Navidad de Verano

Me gusta el calor, los climas cálidos, tu sabes. Pero mi mayor ilusión es pasar la navidad con nieve. No cualquier nieve, ni cualquier ciudad, ni cualquier navidad.
Yo tengo una ilusión específica.

Antes, cuando estab enamorada del Claudio, soñaba con esa navidad juntos bajo sábanas de satín rojo, viendo la nieve cayendo por la ventana, como pesadas alas de ángeles cayendo.
Eran hojuelas de hielo blanco, cayendo sobre NY; entonce syo me imaginaba acurrucada bajo el cuerpo siempre tibio de Claudio, viendo los paquetes de regalo aun sin abrir desparramados por el suelo.

Era una ilusión, repito. Porque eso jamás se daría, a menos que viviéramos juntos.
Yo solo podría abandonar la idea de una navidad familiar, si lograba realizar mi propia familia.


La navidad en casa es diferente, hace calor y el 25 nos vamos a la playa con los implementos de verano recién comprados, dispuestos a estrenar toallas de colores y sombreros chistosos.

Llevamos los restos del pavo, de esa ensalada de pallares fríos, de ese puré de manzana y de la salsa con guindones. Ultimamenet le agregan esas ensaladas que hace mi madre con fruta. Me agradan las ensaladas dulces, con naranjas o durazno para acompañar las carnes.

Pasamos la navidad viendo el mar, en el lugar mas alejado de la playa, donde solo acampen familias con toldos gigantescos para primos, abuelos y suegras.
Vemos las perezosas, las pelotas y los niños desparramados por la arena, invitando a la felicidad perfecta.

Poco a poco la navidad se ha ido reduciendo. Mi hermana se separó de su marido. Mi otra hermana vive feliz en Santiago, mi hermano debe pasar navidades junto a su esposa y sus suegros. Apenas llega para el almuerzo y se retira pronto.

Mi sobrino mayor tiene 11 años y es solitario. No es triste, más bien es todo un demonio, pero siento que él vive en carne propia como yo, el hecho de que la familia se esté acortando en vez de que crezca. de que siempre sobre comida, para cualquiera que pase. De que a veces no haya de que hablar, porque ya nos sabemos de memoria los chistes y anécdotas familiares.

Yo juré jamás casarme, para poder vivir en casa siempre. Donde siempre se vivía como en un paraíso oculto al lado del mar.

Ahora, solo quisiera tener mi espacio...Pero no imagino la navidad lejos de casa, con alguien más que probablemente no sepa el gran savcrificio que representa para mí, salir lejos de mi familia, en esas fechas.

Solo de vez en cuando recuerdo mi ilusión de la nieve, de las sábanas rojas, de NY en invierno...Solo a veces, luego recuerdo, que mi historia con Claudio terminó para siempre y es inñutil guardar recuerdos de hechos inexistentes.

Comentarios

A mi también me sonaba bien pensar en una navidad con nieve hasta que la sufrí en carne propia...
Bueno, si estás dentro de tu casa con calefacción o hiperabrigado (y tienes aguante al frio) todo bien, pero si tuvieses que caminar con bolsas del mercado y con paraguas por quince cuadras no es tan agradable... a menos que quieras tener una experiencia extrema.
Unknown dijo…
Solo estoy de pasada:

Gracias por comentar, abrí el correo y había una lluvia de mensajes.

Querido JM, si lees esto : Bienvenido al Perú, espero coincidamos.

Enzo:Gracia s por leer Cuento Sucio, pero deja ya de comentar del resto de lectores de esta página, menos si son mis amigos.

Prometeo: deja de tomar coca concentrada cuando lees mi blog...mentira, gracias por esa oda a la vida.

Edem: No te preocupes, me sé cuidar bien.


Angélica: Gracias por Toooooodos los comentarios, es agradable ser leída a conciencia.


De quien me esté olvidando, espero enviarle un correo apensa me desocupe.


Besos.
Chao.
PELO-PON-ESO dijo…
es tan bello pasar la navidad en tu casa, es como que los recuerdos vuelan y te tranformas nuevamente en aquel chiquilo que sólo deseaba jugar y abri los regalos, nada más, y no pensar en las cosas que hay que hacer por necesidad como por ejemplo trabajar
cuidate mucho
y toda la suerte
el 25 cumplo 1 año de blogger
Joan
Unknown dijo…
y cada navidad recuerdas ese sueño que tenias cuando estabas enamorada de claudio?

no me imagino una navidad al calor del verano, aunque tampoco he vivido una navidad con nieve. mas bien aqui es un frio seco de desierto que cala hasta los huesos. Por eso, nunca pienso en el clima, solo en la comida. :)

saludos Laura.
Esto lo encontré entre papeles garabateados de marzo que no te envié.
"El innombrable"
El hombre herrante de los mares,
no marcó caminos, ni dejó huellas.
Solo regueros lacrimales silenciosos.
Su última herida la marcó la pechugona que lo obnubiló,lo ignoró y le hizo cometer la mayor de las bajezas que puede sufrir un macho sensible:escribir pelotudeces con forma de cuentos y versos.Cuando volvió a la realidad, ya nada le importó,negado en los sentimientos y en la razón,humillado.Por su mente se atravesó lo peor,¡deseó vender su alma!Y el "innombrable" se le apareció de la nada.
_¿Que pides a cambio de tu alma?
_¡Exijo que la pechugona me ame incondicionalmente,que sea mansa,fiel,que trabaje de verdad!
No te parece poco?solo eso?valoras poco tu alma!DIJO EL INN.
¿Por que no? tal vez riquezas,exitos,renombre,poder.
¿Me darias eso a cambio de mi alma,pregunto el delirante marino.
_¡ No te daré nada!
ya tu alma es mía....y la pechugona tambien...
Dijo el "innombrable desapareciendo entre llamas.
Enzo dijo…
No pss!!

Si salen por la pantalla es porque quieren algo más... Si no, pues entonces ¿Por qué no ser más íntimo?...

De todas mangas mil disculpas!!
Maik Pimienta dijo…
Vente y te la enseño cielo, la navidad con nieve. Es preciosa, merece muuuucho la pena. La verdad, no me la imagino pasando calor, aunque tiene que ser una experiencia. Bhesos "hachosos"
Hola querida laura, comprendo muy bien lo que dice. También yo siento cómo se acorta la familia y me da pena. Pero claro, hoy todo el mundo tiene menos hijos, somos menos hermanos... Añoro cuando aún vivían mis abuelos y nos juntábamos toda la familia y era un embrollo y un lío estupendo. Pero en fin, los tiempos han cambiado y hay que tomarlos con alegría. ¡Piensa la de amigos blogueros que seguirán escribiendo y leyendo en Navidad! Besos.
Ana dijo…
Mi familia es cada dia más pequeña, pero cuando miro las redes conectivas, voy nombrando vidas, hasta emparentarme con el planeta...
Así que a donde vayas, Laurita, abrígate bien,(en verano?) sonríe lo más que puedas y fotografía el mundo con tus ojos mientras caminas.
Ya luego nos cuentas, si quieres.
Marea dijo…
Vivo al norte pero en mi ciudad no cae nieve para Navidad, y con los años como que he bloqueado mentalmente esta celebración para no extrañar tanto. Este año por fin la pasaré en Lima, después de 12 años, disfrutaré del calor, del panetón y de poder abrazar a mis viejitos queridos, me encantaría que el 25 nos fuéramos todos a la playa como lo hace tu familia, trataré de convencerlos. Cariños.
Jota dijo…
Esas navidades soñadas a la que estamos tan acostumbrados por las peliculas gringas pero es una cacheta nuestra realidad con un clima casi tropical y nosotros bebiendo chocolate caliente, colocando un pino sintetico en un rincon privilegiado de nuestras casas como el invitado de honor y rociandole escarcha tipo nieve para que se asemeje a las de NY como dices tu o a las de Suiza, imagino yo.

Tambien coincido en que la epoca navideña le hacen estar a uno excepcionalmente amistoso con la familia y pasar mas tiempo con ella, y lo de los regalos, bueno costumbres diferentes en cada hogar.

No es muy agradable una navidad en verano por como te dije el chocolate, y comiendo pavo como nordicos. Lo que si me gustan son las ensaladas en la cena navideña, en casa preparan tres cosa que es una barbaridad ya que somos solo tres los que quedamos en la familia que se reducio hace mucho tiempo (solo quedamos mi viejo, mi hermano y yo) pero siempre invitamos a alguien para pasarla con nosotros, por suerte este año sera diferente, habra invitados habra gente nueva y sera toda una experiencia.

Saludos desde aca y adeu.
Pepao

El editor y -fantasma de las navidades pasadas. lector de Zoofiesta.
El Doc dijo…
Vaya... bueno, sí, las navidades en casa tienen un encanto particular, que se va deshaciendo con el tiempo, conforme uno crece y la familia se reduce... y uno sueña con otras navidades, con otras fiestas, con otros lugares y nuevas personas... o tal vez alguien especial.

Pero bueno, querida Ingenua... tú ya tienes una ilusión... tal vez que haya que dejar descansar para siempre, pero tienes una ilusión... tal vez algún día, en tu propia casa, al lado de alguien... crees una nueva ilusión que podrá avivar nuevamente tu deseo de navidad.

Al fin y al cabo... quién dice que no se puede despertar entre sábanas de satín rojo y luego ir a comer con la familia?

La vida continúa, dicen por allí... y es algo que creo a pies juntillas.

El Doc.
En el arte, como en el amor, la ternura es lo que da la fuerza
~ Oscar Wilde

Escribiendo su 'bloc' desde el centro de su Burbuja...
Gabriel dijo…
imaginate nosotros los peruanos pasar la navidad con 28 grados y tomando chocolate caliente!! puaj!

aveces esos recuerdos nostalgicos (no tristes) nos mantienen vivo y contradictoriamente felices saner que alguna vez quisimos a alguien, extrañamos a alguien y tuvimos una ilusion, no creo que sea necesatio botarla sino mas bien guardala muy bien, sin aferrarse a ella...

mi padre siempre me decia "si quieres algo dejalo, si es para ti volvera"

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones