Ser o No ser Gorda!!

Si hay una frase de la que ninguna
mujer está a salvo de decir es “Estoy gorda”.
Sea que se lo dice a si misma, a su familia, a sus amigos, o en la inmensa mayoría de casos a un hombre, la frase suena igual de categórica y no hay nadie que pueda convencerla de lo contrario.
El eterno martirio de una mujer es sentirse gorda, ya sea por los prototipos de mujer bella que se muestran en la Tv. de delgadas féminas sin un gramo de grasa sobre un cuerpo esbelto en donde cualquier ropa quedaría bien o porque desde niña le metieron la idea de que solo se es bonita teniendo el cuerpo de muñeca Barbie.
Pero si una decidiera obviar a la caja boba con publicidad apabullante llena de chicas en bikini acompañando cualquier producto de consumo masivo; no tardarán en recordarnos lo GORDAS que andamos, en los escaparates de cualquier tienda que se jacte de vender ropa a la moda.

A mi me ha pasado que cualquier ropa que me agrade existe, pero en una talla que es muy inferior a la mía y que está diseñada para pubertas sin senos ni trasero desarrollados
Claro, pienso rápidamente, es que esta
moda es para jovencitas de 16 que ignoran cualquier sobrecarga adiposa en su
cuerpo.


Entonces avanzo por los corredores del mall en busca de algo moderno que no me haga ver tan apretujada como un chorizo. Acudo al otro sector y ahí está la ropa que “Si es adecuada para mí”, léase ropa de tía de poca libido, que se viste con blusas holgadas, pantalones sueltos y etc. de indumentarias que tienen una “caída” genial sobre un cuerpo medianamente esbelto, o tan seco que no evidencia una mínima curva, pero que a mí me dan la apariencia avejentada propia de las mujeres con exceso de pechos que ya están en vías de engordar el trasero.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com



Pienso que mi cuerpo no va con mi cara, que debieron darle mis tetas a alguien que supiera ganar dinero por ellas. Son una joda, cualquier suéter o blusa se abre o se ve apretada cuando se tiene que amoldar a las malditas bubbies. Lo único que puedo agradecer a la genética es que no me haya dado un trasero equiparable al par de susodichas, porque ya estaría yo, con un cuerpo rollizo digno de tía que atiende en pollada de barrio.

  • MALDITOS ESPEJOS

Pero la ropa de tallas pequeñas, no es el único problema. Están también los espejos. En las grandes tiendas tienen la costumbre de poner esos espejos de cuerpo entero en los vestidores, con una iluminación exagerada que resalte los dones de la prenda en cuestión. De lo que se olvidan los encargados de markéting, es que con ese tipo de iluminación una mujer puede caer en la cuenta de que su cuerpo está volviéndose un desastre.
Ante el espejo iluminadísimo de un mall, una toma
conciencia de que el tiempo y la vida sedentaria están jugando en
contra.

Me ha pasado que frente a ese tipo de espejos, me he quedado solo en ropa interior por varios minutos preguntándome ¿de dónde diablos salió esa estría? ¿Por qué mis piernas no se ven tan firmes como en el espejo de mi casa? O ¿por qué mi guata está más grande de lo que yo pensaba? Ese estado de shock en que uno descubre celulitis donde no había y se da cuenta que la Ley de la Gravedad cobra su cuota de víctimas en las mujeres que rondan los 30, me deja sin ganas de comprar nada más.

Pero me recupero y decido probarme la ropa que he llevado y ¡claro! Ahí empieza la segunda parte de la tortura. Que si el pantalón no cierra, que si la falda corta te da el aspecto de secretaria buscona, que si esa polera de cuello en V te hace ver los pechos como una madre que amamanta a trillizos…¡En fin! una joda total. En ese momento extraño las ferias de ropa en donde te desvistes detrás de una cortinita vieja sujetada por la vendedora y te alcanzan un espejo diminuto en donde solo se advierte una pequeña parte de ese cuerpo que va en vías de volverse voluminoso, pero a la que todas nos negamos siempre.

Por supuesto, eso también tiene sus bemoles. Me ha pasado que llegada a casa, con mi nueva ropa, de la cual la vendedora argumentaba “que me quedaba preciosa”, “que estaba hecha a mi medida” y etc de otras alabanzas al ego; resultaba que no era del color que vi en la tienda, que está mas chiquita, que es medio transparente, que se me rebalsan las chichis por el escote, que es demasiado corta en los muslos…en resumen, que con ese vestido mejor salgo a ganar plata a partir de las 12 de la noche en alguna calle concurrida.

Y es que una no se puede confiar de las vendedoras, mucho menos de aquellas jovencitas que tienen como máximo ideal ir vestidas por la calle como bailarinas reggaetoneras, con escotes gigantes y pantalones apretados que entran solo con ayuda de vaselina y mucha, pero mucha voluntad…Su buen gusto está en tela de juicio, dado que su lema es “Mientras mas carne muestres, mas sexy te ves” ...si claro, nos vemos en el camal de Yerbateros!

SIN CORDURA NI GORDURA

Durante el viaje me di cuenta que estaba engordando. Para alguien como yo que vivió toda su adolescencia con complejo de flaca y poto chico, el asumirse como fuera de línea en vías de engorde era un paso demasiado grande. Casi como aceptar “de acuerdo me volví blogger”. Sin embargo lo asumí. Ya no podía usar bikinis, ni vestir ropa pegada, sin sentir que mi estilo se acercaba más a bailarina de despedida de soltero que a lo que yo creía ser antes: Una flaca con buen cuerpo. Ja!

¡No pues! Si lo de flaca ya no me lo creía nadie. De pronto las vendedoras mencionaban frases como: “Estás llenita” "tienes mucha pierna" o “creo que te quedaría mejor una talla mas”, que es la manera más diplomática de decir:
“ya pues hijita, quítale papa al caldo si quieres usar esta ropa”.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com





No faltaron las vendedoras sin una pizca de sensibilidad para mi nueva figura, como la vendedora de una tienda de trajes de baño haciendo gala de su floro más fecundo
“Flaca, se nota que en tu tiempo tuviste tu cuerpo, que estabas bien, tus pechos y tus piernas están bien, pero...YA FUISTE… ¡Engordaste pues!”; lo que en buen peruano quiere decir
“¡acepta la ropa que hay y no jodas!”

Vistas así las cosas, decidí volver al Tae bo. Después de dos años volvería a la rutina de ejercicios-dolor- dieta, para poder pasar un verano en la playa sin un pareo que me cubra del cuello a los pies. Necesitaba endurecer las piernas, rebajar el abdomen,
evitar ese primer signo que hace que las mujeres se vean casi
obesas: El espesor en los hombros
¡No! No llegaría a eso, acabaría con la guata y la cadera alta antes de que el resto del cuerpo siguiera ensanchándose.
Sería difícil, pero lo lograría. Esta vez no lo haría sola, acudiría donde la gente si sabe perder peso.

¡No! ¡No a un cirujano!
Hablaba de ir A un gimnasio.

Pero fue una Mala, malísima idea…

Comentarios

Enzo dijo…
¡Hola Doc!

Estuvo buena la joda... Disculpe el atrevimiento si pregunto: ¿La modelo de las fotos es Ud.?

Si yo fuera ella, no chocolearía tanto la sesera para insultar al espejo... Si hubiera algo qué hacer por él, pues, lo haría con el menor de los esfuerzos...
Anónimo dijo…
Con cachita: QUE RICO SER HOMBRE!!... Si nos queda o no los pantalones diremos: "en verano y con las pichangas lo bajo", cosa que obviamente nunca ocurrirá. Los gustos del peruano promedio han cambiado, pero por Dios, quien no quiere una mujer con los senos grandes o un trasero de polendas!! En fin, a la mierdicina nomás... (broma eh) Por último, 1) nadie quiere llegar a los 40 con una cama vacía; 2) ¿Prefiero un cuerpo espectacular o alguien con quien charlar y reír? YO, SINCERAMENTE, prefiero lo segundo.

--
Posted by Juan Carlos Huaraj Acuña to La Ingenua Ingeniosa at 10/20/2006 03:02:18 PM
Anónimo dijo…
Bien, pero el ejercicio no tiene por qué tener lugar unicamente en el gimnasio.

--
Posted by El que mira del otro lado del espejo to La Ingenua Ingeniosa at 10/20/2006 02:56:09 PM
Unknown dijo…
Lo siento chicos, cambié el post para editarlo y se perdieron sus comentarios, he tratado de reponerlos.

Enzo: obviamente soy yo, gracias por las palabras de "aliento"
Recuerdo la primera vez que me junté,pesaba 70 kilos, el estar enamorado y hacer el amor a cualquier hora,fue la mejor dieta a los cuatro meses del amuchamiento pesaba 62.Mañana,tarde y noche.
Me case con 67,y antes de los 35 bajaba dos kilos en una semana ,solo jugando futbol,despues de los 35 , quiero bajar uno y subo dos.79 kilos para 165 mts. Es gordito simpaticón-cabrón. Prueba el Método del amor a cualquier hora ,además relaja los nervios y cura el imsomnio.
Gabriel dijo…
Sucede que con las chicas existe un relacion muy estrecha de fisico y animo, si se sienten gordas estan "depres" y de mal humor, o si estan aburridas creen que es por la gordura y que si se vieran mejor se sentirian mejor.

Opino igual que si la modelo presentada en el post es ud. no es necesario romper los espejos de su casa, ademas si ud necesita una opinion mas amplia le recomendaria poner foto de cuerpo entero, y le apuesto que no tardarian en llegar los piropos.

pd. incluir telefono
Adriano dijo…
Los senos triunfan en el Peru, ¿quien quiere no tenerlos? ¿Cuál gordura? Si eres la de la foto, estas en la medida exacta ¡Dios mio! Nadie sabe lo que tiene
George dijo…
Hey... el gym si funciona.... me está funcionando :-D, pero para mi es todo lo contrario, es decir para subir de peso, ya subí 6Kg y espero subir otros 5Kg más en los próximos meses.
Unknown dijo…
George:
Ja! Mi cuento con el Gym es más largo aun. pero de eso ya me tengo que desahogar luego.










Adriano: eso lo dices porque ha esta generacion la han "culturizado" con als portadas del Trome y demas diarios calateros. No me anima un ápice llegar a tener cuerpo de vedette.










Gabriel: sabes que tu explicacion hecha a priori tiene mucho de certeza, el ejercicio hace que aumenten una serie de neurotransmisores relacionados con la mejkoria de la depresión. Además las mujeres siempre buscan una excusa para culpar a su mal ánimo.
ja! No me interesan los piropos y esa foto es de marzo.
Acerca de los del teléfono...Se me acaba de "resetear el sentido del humor" a mi tambien.











Ey Carlos!
Como me recomiendas eso?! estoy en austeridad y no creo que llegue a conocer a alguien lo suficientemente interesante como para "premiarlo" con una sesion de RS cada 8 horas, asi que no molestes con el asunto.
Tomaré el camino difícil y la dieta del membrillo ;)
Unknown dijo…
Error ortográfico en la Rpata a Adriano, en lugar de "ha" va "a"

eso me pasa por rajar de la prensa chicha.
Anónimo dijo…
a esas teticas, les llamas espectaculares, o muy proporcionadas en verdad debo decir que están regias, pero no son muy grandes, lo digo yo, que sí a visto verdaderas ubres.
David C. dijo…
Para mi que estas que te publicitas. Je, je.
junio dijo…
Eso me hace recordar que alguna vez me enseñaron a hacer masajes.
Carlox dijo…
eso de empezar a hacer deporte parece mala idea al principio pero luego uno se acostumbra. ¿o te ha pasado algo tan malo acaso?

mira esto:
Campaña por una belleza real

ojalá tengas mejor suerte en la próxima sesión de jabs, swings, uppercuts y todos los tipos de patada que se le ocurran a tu instructor.
Sí, tener que lidiar con el peso ideal siempre será un problema para las mujeres. Pero hay que entender que cada quien tiene su tipo (y sus atractivos) así que solo hay que pulirlo y sacarle provecho (en el mejor de los términos) sin llegar a ser una barbie superficial.
Por cierto, creo que también necesito apuntarme a unas clases de tae bo.
Adriano dijo…
Que pena, si te gusta asi. Visita mi blog, justamente hablo de ese tema
Marea dijo…
Maldita gordura, yo he vivido, mejor dicho vivo con ese lastre, toda mi vida me he sentido gorda y la verdad soy maceteada. Lo único a mi favor es que me encanta hacer deporte sino olvídate sería obesa, que miedo. También sufro al tener tetotas encontrar un sostén en Lima que me las agarre bien era una tortura, debería hacer un post sobre eso. En el dolor hermanas y te cuento que ya estoy full dieta pues voy a Lima por un mes en verano y no pues tengo que estar bien.
PS. en las fotos te vez regia mujer.
Unknown dijo…
June ¿que tienen que ver los masajes?
junio dijo…
como al parecer has quedado molida, te ofrezco una demostración gratis
Ana dijo…
Laura:
Iba a 'postear' una respuesta de papiro, pero mejor no. En resumen, hay que buscar balance entre salud mental y física. Si amamos vivir habrá balance entre lo ingerido y el ejercicio, entre lo que amamos y cómo nos amamos, no habrá descontrol, ni lavados de coco. Ah, tan fácil, no? Yo una vez fui mi nombre y casi digo farewell. Da rabia que a todo esto miles mueren de hambre. :(
Pfttt! Veré cuánto peso hoy.
llegue demasiado tarde a leer como para ver la
foto que borraste. Pero eso le dio mas sabor al
post ;)
Reivajss dijo…
frase común... no hay mujer a la que no le haya esucchado esas palabras, por más simpáticas lindas y delgadas que estén... siempre encuentran lo contrario.
SalU2

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones