Ir al contenido principal
Pero que extraña es la vida, no pensé que volveria a estar tan animada...feliz? No se, solo animada, me anima que me expriman, que me saquen el jugo, no dormir, no tener tiempo para almorzar, vestir ridiculamente de blanco, ver enfermos todo el dia. Me anima que no haya un momento del dia para preocuparme de mi misma , de mis tontos problemas de niña engreida, me anima despertar a las 5 30 de la mañana en esta ciudad gris que siempre huele a pescado podrido y ver que aun esta de noche a traves de mi persiana, desnudarme a tientas, meterme bajo el chorro de agua caliente y despertar a medias, pensando todo lo que tengo q hacer hoy dia, las siguientes 24 horas, la siguiente semana.

Que extraño es cepillars elos dientes sin haber desayunado, amarrarse la cola sin haberse peinado, fingir que uno esta despierta cuando en realidad no ha dormido. Y llegar y saludar como si nada y como a una la ven sontriendo , piensna que es la mujer mas feliz del mundo, las pacientes piensan que yo soy la mujer mas dichosa, que quien como al doctorita , que viene tempranito impecablemente vestida, seguro le pagan bien...y yo me rio, porque no saben lo que es esto, ni se imaginan que uno sonrie solo porque es otro dia y uno esta viva y las ve vivas y eso es suficiente para estar tranquila.
No saben, que la vida de un medico a veces sabe a buena mierda, pero como es una mierda elegida, se mastica con animo y hambre, para que alimente, para detoxificarla, para hacer con toda esa mierda de peleas diarias contra el trafico , el sueño y la incomprension de los familiares, algo productivo. Y asi ayudar, ayudar a otra gente que en verdad esta hecha mierda, no como una que se la paso viajando y escribiendo en papelitos y dibujando en servilletas y aprendiendo a ser poeta. No Como una pues...Yo soy una mujer cualquiera que aun estoy sana...en cambio ellos, en cambio ellas...

No se, es Junio, Lima esta mas triste que nunca, apesta a basura a todos los dias, debe ser la brisa del mar, el invierno crudo, el smog, el vapor de los cadaveres andantes. Pero yo camino animada, ojerosa, sonriente...esto es una rareza, la gente q ue me ve, me dice que estoy mejor que nunca, que se me ve feliz, yo no puedo creerles, pense que eran las pastillas, el tratamiento para la migraña, que habia adelgazado, que ya no uso lentes... no, la gente dice que me veo bien y yo no se a que se deba, se supone que yo no tenia vocacion, se supone que escribo mejor de loq ue soy medico...Se supone que deberia estar hecha mierda, pero aca estoy...De pie, como si hubiera esperado por este mo0mento toda la vida, como si estos dos años solo hubieran sido un parentesis turbulento que me enseñó a apreciar despues de todas sus perdidas, lo bueno que es tener las pocas cosas que he llogrado, la poca gente buena que he conocido, los pocos hombres decentes a los que he amado.

Enciendan la musica, que hoy estoy cafeinica y contenta.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Olor a hembra

Hoy recordé a qué huele una mujer...Me refiero a una mujer normal...sin perfume, sin artefactos, sin nada. Que perturbador. Millones de recuerdos vinieron a mi, allí desnuda bajo la frazada tibia, la sábana enrrollada en los pies, inmóvil con las manos en el vientre, esperando como un capullo. Como alguien muerto.

¿De dónde sale ese olor? Me pregunté. ¿Emana de su cuerpo, su pecho, su piel? ¿No lo calman el jabón, el perfume ni las cremas? ¿Puede ser tan imperceptible como intenso? Algo a lo que te acercas y te marea, te tumba de la impresión de no ser ningún olor conocido.

Trato a diario de cubrir mi olor, me avergüenza, pues me identifica. No creo que hieda, es más alguno que otro hombre ha comentado que mi olor natural es rico..delicioso según el más poético. Un olor que aguarda aquí cerca del cuello, en la nuca, por los hombros. Un aroma de mujer que me va cubriendo como un disfraz invisible, mientras aguardo al acecho. Un perfume tuyo, exquisito- dicen con ensayada destreza.

Yo ento…