Conquistando

Me hablabas de un mundo violento, triste, rápido...de inmediato imaginé un mundo azulino, húmedo, como en el que queda en el primer trazo de una acuarela, de pronto me imaginé zambullida allí en un cuadro de dos dimensiones fingiendo ser el retrato de lo que el artista espera que yo sea. La creación de alguien más que me pinta como espera que yo sea, que me pone en papel, como imagina que yo he sido.

Un retrato azul, eso imagino.

La vida se desprende a pétalos violetas de esta enorme duda entre el ser y el no ser. Parece que caminara y mis ideas me fueran abandonando como páginas al viento. Más rápido escapo y a mas velocidad salen de mi pensamientos, recuerdos, añoranzas. Me despido de todo lo que he sido y me dejo impactar por el perfume de la vida en mis cabellos y mejillas.

Ojalá siempre fuera así, todo una ilusión, nunca una certeza. Poderme dormir así con la esperanza tonta de que también piensan en mí, que también sueñan conmigo. Y me acaricia el narcisismo de creerme única especial, deseada. Y me ataca el misticismo de ser parte de un destino, un camino que alguien mas tomara, hará suyo.

Me aprovecho de esa duda de creerme pensada, añorada, esperada. Así como añoro yo, así como espero, a que la vida abandone su color azul claro de siempre y se transforme en esa fruta que espera jugosa a ser mordida, a ser tomada, a ser conquistada y transformada de un toque a un cuadro lleno de vida, un prisma de mil colores.

Comentarios

Anónimo dijo…
eres una esperanzada sin remedio!! jajaja (no me burlo, me rio de nerviosa alegría por tí)
Juan Carlos dijo…
La esperanza de ser uno mismo es clavar la estaca que nos sostendrá a tierra en los tiempos de vientos fuertes. La esperanza de compartir el fruto comiendo de la mano de quien confiamos nos invitará el más jugoso y fresco melocotón, es también la de convenir en que ya no será una la estaca solitaria en medio de los vientos paracas, sólida y sola, serán ahora dos. El fruto debe ser comido, y la semilla cultivada en tierra para que esta florezca. El tiempo de siembra vendrá después. Y si el sacrificio costó nuestra vida, gozaremos de buena sombra durante nuestro merecido descanso otoñal. Y así las dos estacas contarán con la el grano de mayo surtido, o al menos no escaso... y ya no estarán solas esas dos viejas estacas. ¿Decidir? Es solo un viejo truco para cubrir lo que es inevitable día con día. La decisión ya ha sido tomada, y los caminantes irán hacia donde sus pasos (anticipados cuando alzamos la mirada hacia el horizonte) seguirán andando...

(sigo en mi blog...)

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones