Ir al contenido principal

Durante la guardia

Ya, ya que a este paso se me va la vida.

No pretendo hacer poesía de lo que digo, pero de vez en cuando, solo de vez en cuando las ideas deberáin ser plasmadas tal como uno las quiere, pero nada pues. Mi mente sequísima como siempre. Debe ser que las ideas me las consumo en las personas equivocadas, pues ultimamente solo siento que digo cosas que no quiero decir, chistes que no me agradan y frases demasiado fuertes para una chica con aires de Lady.

Ya llego a los 30, la gente no debería traumarse si hablo de sexo o de vez en cuando, cuando el estress me apremia digo alguna lisura que ponga a la gente en saque. La verdad yo tampoco me debería admirar ni causarme trauma al terminar de decirlas, pero supongo que todavía cargo complejos y que como dice Rafa, tendría que luchar contra cientos de años de opresión a la mujer, para no pensar como a veces pienso, acá en el último fukin país tercermundista, en el cual trato de surgir misma voz de la provincia.

Decía que ya llego, porque lamentablemente se acerca Diciembre y me doy cuenta de cuantas de las cosas que deseo en la puerta del horno como pan se me queman. Es decir, antes me quejaba por no tener, luego porque perdía siempre y ultimamente solo puedo quejarme, porque a puertas de tener la mayoría de cosas que realmente quiero, me atrae tanto la idea de mandar todo al demonio que me asusta al pensar: Oh cuan cerca estuve...pero als dejé ir...


.......................


Me pregunto muchas cosas, pero lamentablemente no hay quien pueda responderlas. Él ha llegado y me apena que se vaya sin haber podido casi a vernos, ni hablar de los asuntos usuales, ni sentir que al contarnos esos pequeños dramas personales, haya alguien que finalmente entiende ese porqué de cuando me siento tan sola.


Es raro haberme vuelto amiga de mis ex (algunos, no todos) y sentir esa mezcla de penita y alegría de cuando se que ya los he perdido para siempre como compañeros, pues finalmente aman a otra.

¿Puede alguien quererte así?

La gente no entiende que a veces yo siento tanto amor como odio y puedo ser extremadamente sensible a la felicidad de los otros.

Me hace bien que estés bien- eso quisiera decirle. Me hace bien que alguien te ame, como yo en su momento hubiera querido amarte. Y me hace bien que te alegre que yo esté bien, aunque se me caiga una lágrima cuando te digo que no creo que nadie pueda quererme de la forma que yo quiero.

Ya sabes, esa que comienza por la admiración de la persona, por el cariño, por esas pequeñas cosas que hacen de la pasión un ingrediente que puede ser obviado y dan paso a sentimientos aun mas bizarros.

Me jode a veces no ser La Chica de ayer ni la chica de nadie. Y sentir en cambio que hubo gente que si me quiso y a la que no supe querer suficiente. A veces siento que nada de lo que damos es suficiente.

Luego despierto. Me doy cuenta que a veces doy mucho y que nadie en verdad merece recibirlo.


...................


Decía que llego a los 30...porque en verdad no se cuanto me resta por llegar...me da miedo enterarme que llega otro Diciembre y con él otro cumpleaños y otra navidad y otro año nuevo y nuevas festividades y deseos que a veces no se dan de la forma que nosotros quisiéramos.


Yo ya me he cansado de pedir, porque miro atrás y veo que mis deseos son casi los mismos. No necesito apagar las velas para saber que me haría feliz. Aunque por momentos me agrada desear el que me sorprendan con esas cosas que no sabía podían hacerme bien.

A mí me solían decir que era la mejor para recibir regalos, pues siempre sonreía feliz, jamás con reproche.
Ahora debería contestarle a esa persona, que tal vez siempre estuve rodeada solo de la gente que miro mas allá de lo que quería y me regaló solo aquello que necesitaba.

Es miércoles y estoy de guardia, no debería estar filosofando, pero me hace bien poner mis ideas en limpio y comunicarme de esta forma con mi yo y el otro yo y el otro Yo, para que no me traume, ni insista, ni llame, ni escriba a nadie.


Para que así al terminar el día me sienta mas calmada de saber que aun
me tengo a mi misma, aunque a veces al dormir aun espere que
pueda existir alguna persona que sueñe conmigo.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Amante Ideal

"Alguien que conozca todas tus mierdas y no te joda por eso. O mas bien que te joda, pero que te joda bien" Esa es la definición que él me da cuando le pregunto quien sería su amante ideal. Me río entonces, como no lo hacia hace días. Es refrescante poder discutir sobre sexo en voz alta. Llevo un par de semanas pensando que le he perdido la curiosidad a enfrentar  tener nuevas relaciones, cada vez que llego al asunto doy un largo rodeo y cambio de tema.

Tengo que reconocer que la vida se pone mejor cada día, tan mejor que espero con ansia que me despidan del trabajo para poder invertir todos mis ahorros en un viaje que dure un par de años por territorios desconocidos.
Luego pienso en la salud de mis padres y me deprime la idea de que no podría irme sabiendo que aun me necesitan.  Que no sabrían a quien llamar si algo malo sucede. A cierta edad si no haz hecho todo lo que se te vino en gana te terminan atando el amor por  los hijos o los padres  eternamente a casa; ante cualq…