Hoy al entrar al mar se me ocurrió la historia de un hombre de ojos de oro
que vivía bajo las olas.



Me zambullí rápidamente e intenté seguir hilando la historia,
al abrir los ojos el cielo era azul, el mar tranquilo y de un color acero,


cerca a la playa bajo sombrillas de colores, mi familia esperaba,
cuando quise volver a escribir sobre los seres desolados
sobre la búsqueda del amor,
sobre los cuentos de finales extraños
ya no pude hacerlo más.

Descubrí que finalmente YO estaba viva.

2 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones