Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2008
no estoy feliz...pero si algo ams sonriente que de costumbre. Me he logrado comprar una laptop nueva q intentare no llevar mucho al hospital para que no me lo roben como todo lo demas...Mientras, pirateo el internet de mi vecino...sonrio, sonrio...

No soy buena para escribir como me siento cuando sonrio, por eso escribo esta carta chiquita.

Sabes? Ayer lei ese cuento, ese que ganó un inmerecido segundo premio en un concurso, hasta ahora me tiene cogida la prosa de ese cuento, la primera línea y la última en un círculo perfecto, medio Kafkiano, con voz en primera persona femenina, una niña. Deberia enviartelo, lo disfrutarias, es una prosa medio triste, tal vez por eso me identifico. Tal vez por eso, siento que te gustaría.

Ayer me dio gans de escribir un cuento. Me he comprado esta laptop mas liviana, en gran parte porque siempre que tomo mi cafe helado y veo toda esa gente al costado hablar divertido, se me ocurren historias, personajes..y bueno, jams hay un teclado a la mano. A partir …

Sobre el Martillo y otros avatares de la edad de la Inocencia

Ayer acostada en las dos sillas duras que me sirvieron de tálamo mullido, soñé con Nadie. Nadie es un personaje de cuando yo era Ninguna, volvi a soñar en el paraje deshabitado de nuestros antiguos encuentros, posterior a las lluvias torrenciales, cuando el cielo escampa y se ven nevados al término de la autopista húmeda de Ciudad Perdida.

Lo vi con los ojos secos y las manos metidas dentro de los jeans gastados, el mismo de siempre, con su rostro usual que no llego a definir por completo. Una más de mis caricaturas a medio terminar.
De nosotros solo recuerdo las charlas con las bocas cerradas, sus ojos tristes, mi corazon sintiendo salir de su jaula ósea en pos del suyo, correteandolo salvaje, como si alguna vez pudiera volverse finalmente mío.
De nuestros encuentros oníricos, solo recuerdo su voz a carraspera y vino tinto cuando lograba dominar su timidez innata y decía un feroz Hola, como quien manda al infierno.

Hola- respondo yo con mi voz pequeñita. En mis sueños con Nadie, soy pequ…
Si no he sonreido. Si estoy triste, si me siento asfixiada. son los comentarios de mi ultima semana.

Camino por la calle pateando mis propias meditaciones, pisoteando la pista, esperando que venga algo que me mate o me haga sentir viva. Lo primero que ocurra.

me siento igual que hace 2 años cuando empezo todo esto. Arredando el internet en cafes de mala muerte, luchando con el teclado, con demasiado tiempo libre para mi y mis locas ideas, teniendo que lidiar con la suicida que llevo a cuestas. me siento tan asfixiada por estos dias. debe ser la falta de amigos, la falta de amor.
me siento otra ve zcomo hace dos años, caminando a solas hasta que se me hinchen los pies y yendo de tiendas para comprar cualquier baratija que me haga ssentir bien por unos breves minutos. y claro, probandome anillos y zapatos, las {unicas cosas que se comprarn y que no le recuerdan a una que ya aumente de peso otra vez.

Mierda, me siento como hace 2 años, pero a diferencia deaquellas fechas ya no actualizo en …
me he planteado la posibilidad de que no logre volver a estar bien.

De que mi madre tenia razon cuando le contaba en secreto a mi hermana sus dudas sobre mi infelicidad en el amor. de que tal vez yo sea una de "esas" mujeres con mala suerte en el amor.

Lo empiezo a creer, al principio con miedo, la etiqueta de Ese Tipo De Mujer pesaba mucho en mi boca como para formularla en voz alta. pero ya que ha pasado elt iempo y mi vida revolotea entre perdedres y amores a desconocidos, pued aceptarlo con un poquito mas de cmicidad. S{i mama: Soy ese tipo de mujer que nunca elige bien.


Aceptemoslo en cuestion de amor, siempre puedes elegir el terreno donde luchar hasta el fin intentando enamorarte. Y bueno, yo elijo siempre o terrenos eriazos o panatanosos. Asi que o me canso o me hundo, pero no suele funcionar. He pasado por enamorarme de sci{opatas, hasta vagabundos. De tipos con hijos hasta tros a medio casar. De cardi{opatas que se infartan al primer plvo, hasta tipos en los que se te…

Ayer

He dormido tranquila. No he tenido sexo, ni he soñado con hacer el amor. No me lo he hecho. Tampoco he soñado.

Los días son largos ahora....El verano se acaba en Lima y amanece mi vida nublada con ese cielo color borroso, con esa mancha de smog café cortando los pocos edificios del centro de la ciudad.

Yo viajo tranquila en el taxi de tapices viejos. No intento hacer conversaciones y ya no canto. Cuando llegue aqui, hace muchos años, solía cantar en los taxis, era feliz, ya lo sabias. Estaba rompiendo el molde y ansiaba mucho ser feliz, en un espacio nuevo, grande, de personas desconocidas.
Cuando llegué aquí hace pocos meses, ya no cantaba pero creo que era feliz. El mar, tu sabes. Una ciudad con mar siempre es motivo de felicidad. Incluso un mar lleno de piedras como éste.

Es el primer día que duermo tranquila luego de meses de ausencia en las sábanas y en la cama de otra persona, que ya no soy yo. Luego de días y días de pesadillas, de ansiedad y de desespero.
Tal vez estaba demasiado c…
Antes solía quejarme de no tener tiempo para escribir lo que me sucedía. Ahora tengo demasiado tiempo, pero no se por donde empezar. Tal vez debería hacer como antes, contarte un cuento, escribirme con otro nombre en otros espacio y tiempo diferente, entonces tras ese disfraz comenzar a mostrarme...necesito mostrarme, estirar la cuerda, soltar los nudos, las trenza de mi ser y mostrarme asi como soy, para entenderme, para dejar de tener miedo, dudas y sobre todo resentimientos...

Oh! resentimientos, esa es la nueva palabra de mi vocabulario semanal. Odio y resentimientos...amargura...he conocido su sabor en mi pecho. Me da miedo sentir tales cosas. me asusta como si estuviera a punto de ver nacer un monstruo dentro mio, algo o alguien horrible a quien no quiero conocer. tal vez es esa cobardia que tenemos todos de dejar salir a los demonios que tenemos dentro.

A menudo me invitan a lo que es comun por aqui Tomar unos tragos. Jamas acepto, doy excusas, que parecen lógicas, pero que en la…
Como decirlo...Un poco de libros y música para ser feliz, eso es lo único que gente como yo necesita...Hoy mientras pasaba de Strawberry Fields a 11 y 6, Calamaro y sus Crimenes perfectos...no pude menos que sentirme enormemente feliz y algo sola...Mi generación ya no era esta...Alguna vez habia sido feliz creyendo, teniendo fe y elucubrando proyectos que ahora no son mas que humo que se aleja en fumarolas vagas...Hubo una vez enque todos fuimos felices pero no lo sabiamos...Tal vez como hoy, como ahora mismo, preferimos ser felices de esa forma melancólica que se tira en la yerba a fumar y escuchar la músia que las radios no volverán a pasar...Tal vez somo muchos viviendo en soledad...Un océano de gente habitando en burbujas...No no las vayas a romper...Por favor no somos, ni fuimos tan malos...simplemente queríamos estar solos con las ventanas abiertas..desnudarnos así, a puertas abiertas, para vernos en los ojos de otros menos tristes que lo que nos solíamos sentir...

Hoy no escribo…
Hace poco volvi a llorar de nuevo, a mitad del llanto me di cuenta que lloraba sin razón y entonces lloré mas fuerte.

Lloré porque hace mucho no lloraba sin razón. Hace muchos meses (ya ni me acuerdo cuantos) yo era una persona que lloraba sin razón y senti tanto dolor en el pecho, que un día pensó que era imposible soportar ese dolor mas tiempo. Que era mejor morirse. Porque ese dolor ahogaba, hacía daño, no dejaba pensar en otra cosa, era un dolor intangible, profundo, profundo, que instaba a seguir llorando y gritando, como una forma de destruir esa bola gaseosa que se anudaba detras del pecho, que ascendía por la garganta, que estallaba en los ojos...

Hace tiempo, yo era una mujer que lloraba.
Ahora soy una mujer que finge no llorar nunca.
Ahora parece que todo estuviera en calma.
Excepto por esa única vez que no pude detenerme.

Todo empezó muy simple. La excusa perfecta, me acababan de robar la palm que me trajeron de berlín y que aun no pagaba. La palm que ya tenia todos los archivos …

En la silla

Claro, heme aquí como siempre…tratando de escarbar en mis ideas mas recientes la razón de este conflicto, de esta ansiedad, de esta vida sin calma…Claro, heme aquí, como siempre, optando por escribir en un papel, antes que pedir ayuda…antes que buscar a los amigos…ya sabes…siempre…Un mal hábito este.

Y me siento y no hallo nada, te juro, me siento frente al ordenador como tu le llamas y exprimo mi mente sin que salga nada…A menudo cuando vuelvo a casa veo por la ventana, sin mirar realmente, los edificios viejos alineados uno tras otro y pienso en el momento en que pueda volver a casa y tener tiempo para escribir todo lo que dejé postergado y reanudar la historia de Olivia y reanudarme yo misma…chistosa frase, como si me faltaran mas nudos en la vida, como si me faltaran mas nudos por atar en la garganta…ay…ya no se ni lo que escribo.
Me siento como el ebanista que busca siempre hacer sillas artísticas y un día de tanto romperse la cabeza en busca de un nuevo diseño, un día solo se sien…