria, con el pelo revuelto y los ojos fijos en mi:

desea un café la bella señorina?

Era un bello ejemplar de enajenado.

lunes, diciembre 26, 2005

Las primera vez que nos vimos estabamos a lados diferentes de la calle a medio dia. El llevaba el cabello suelto bajo la gorra californiana y yo me habia vestido sexy sin preveer el momento. Iba a cruzar, pero me detuve, espere que venga hacia mi y lo vi turbado, le habia descubierto la mirada fizgona bajo los anteojos y el no sabia como evitar la mia. Fue entonces que le hable con el acento britanico ensayado tantas veces...el me contestó en un español a medias masticado y me senti avergonzada por no presentarme en mi lengua materna. Le dije que deseaba practicar mi ingles, pero sonaba a mentira, la verdad solo hacia tiempo mientras llegaba Mr. Moss mi chef caricaturista. Acepto, pero me invito un café. Yo preferi caminar.
Bajo la sombra de las palmeras yo caminaba lento, hablando de cualquier cosa. El caminaba con ese tranco largo que tienen los americanos y que los hace ágiles en medio de la gente. No me sobrepasaba mucho en estatura y tenia la barba tupida y negra. Mientras nos sentábamos en la mesa del café, yo veia su cara que me recordaba al veterinario de la serie de mi niñez " candy", era idéntico y hablaba poco tambien. Hablaba las cosas precisas y miraba con esa mirada serena que intimida y seduce a la vez. Los ojos grises, como el decia, a veces azules a veces verdes, me miraban tras los espejuelos, tratando de fotografiar cada expersion mia.

Mientras hablabamos de su trabajo en Tailandia y Shanghai, me fue imposible hacer comparaciones. Tenian el mismo trabajo, ambos trabajaban en un piso 43 y tenian esos ojos de soledad, que no permitian sino la compasión. tenian casi la misma edad. El trabajaba en la costa oeste y no tenia familia, diferencia sustancial, que hacia la ventaja. Pero se le veia igual de solo, igual que el, viajaba solo y trabajaba esas 18 horas diarias de un trabajo bien remunerado y una vida vacia tipica americana.

Asi iniciamos. Nada espectacular, excepto esos ojos que me miraban como si me conocieran de otra vida. Su blank face y esa vida tan parecida al personaje que habia amado y odiado hasta hace poco.

La siguiente semana cuando volvió, yo estaba con el ciclo. Se lo conté y a el no pareció importarle. Le dije que tenia que irme a casa pero me detuvo. Quedate a dormir conmigo, por favor. Y yo me quedé.
Creo que yo tambien necesitaba pasar la noche acompañada. Nos pusimos las poleras y practicamos el inglés que el felicitaba por el acento empleado a tiempo. Me abrazaba como a una niña y yo me dejaba abrazar. Me daba besos en la frente y yo me dejaba besar. me dijo que me queria y yo tambien lo hice. Pero cuando le dije que lo amaba, me dijo que eso era demasiado profundo, que eso no lo podia sentir. Tenia razon...pero hacia meses que yo no le decía ese te amo a nadie y me quemaba en la boca, quería decirle a alguien esos te amo, esos te extraño que habia tenido que ocultar, queria darle a alguien esas caricias que estaban guardadas hace mas de un año, queria sacar todo ese cúmulo de sentimientos apelmazados en mis yemas, quería volver a amar aunque no fuera mas que aun espejismo.

Me acarició sin prisa y me besó con ternura. Pasamos toda la noche asi, queriéndonos de a poquitos durmiendo y despertando, con la confianza de los que no se desean, solo buscan compañia. A diferencia de el, Clint no reia, permanecia con el mismo rostro inexpresivo ante la felicidad o el dolor. Pero daba mas amor. Igual que yo, el necesitaba dar ese amor, guardado para alguien mas, necesitaba sacarlo de si. Fue asi como nos encontramos, el y sus pequeñas manos suaves, blancas y delicadas como palomas recien nacidas sobre mi piel y yo con la enorme cabellera encima suyo, mirando a esos ojos que no decian nada y lo decian todo a lavez.

No he vuelto a pasar una noche asi. Dudo que vuelva a sentir ese amor desmedido por alguien a quien apenas conozco. Dudo que haya esa confianza, esa soledad compartida en el silencio del lecho. Volver a amanecer con migraña y que alguien cuide de mi y no me pida nada a cambio. solo pasar una noche juntos, sin compromisos, sin promesas. Solo compartiendo ese amor que se enmohece de tanto haber sido ocultado y se muere, se muere.

Una vez en Lima

- Y que piensas hacer ahora? - me pregunto- mientras salia del baño.

- Pues, no se, supongo que ser medico otra vez no?, hacer la residencia y esas cosas

- y si no ingresas? ¿ te mueres?!-lo dijo casi mofandose- ¿ Cual es tu plan de contigencia? debes tener alguno....
- Hmm....pues si no ingreso, sera el destino. No tengo planes de contingencia, la salida mas proxima es a Canada y eso sucedera hasta en dos años, asi que como ves sere una medico desempleada por un par de años mas.

- ¿ por que quieres hacer la residencia?- lo decia casi molesto
- Ay ! tu sabes las razones...por que te gusta preguntar las cosas que ya sabes?

-Yo se por que la quiere hacer el resto, pero no se porque lo quieres tu. Todos los que conozco solo saben hacer eso, ¿porque quieres tu encasillarte en lo mismo? Nunca he visto a alguien con tantas posibilidades ponerse la soga al cuello.
- Tu eres medico y eres feliz...le dije mirandolo a los ojos.
- yo soy medico, porque no se hacer otra cosa...y feliz...bueno, lla palabra es muy grande, pero no me quejo.

Sonrei sin fuerza...No tengo oportunidad , le conteste, aqui no.
- ¿Y en donde entonces? ¿ NY? ¿ Paris? ¿ Madrid? donde tienes posibilidad que no sea aqui?

- " a lo mejor sigo buscando el pais del nunca jamas"...Sonreimos juntos. Acababamos de hacer el amor despues de meses de ausencia y no se leia ninguna clase de arrepentimiento en nuestros ojos. Era una relacion de confianza, ya no de amor, pero si de confianza. Mire el apartamento nuevo, el computador encendido, la silla giratoria, el buen gusto en la decoracion...pequeñas vanidades que yo habia querido para mi y que no lograria sola. Lo envidiaba. Ahora parecia todo un doctor, con la voz ceremoniosa y las maneras suaves. Su departamento propio, el auto, su independencia economica. Tenia todo lo que deseaba, incluso a mi. Aunque ya no fueramos nunca mas novios, pero si amigos. ¿ habia valido la pena, dejarlo? me pregunte. Solo el destino tenia la respuesta.
Pensaba sin piedad en como de pronto el dinero se habia vuelto algo imprescindible en mis sueños futuros. Pensaba que ahora cada uno de mis viajes a la estratosfera de los sueños por cumplir tenia un costo fijo inalienable.
Que tenia que hallar la forma de financiar mi destino, por mal que se oyera. Que tenia que volver a ser medico, ya no por vocacion, sino por necesidad.

- Mis padres piensan que odio la medicina- le comente- Piensan que soy una bruja con las personas.
- Cuentame algo nuevo, me dijo, mientras aceleraba por la via expresa.

- Tu sabes que no lo eres, agrego dulcificando la voz un poco.

- No lo se...creo que por eso anhelo ser pediatra; porque asi no tendre que ver mas viejos verdes, mostrandome el pene, argumentando una hernia inexistente, ni mas mujeres hipocritas, ni mas gente con sonrisa falsa...los niños son los unicos que pueden amar y odiar con esa vehemencia que yo necesito tanto.

- Te gusta que te escupan el baja lenguas, eh?
Reimos los dos
- la verdad? ...prefiero sus abrazos...me hacen feliz al final del dia. no me siento tan culpable de dejar el dibujo o la escritua, cuando estoy con ellos.

- sabes, que no" tienes" que renunciar a eso...y me acaricio el rostro.

-tal vez ...., pero eso no esta sujeto a discusion.

de regreso a la ciudad

recuerdo, mi primer Vodka con naranja. Fue en un avion. Un avion casi vacio, mirando como la amazonia peruana se extendia como una alfombra verde bajo las nubes algodonosas. Pra ese entonces yo ya habia hecho realidad todos los excesos que no me atrevi hacer en secundaria y me sentia feliz de poder pedir una babida alcoholica sin ruborizarme, delante de mis padres. Me disponia a volver al trabajo por 3 semanas mas, antes de mi planeado viaje al caribe, ese lugar que en un solo nombre reune islas, arena y mar celeste por cientos de millas innombrales en el mapa. Aun era ingenua y creia que se daria, asi que sonreia feliz por una de las ventanillas del avion vacio. delante el cura, el dueño de la aerolinea y una aeromoza sudorosa bajo el traje impecable, esperaban la llegada a Lima con casi una hora de retraso.

Yo miraba feliz el cielo bajo mis pies, pensando en lo bueno que habia resultado aquel viaje familiar, recordaba los anteriores viajes en avion a solas y pensaba en los siguientes. Aun no sabia donde me llevaria el destino, pero no ignoraba que seria muy lejos. Finalmente era una medico joven con un vaticinado gran futuro bajo el brazo. aparentaba ser inteligente y en los ultimos meses me habia dado cuenta que no carecia de atractivo. Nada podia salir mal, era el inicio de un año impar que yo pretendia seria bueno...inocente de mi!

El viaje fue corto y plagado de flahbacks y alguno que otro deja vú usual en mi. Lima nos aguardaba humeda y sofocante como siempre, pero con ese cielo color panza de burro que deprime tanto. Senti estar de vuelta a la contaminacion y me recorrio un frio extraño, me recorde humana y vulnerable. me cambie la ropa en el baño del aeropuerto congestionado, oyendo una charla entre dos mujeres policias que comentaban sobre el costo de la ropa interior. me llamo la atencion que taras ese rostro rudo, pudiera esconderse una mujer como todas, que busca el mejor trozo de tela para seducir al tipo de turno.
Me sacudi el sueño durante el viaje en taxi y fingi oir la charla del taxista y mi padre..politica, siempre politica...Cuando me di cuenta pasabamos frente al Sheraton es entonces que se me vinieron los recuerdos a los ojos, rebalsando incontenibles...pero esta vez me senti ttan ajena a esa atmosfera 5 estrellas, me senti tan chiquita, tan niña compartiendo el taxi con mis padres, que pense que no lo podria hacer, no podria irme de este pais de mierda nunca, no seria capaz de dar ese primer paso yo sola, ...lo reconozco tenia miedo y necesitaba de alguien que me empujara para echar a volar. Ahora se que jamas hay alguien detras cuando lo necesitas, estas tu sola y esa voluntad de echarse al vacio oprimiendo el gaznate y sabes? es mejor asi...porque asi nadie podra distinguir si te lanzaste haciendo gala de valor o te caiste haciendo pipi en los pantalones.

Regreso a San Juan y todos los por qué

Lo último que escuché antes de girar la cabeza, fueron las ruedas del auto acelerando en el asfalto y alejándose de mi a toda marcha. Me aca...