La Tierra Del Olvido

Justo ahora que me había acostumbrado a estar aquí, debo irme.
No es una obligación, solo es parte de una decisión de la cual me felicito.
Pero extrañaré mi cama, mi tV y todas las cosas materiales que me atan a este mundo,
mi mundo.

Yo le llamaba Tierra del Olvido al lugar donde trabajé por un año y donde permanecí olvidada de la civilización.

Cuando llegué de vuelta a la casa de mis papás, que por momentos siento como ajena, decidí que la Tierra del olvido no era un territorio limitado, simplemente se extendía conmigo, acompañándome a donde fuera.

Veía el mar, la playa, las casas y las calles nubladas. Los campos verdes, la fruta en el mercado, todo iba en sepia,
como en una foto que aun se va tiñendo antes de ser revelada, de los colores reverberantes de mi propio recuerdo.

Cuando decidí venir aquí a pasar mis semans de cautiverio, lejos de todos, supe que este departamento también era parte de Una Tierra del Olvido, extraña y con olor a madera.

Vivía en una cajita de madera perfumada, que lo tenía todo. Excepto alguien con quien hablar.

Me quedaba horas enteras escribiendo, oyendo música, viendo series de Tv.
Me hice fanática de tomar cafecitos en el día y "tecitos" con aroma de durazno al llegar la noche.
Cuanmdo se me acaba el dinero para comer, o me aburría de estar tantos días sola, volvía a la casa grande, a la casa de mis papás con comida caliente, postres y una charla de sobre mesa.

Volvía a ver la novela con mi madre por las noches, a oír las preguntas de mi sobrino, a recostarme en la cama de mi hermana y hablar con ella hasta pasada la media noche.

Allí me sentía segura...y tenía el internet gratis...Gran ventaja y desventaja.

Todo era inerte y tranquilo en la Tierra del Olvido, hasta que decidí volver a la vida, sobre una cama de espinos, lejos de todos los que me quieren y cerca de todos los que aun no me conocen.

Esa es parte de la historia.

Comentarios

Karina Falcón dijo…
La realidad siempre viene en bolsa desechable y con una cama de espinos por si las dudas...
Un saludo!
La tierra del olvido vive en ti (qué frase tan huachafa he dicho).
A veces el lugar que se habita es lo de menos, supongo que nosotros contribuimos un poco a definirlo. Otras es el lugar el que nos define.

Suerte y saludos!
Marea dijo…
Hola, ayer leí un post tuyo que hoy no lo encuentro,...mmm... la tierra del olvido, los cambios, regresar a la casa paterna, suerte y que adaptarte no sea doloroso, lo bueno fue que estuvistes lejos y esa es la mejor forma de crecer, madurar y poder ver la vida con otros ojos. Cariños.
Gabriel dijo…
esperaremos oir como llegaste a la nueva tierra, como la bautizaras, si estaras bien, si el mundo te trata mejor de lo que esperas, si hay mas sonrisas en tu rostro cada dia
George dijo…
entonces bienvenida a esta tierra de espinas....
El Doc dijo…
Me imagino que, a veces, uno trae su propia tierra del olvido, su propio espacio perdido y separado del mundo dentro de uno.

Ahora bien, algunos de los lugares pueden ser sitios solitarios porque uno así los ha construido, mientras que otro se ganan todo el derecho per se. Algo me dice que tu trabajo de un año era de estos últimos, y tanto te acostumbraste, que trajiste tu burbuja a vivir con tu familia, para mantener ese espacio de soledad.

¿Dónde ahora van a caminar tus pasos, querida Ingenua? Mucha suerte en el camino... y mucha suerte para que puedas encontrar las respuestas a las decisiones que tomas día a día.

El Doc.
Just the two of us...
En el arte, como en el amor, la ternura es lo que da la fuerza
~ Oscar Wilde
Albatros dijo…
Por nuestro ahora, que pronto será nunca...
Anónimo dijo…
Es posible que vayas a "la tierra del olvido", pero no vienes de ella, seguro que con los que has estado y has tratado dejan de estar en el olvido y los llevarás siempre contigo y ellos a tí, y esto te sucederá por todos los sitios por los que pases.
Un saludo
Anónimo dijo…
Perdona, hoy ya es la segunda vez que blogger me trata como anónimo.
Soy unjubilado
ROx dijo…
Y la tierra del olvido siempre sera de colores, y cuanto mas te alejes, mas se pintara. Creo yo.
Gonzalo Villar dijo…
dónde estacionas tus sentimientos?
Querida laura, disculpa que te deje comentarios tan pocas veces, sabes que me encanta visitarte. No acabas de olvidar la tierra del olvido y la experiencia que viviste allí... A veces, hay que pasar página. Besos, querida amiga.
Nam dijo…
Querer continuar con la sensación de vivir en un lugar alejado de la civilización, mantenerse en una posición de observador del entorno sin pertenecer a él, es parte de una etapa de transición, a veces es necesario pasar por ella para aceptar la realidad que tenemos al frente, por mas dura que sea.
Suerte.

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones