Ir al contenido principal

La vie en Rouge

Hoy me levante tarde por primera vez en esta semana de infierno. Deje de desayunar el yogurt helado con cereal de a diario y me hice leche tibia con galletas. Esa combinacion de yogurt y fibra le esta haciendo daño a mi organismo fanatico por las cosas insalubres. Prendi la television y me dispuse a hacer de mi ocio algo productivo viendo alguna pelicula interesante. Es raro que cuando al fin tengo tiempo para mirar cable todo el dia, no hay ninguna pelicula decente, siempre me pasa. Asi que procedi a asearme y a mimarme: Las cejas, las piernas, las uñas, el humectante corporal y un largo etcetera fueron mis prioriodades. Ahora venia la peor parte, el cabello. El tratamiento completo de shampoo, reacondicionador, desenrredo y gel. Como no suelo peinarme, estaba mas enredado que de costumbre. Algun dia hare algo por esta mata de cabello que llena de pelos todos los rincones de la casa, cuando deje la paranoia por los salones de belleza.

Recuerdo mi intentona de cambio de look...que fiasco! Aun me duele el bolsillo cuando recuerdo ese pasaje avergonzante de mi vida. Y es que las mujeres vemos muchas telenovelas, muchas peliculas de Disney en donde por el pago de una cantidad medianamente obscena, viene un peluquero fashion con el rostro perfeccionado por millones de cirugias vistiendo una camisa que cuesta tu salario mensual y te hace el milagrito, cliiiiiinnnnn ....en un solo toque te convierte en princesa, toda llena de belleza y el /ella pasa a ser tu hada Madrina en version transexual.

Yo me crei ese cuentito y fui a uno de esos salones fashion, debo confesar que tengo mas miedo a los peluqueros que a los dentistas, las veces que he ido siempre he salido con una gorra y al borde de las lagrimas, todos insiten en cortarme el cabello y hacerme recordar los traumas de mi infancia en que llevaba el cabello tan corto que hasta que cumpli los 12 años todos creian que mis padres tenian un hijo hombre.
Esta vez, ya habia crecido ningun marica se iba a llevar mi cabellera como trofeo yo tenia el poder, la decision y el dinero.

- Quiero un cambio de look - le dije, apenas me sente en la silla giratoria. Pero nada de cortes raros, solo algo que me haga ver bien.

- perfecto querida...a ver...pero tienes mucho cabessho, tenemos que reducir volumen...y un cambio del color de base, podria ser un color vino con unas cuantas meshas rojizas...Asi, que te parece...?

Me mostro el catalogo donde aparecian muchos mechoncitos de pelo de colores y yo asenti emocionada...No podia creerlo, al fin iba a cambiar mi aspecto, al fin podria usar el cabello suelto sin miedo de parecer la version femenina de los " jackson five". Tome la revista e intente leer sin las gafas puestas, mientras essha me hacia el milagrito.

-Tienes bonita mirada, deberias dejar de usar esas gafitas...si queres te hacemos algo en los ojos, cubrimos esas ojeras y reducimos las cejas...veras como sales de aca hecha otra...

Sonaba encantador, pero esas yo y esas " gafitas" como les llamaba la Sshegua eramos una. No me imaginaba andando por la calle sin mi antifaz de carey . Decline a su peticion con una sonrisa nerviosa.

Las siguientes dos horas me hicieron de todo , casi podia sentirme como uno de los perros que peluquea mi hermana para las tias regias... Me lavaron , peinaron, cepillaron y jalaron ..Voila...despues de comprobar que mi cuero cabelludo no se desprendia de mi craneo tan facilmente, se cansaron...Ahora tenia el cabello menos voluminoso y a la altura de los hombros ... a mis pies descansaba un monton de tanas color ebano...las mire con un sentimiento maternal, essha parecio notarlo

- Si queres te las sshevas ...esto te servira para una almohadita, dijo burlandose.

Ahora venia la peor parte, la teñida...no se como hicieron, pero yo senti que con tanto olor a quimico me volvia la rinitis alergica. Al lado mio los sillones giratorios se iban llenando de mujeres lindas, en la sala de espera chicas fashion venian de la mano de sus novios caritademuñeco , con ropa deportiva y bolsos deportivos, mientras les decian amor recogeme a la tarde. A mi no habia quien me recogiera, si no me gustaba el corte tenia una pañoleta en el bolso lista para salir de alli corriendo, disfrazada de mujer islamica...pero no , esta vez no habia que temer estaba en manos profesionales, nadie mas me haria llorar por un corte de pelo.

No se cuanto duro el proceso...solo que yo pedi una coca cola y galletas que me costaron el triple que en la calle, no lo habria hecho sino fuera porque estaba pasando una mañana de inanicion y senti que podia desmayarme entre la falta de glucosa y el exceso de aerosoles.

Ahora le tocaba al que me haria las mechas...Un tipo moreno con voz de mujer y peinado antigravitacional. Sus manazos de obrero de construccion civil retaban a su destino ominoso con una manicure perfecta.
Yo seguia leyendo sobre Lady Di y que a Robert de Niro le gustaban las morochas..mientras me lagrimeaban los ojos por el esfuerzo visual y los jalones de pelo. Para ser bella tienes que ver estrellas, la frase de mi hermana jamas habia sonado tan cierta. Cerre los ojos y me quede asi hasta que terminaron.

Listo, querida, te ves hermosa...
Yo esperaba ver una transformacion total, suspire profundo y abri los ojos..., ahi estaba yo frente al espejo gigante de la peluqueria de moda, luciendo....igualita que siempre...

-Pero.... me veo igual- les dije, con decepcion
- Igual? Nooooooo...- se mofo el marica austral. SShegaste aca hecha un desatre, ahora mirate, te ves moderna...siente como tu cabessho se mueve, ya no tendras que sshevarlo atado en esa horrible cola de cabassho, no era eso lo que querias? Lo que pasa es que no vas a notar aun el color porque esta humedo...ya me amaras cuando te vashas a casa.

Eso podia jurarlo...no queria volver a verlo en mi vida. Solo faltaba pagar, un precio modico si consideramos que tendria que vender un riñon para pagar la cuenta... saque el dinero en efectivo mientras la recepcionista me veia raro, parece que no era nada fashion pagar sin tarjeta. Me vacie hasta el ultimo bosillo del blue jean para completar el precio y me marche esperando que en casa mi espejo propio me dijera ...te ves diferente!

Solo tuve que esperar 30 minutos para ver en lo que me habian convertido...Suelto se veia bien , porque negarlo, tenia menos volumen y estaba mas corto, pero cuando me intente levantar el cabello para hacerme la tipica colita, note un monton de mechones rojo puto saliendo de mi craneo...casi doy un grito de espanto, en el catalogo ese color se veia bien, pero ahora en mi cabeza esos mechones coloridos me daban el aspecto de una Cindy Loper criolla.

....Debiste denunciarlos por publicidad engañosa - otra vez era mi hermano llamando a las armas. Nole hice caso y segui con mi vida, nadie me devolveria el dinero ni la dignidad perdida en esa peluqueria.

Las semanas pasaron y con la ayuda de pañoletas, gorras y sombreros ocasionales, nadie noto mi añorado y costoso cambio de look, ...excepto un dia que me olvide y me hice una media cola en clase de frances y salieron a relucir los mechones escarlatiniformes.

- Te queda bien - me dijo alguien...con el pelo en esa notalidad de rojo podrias pasar por Burbujita...y se rio divertido

Yo sonrei sin ganas a su broma ochentera y sali de alli odiando al mundo, a los peluqueros fashion y al guionista de Betty la fea.


2 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Olor a hembra

Hoy recordé a qué huele una mujer...Me refiero a una mujer normal...sin perfume, sin artefactos, sin nada. Que perturbador. Millones de recuerdos vinieron a mi, allí desnuda bajo la frazada tibia, la sábana enrrollada en los pies, inmóvil con las manos en el vientre, esperando como un capullo. Como alguien muerto.

¿De dónde sale ese olor? Me pregunté. ¿Emana de su cuerpo, su pecho, su piel? ¿No lo calman el jabón, el perfume ni las cremas? ¿Puede ser tan imperceptible como intenso? Algo a lo que te acercas y te marea, te tumba de la impresión de no ser ningún olor conocido.

Trato a diario de cubrir mi olor, me avergüenza, pues me identifica. No creo que hieda, es más alguno que otro hombre ha comentado que mi olor natural es rico..delicioso según el más poético. Un olor que aguarda aquí cerca del cuello, en la nuca, por los hombros. Un aroma de mujer que me va cubriendo como un disfraz invisible, mientras aguardo al acecho. Un perfume tuyo, exquisito- dicen con ensayada destreza.

Yo ento…