Salud por mi!

Bebo vino mientras tarareo en un mal inglés Sweet Child of mine en la versión slow, con volumen máximo a las 10 de la noche, para que me odien mas los vecinos.

Bebo vino que no es mío, que quedó en la cocina por error y me dan ganas de hacer muchas cosas malas, incluídas fumar y hacerlo mal como fumamos las mujeres de mi especie, por estilo jamás por confort.

Y mientras bebo, escribo, me relajo, dejo que mis músculos se suelten y dejo de pensar que hoy me sentí mal, que me sentía gorda, estúpida, ilusionada de una nada, a punto de llorar por ver de lejos a un paciente que se nos muere, que se nos igue muriendo.

Y mando a la porra todo, mis laberintos de amores, mis disquisiciones sobre la vida, la soledad y los treinta y canto...Canto como loca, canciones que recolecté alguna vez en un usb que ahora parece un vibrador, asi de grande y brillante.

Canto canciones de décadas que nadie mas recuerda, de gente que jamás ganó un disco de oro, pero que hace letras de esas que se te clavan adentro, cuando te vas dejando llevar, por esta cadencia, por este modo de estar.

Y me olvido de mi presentación de mañana, de que no tengo ropa planchada, que debería ir bonita para que me tomen en serio y dejen de pensar que soy un hombrecito que solo sabe usar scrub y lleva el pelito atado en un moño de color, para q se le vea limpia y correcta.

Tomo el vino y me llena una felicidad tonta e inocente, que no espera a cambio nada mas que su propio movimiento de pies, manos y cabeza. Tengo tantas ganas de bailar, que tonta me siento...Y hablo con mi amigo el psiquiatra y le cuento lo que me pasa y me repite lo que yo ya sé de memoria, que me quede sola un tiempo, que no eche por la borda lo que tenía ( es algo naive para ser psiquiatra y piensa que mi relación anterior tenía alguna oportunidad, por lo visto solo sabe lo que yo le conté...puras cositas buenas)

Y escribo, escribo, porque me da vergúenza llamar a mi hermana o mi amiga y decirle que hoy me sentí una tonta, que estoy en un callejón sin salida, que solo me quedan 10 días para dejar de soñar despierta, que me falta mucho cariño, comprensión y sexo.

Principalmente lo último, pero no puedo ni pensarlo sin sentirme hastiada de la forma en que esta necesidad tiene de ser saciada.

Pienso en Rafa, en aquel tiempo hace 4 años cuando nos encontramos de casualidad y me hizo sentir genial y yo lo snetí genial. Era tan especial entonces? Era un barco a la deriva? Me agrada pensar en ese momento, me pregunto si alguien me hará sentir de nuevo así, una mujer lista a quien no se le debe tomar el pelo. No una huevona cualquiera, no demasiado especial, simplemente una chica lista, que sabe lo que quiere pero siempre coge el camino mas difícil para llegar a sus objetivos.

Salud por mi!

Comentarios

Anónimo dijo…
salud por tí!
Te leo e imagino que si tuviera la oportunidad de chocar tu copa pasariamos unos momentos de muchas risas e interesante conversación en la que medio que desenredariamos el hilo de la vida, jaja. Más vino, please. J.

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones