Hoy al entrar al mar se me ocurrió la historia de un hombre de ojos de oro
que vivía bajo las olas.



Me zambullí rápidamente e intenté seguir hilando la historia,
al abrir los ojos el cielo era azul, el mar tranquilo y de un color acero,


cerca a la playa bajo sombrillas de colores, mi familia esperaba,
cuando quise volver a escribir sobre los seres desolados
sobre la búsqueda del amor,
sobre los cuentos de finales extraños
ya no pude hacerlo más.

Descubrí que finalmente YO estaba viva.

Comentarios

PELO-PON-ESO dijo…
estás viviendo en la playa, que chévere, yo estoy ansioso de que sea sábado para ir a surfear, le agarré buena vibra desde hace 2 sábados. Este sábado será mi tercera clase, estar dentro del mar es una experiencia alusinante, y no te da ganas de salir. La tabla es como otro mundito.

Beso.
nacho dijo…
Hoy al entrar aquí se me ocurrió la historia de una mujer de ojos de oro que vivía sobre las olas y que a pesar de saber escribir cuentos con finales extraños, estaba viva, como siempre supe (si es que yo también estoy vivo).

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones