Dos.............

Ella comienza a darse cuenta que no es como las demas niñas, que hay algo en ella que la hace especial y atemoriza al resto; cuanto quisera ser normal y jugar a esos juegos tontos como la ronda, pero ella piensa y siente diferente. Sabe muchas cosas que los demas desconocen, sabe leer y escribir, sabe porque se forman los arcoiris y porque el mar es salado; sabe por ejemplo que contenerse los deseos de orinar le provocara una sensacion indescriptible de dolor y gozo. Que tocarse en las noches es algo que nadie mas debe saber, que hay algo que los mayores hacen en la cama y que ella desea pero no sabe exactamente que es. Teme ese deseo que brota en ella, es el demonio piensa, el demonio que se apodera de su cuerpo con esas ideas insanas. ¿ Por que sus demas amigas juegan a las muñecas mientras ella desea tocarse? ¿ Por que le genera curiosidad y envidia el cuerpo de una mujer? ¿ Por que sabe que el besar el sexo de un hombre podria generarle placer? Estos pensamientos la hacen tremendamente infeliz. No comprende porque ella sabe leer desde que tiene uso de razon o por que la llaman brillante. Porque de pronto todo el mundo espera grandes cosas de ella y en cambio ella solo desea poder vencer a sus demonios internos.

Ha crecido y una de sus amiguitas le cuenta lo que le ha explicado su padre, sobre como se hacen los hijos. A ella nadie se lo ha explicado, ella sigue pensando que cuando en las telenovelas los adultos se van a la cama es solo para besarse y hacerse caricias, pero al enterarse de detalles como penetracion y mucosa vaginal solo siente que tiene miedo y que ya no desea ser mujer. El mundo la asquea, ahora entiende porque ese hombre a la salida de la escuela le enseña un miembro enrojecido con el que asusta a las niñas de su edad, ahora entiende porque hay que temer a la palabra sexo. Vuelve a pensar en el demonio ¿ Es el, el artifice de todo eso?

La vida sigue avanzando y ella piensa que podria ser lesbiana, porque le gusta observar y dibujar los cuerpos de mujeres, sabe que esto es malo, que no es normal, deberian agradarle los hombres...piensa que le agradan pero no para dibujarlos. Los hombres tienen una anatomia fea, no entiende porque sus amigas admiran el pecho o las piernas de los chicos de su edad, les mira el rostro y los ve feos, los escucha y los siente tontos. Tal vez ella sea lesbiana, claro ¿ como no serlo? Si el amor entre un hombre y una mujer solo puede generar dolor.

Pero su cuerpo ha empezado a cambiar, se ve al espejo: El esbozo de mamas, sus pezones en roseta, el vello ralo en el pubis, sus piernas que se van llenando y tomando forma de muslos de adulta. Ha dejado de ser la niña delgaducha, ahora su cuerpo comienza a tener dimensiones de mujer, incluso el olor. Le molesta que la demas gente pueda olerlo, que sientan que su sudor tiene olor de mujer, que esta creciendo, que ya menstrua...que en cualquier momento si alguien la violara podria quedar en cinta. Esa idea la atemoriza mas que nada, los hombres parece que siempre desearan lastimarla y ella sabe que tienen como hacerlo. debe ser cautelosa , le dicen sus padres, ella sabe que si.

Su cuerpo es ahora de mujer, sus formas son armonicas, su cara ovalada y sus labios acorazonados, ha olvidado la idea de ser lesbiana, le gusta su nueva figura, le ha vuelto el vicio de tocarse...ahora ya sabe que no es el demonio, sino la adolescencia. Ahora sabe que en ese punto en donde su humedad se vuelve calor, hay un pasaje estrecho que comunica el cielo y el infierno en una sola persona. Ha dejado de temerle al sexo y a los hombres, ahora lo desea, desea ser amada por un hombre, ser mujer en todo el sentido de la palabra...pero sigue siendo rara.

De pronto se da cuenta que las niñas brillantes tendran que aguardar su turno en la sala del baile hasta que los niños maduren. Que no sabe de que hablar con un chico de su edad, que no sabria como besarlo. Prefiere hablar con los adultos, con sus maestros, con gente que sepa del Conde de Montecristo o Rodin, porque ella sabe bastante de eso, se ha pasado toda la pubertad leyendo mientras los demas jugaban, alli entre la gente adulta se siente comoda pero tambien vacia.

Mientras tanto, nota algo que nunca ha notado antes y que le ha vuelto a generar una ansiedad que la hace sentir culpable: Las miradas de los hombres grandes sobre ella y sus formas jovenes, su gesto lascivo que espanta. Sus manos humedas sobre su cintura cuando tienen que guiarla hacia alguna parte, ella puede oler ese deseo. El deseo que genera su cuerpo joven y esa maldita inocencia que perdera tarde o temprano.

Duele crecer piensa, duele saber lo que los demas ignoran, porque como oyo en una pelicula, la maldicion de la gente brillante es que nunca hay sorpresas: Siempre saben lo que va a pasar y ella ya sabe de lo inevitable de su destino.
2 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones