No es que no quiera escribi r, es simplem ente que ya no ten go tiempo.

Esa es mi frase, mi excusa. Yo sé que si lo tengo, pero no para escribir. Últimamente poseo el tiempo del ser y el estar solo con la gente que quiero, es maravilloso.
Hoy me topé respondiendo que soy feliz. Lo soy? Tal vez. La serenidad de no anhelar ni añorar es el estado que mas se acerca a la felicidad.

Semanas difíciles no c abe duda. la vida me debe tantas horas de sueño, que ya he perdido la cuenta. Tengo desfase de horarios, de tiempos, de días. Hace dos días sacaba cuentas totalmente creída que estábamos en el 2006.

2006?!

Qué hice yo ese año? Creo que solo estar en introspección y ahorrarme un psquiatra y muchas caharlas aburridas. Viajé mucho y conocí personas interesantes, de esas que me atrapan, con historias escalofriantes. Esas pobres víctimas de si mismos. ël decía que yo tenía ese esp íritu masoca de juntarme siempre con gente triste. Debe ser mi complejo de sanadora. esa manía de seudo mesías que tenemos todos...Bah, sonseras.

Daría todo porque ya fuera 16 de octubre y que mi an gustia hubiera pasado, entonces irme a caminar a la playa y terminar en un café o en un bar. Me agrada eso, sentir, sentir mucho.
Creo que soy feliz...quien sabe?
Son momentos tan cortos los de la eternidad...Me hago eterna en el mismo momento de escribir esto, me hago constante, un camino, de muchas curva s una espiral a recuerdos en sepia.
Dios! estoy disvariando.

Sabes? Seguiría escribiendo, pero ultimamente el hecho de leer ese eco detrás de cada palabra mía, me está enfermando. debería ser un a virtud el silencio. Acaso no fue ese el motivo de cambiar la dirección al blog? Jamás tener que volver a oirlo, a ese eco, ese traductor de lo que digo. Como si yo no me explicara lo suficiente.

Hoy quiero caminar sola me haría tanto bien no ver sombras detrás de c ada palabra. me haría tanto bien un poco de silencio.

Ahhh, es un fastidio...No poder escribir ni siquiera en mi propia página por la sensación de que alguien más vendrá a decir aquello que ya me se de memoria.

La felicidad debería ser esta, estar sola...solita disfrutando un trago mientras las letras se dibujan solas.

Comentarios

nacho dijo…
Soñaba que escribías para que yo te leyera y que yo te comentaba para que tu me leyeras. Es posible que justo lo contrario de lo que tu soñabas. Justo (esta vez de justicia).
Doc:
tu felicidad, es contagiosa,gracias.
EN imnsonio tambien sueño...que duermo....
Unknown dijo…
yo..he soñado...mucho...soñé que escribía, que me falktabaq tiempo para contar lo que soñaba, para escribir lo que vivía.

Yo he soñado.
Y en ese sueño he visto, a gente que ya no veía,
gente que aun sintiendo su cercanía, me es inevitable evocarlos con nostalgia algunas veces.

Yo he soñado, que escribía. Pero al despertar, solo estaba viva.

Un abrazo enorme.
Jol dijo…
No escribir. ¿No has pensado en que no quieres comunicarte? No habría necesidad de hablar si no hubiese necesidad de ser vivos. De seguro un perro pudiese venir aquí si supiera español y diría que necesita hablar para comer, saludar a su amo y para no confundirse con un gato al que detesta.

Lo patológico, creo, cuando te da la sensación de no hablar es que solo te das cuenta que quieres ser por otros medios. Estos otros medios comienzan a satisfacerte. Ah, y parodiando a Sartre, no es necesario que seas viva necesariamente, es necesario que sea lo que quieras mientras sepas qué quieras; así creo que yo también he pasado por la sensación de querer ser muerto.

Finalmente, "soy".
Edem dijo…
No Laura... somos animales de letras, eso ya lo sabes.

Somos de los que necesitan escribir, expresarse, soltar lo que se siente o lo que se desea, porque si no no podemos vivir del todo.

Esta es nuestra droga, nuestra alegria y nuestra condena.

Somos animales de letras para vivir a través de ellas tambien. Y al soñar, hacemos lo mismo. Tenemos necesidad de soñar, de tener metas, porque si no, en el mundo "real", nos volveriamos locos.

Ya sabes... la musa nos llama y tenemos que responder al desafio.

Y no podemos evitarlo, porque es parte de nosotros.

Y la verdad, tambien lo deseamos, por mucho que pensemos que es una locura o que la musa quizás no responda aun poniendo el corazón en una bandeja para ella, lo que no impide que lo intentemos de todas formas. Porque no tenemos otra.

Un saludo, y muchas cosas mas, Laura, de Edem.
Anónimo dijo…
En verdad t digo q debes sentirt privilegiada porque el simple echo de no importar lo que te digan es porque de verdad sentis lo que escribis y a mi como lectora me lo transmitis y la soledad es buena con medida

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones