Ir al contenido principal

cuatro

Los dias transcurren lentos en la nueva casa, ella sigue yendose temprano y regresando tarde, ignorando esas peleas estupidas entre ambos hermanos mayores...insultos sobre sexualidad y frustracion que hieren el ambiente.

Por las noches Eva le cuenta cosas que ella no desea saber. Dice que sabe que su hermano le mira las tetas con concupiscencia, Eva tiene esos senos enormes de matrona antigua y dice que su hermano se los mira dia y noche, que la espia en la ducha cuando se baña y que siente su respiracion tras la cortina cuando se cambia en las mañanas, Eva dice sentir miedo por ambas; pero ella se tapa los oidos, le enferma esa obsesion de Eva de sentirse observada y de decir que su hermano no se casa con nadie porque la desea a ella. Se oculta bajo las sabanas fingiendo dormir mientras reflexiona sino sera Eva la que no se va de casa por la misma razon.

Un dia sucede lo inevitable: Mientra ella y Eva leen revistas en la cama, su hermano giganton la llama al cuarto para mostrarle el nuevo programa del computador, como ella se niega a ir, el insiste mas hasta hacerse insoportable...la llama y grita desde la otra habitacion, interrumpiendo su charla, Eva interviene entonces con una de sus consabidas frases de "ya dejanos en paz maricón" que dudosamente queda sin respuesta. La tarde es apacible y la lluvia golpea el cristal de las amplisimas ventanas, ellas permanecen calladas asombradas de que Giganton no haya reaccionado. Luego solo se escucha un golpe seco, seguido de un gemido y una maldicion.

El hermano ha entrado a la habitacion de ambas solo para golpear a Eva por la espalda con su enorme rodilla de gladiador, mientras le dice " callate machorra" con la autoridad del que se sabe mas fuertey mas grande. La ha dejado inmovil por un buen rato, el tiempo se detiene y ella siente que de pronto el aire escazea en casa, intenta ayudar a su hermana pero este solo hecho basta para que Eva pierda todo rastro de cordura y arremeta contra el como una fiera, echa espumarajos por la boca y vuelve con el cuchillo de caza de su padre, un cuchillo enorme que parece una cimitarra. A partir de alli todo sucedera muy rapìdo, ella verá como se enfrentan ambos hermanos y como Eva se hace enorme con el arma empuñada sobre giganton que ahora luce reducido a una criatura de ojos desorbitados. Eva crece y crece y parece que fuera a llegar hasta el techo, se abalanza sobre el con la destreza de un asesino y le clava el cuchillo en el pecho, increiblemente no brota la sangre que esperaba y dique asestandole golpes en el cuerpo, mientras lo trata de maricon y poco hombre...Ella reacciona a mitad del juego y se interpone entre ambos, pues sabe que Eva no se detendra hasta matarlo. Giganton tambien parece despertar y detiene el ataque con un empujon a la fragil Eva que ahora llora y grita como demente desde la alfombra.

El cuerpo de giganton esta cubierto de heridas pequeñas, su ropa se va empapando poco a poco de sangre. Su transpiracion apesta a miedo, se mete al baño y no vuelve a salir de alli hasta muy tarde. Ella tambien se ha ganado algunas heridas en los brazos que le duelen como si hubieran sido hechas con hierro caliente. Eva ha vuelto a la calma y permanece en estado catatonico mientras se aferra al cuchillo como a un ancla en ese mar oscuro que ahora es su mente.
LLega la noche y los tres hermanos permanecen sin decir palabra, nadie debe saber lo que ha ocurrido.
A la mañana siguiente Eva le hace prometer que nunca mas se interpondra entre ambos porque la siguiente vez no tendra piedad.

Dos semanas mas tarde llegan sus padres, Giganton los ha llamado y por el hilo telefonico su padre ha sentido como las lagrimas de Giganton mojaban su mejilla, " no la soporto mas , papa" " ya no puedo soportarla" ha dicho y ellos han sabido que algo andaba mal.

Cuando llegan le reclaman a ella ¿ Por que no llamaste tu? ¿ por que dejaste que esto pasara? Pudo haber sido peor ya conoces a tu hermana...Ella piensa que nadie la conoce, nadie sabe quien es realmente Eva y por eso ha ocurrido lo que ha ocurrido.

Cuando sale esa tarde a clases, cruza el comedor en donde permaneces sentados sus padres, Eva y Giganton. Escucha como su padre recrimina a su hermana " esto ha ido demasiado lejos, ¿crees que tu hermano te espia? ¿ crees acaso que tu propio hermano quiere violarte? ¡ Estas loca! "

Eva llora en la silla mordiendose los labios... Si -le grita- tu hijo quiere violarme y la proxima vez lo matare.

Su voz retumba en el pequeño departamento. Sus padres se han quedado callados, estupefactos, ni una mosca viola el silencio de su sentencia. Ella sale de casa, no quisiera volver alli nunca mas.

3 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Olor a hembra

Hoy recordé a qué huele una mujer...Me refiero a una mujer normal...sin perfume, sin artefactos, sin nada. Que perturbador. Millones de recuerdos vinieron a mi, allí desnuda bajo la frazada tibia, la sábana enrrollada en los pies, inmóvil con las manos en el vientre, esperando como un capullo. Como alguien muerto.

¿De dónde sale ese olor? Me pregunté. ¿Emana de su cuerpo, su pecho, su piel? ¿No lo calman el jabón, el perfume ni las cremas? ¿Puede ser tan imperceptible como intenso? Algo a lo que te acercas y te marea, te tumba de la impresión de no ser ningún olor conocido.

Trato a diario de cubrir mi olor, me avergüenza, pues me identifica. No creo que hieda, es más alguno que otro hombre ha comentado que mi olor natural es rico..delicioso según el más poético. Un olor que aguarda aquí cerca del cuello, en la nuca, por los hombros. Un aroma de mujer que me va cubriendo como un disfraz invisible, mientras aguardo al acecho. Un perfume tuyo, exquisito- dicen con ensayada destreza.

Yo ento…