Confesiones

Las relaciones a distancia, de cualquier tipo, son siempre un disparo al aire. Una luz de bengala que en un inicio ilumina los sentidos, pero tambien una luz que pronto te deja en la oscuridad absoluta, mas ciego y mas perdido que al inicio. Hundida en una ilusion rota.

Yo tengo miedo del mundo, tengo miedo de la ilusion, de amar y de ser amada. Tengo tanto miedo a amar y que me rompan de nuevo, que pongo trampas sencillas. Trampas que no benefician a nadie solo hacen que me hunda mas y mas, que me aleje de la gente, que logre apartar a todos de mi lado.

Muestro esas fotos de anatomia al desnudo, muestro ese cuerpo de tetas en encaje, de entrepierna dormida, de labios humedos. Es una trampa, siempre es una trampa y siempre hay alguien que cae, siempre hay alguien que perdera el interes en lo que digo y comience a preguntar tallas de brassiere, habitos de cama, calidad de ropa interior. Yo dejo que pregunten , yo respondo docilmente, abro el camino hacia una charla cualquiera de erotismo disimulado o de pornografia barata. Cuando alguien ve esas fotos siento que yo desaparezco.

Detesto mi cuerpo, a veces desearia ser transparente. Detesto las miradas sobre mi. Me asquea que solo sea una figura que puede satisfacer deseos sexuales, alguien a quien no se le pueda hablar sobre nadie mas. Pero los seres humanos somos asi, carnales ¿ Por que debo culpar a alguien de eso? Por que debo odiar al que me desea y amar al que pueda ignorarme?

Tengo tanto miedo de no ser amada con solo cinco sentidos, que aparto a todos de mi.

¿ Que es el sexo sin amor? No es solo sexo. Es el maldito cariño, la ternura, ese tipo de sentimientos cenicientos, que no llegan ser ni de amor ni de odio. Ni blanco ni negro. Es sexo, en donde sabes que dejaras ir y dejaras que te dejen. Es esa relacion en la que sabes, que no pondras un centavo para que dure mas que una noche, asi sea esta la mejor noche de tu vida.

Tengo tanto miedo a amar sin ser amada, que pongo cercos alrededor mio, pongo fosos con monstruos melancolicos, pongo perros rabiosos que ladran solo cinismo, coloco bombas de nudismo a cada paso, trampas de sexualidad e insania y desde mi trinchera contemplo totalmente herida que nadie tiene las alas para llegar hacia mi, que nadie remontara al cielo para curarme. Que mis cercos atrapa tontos siempre dan resultado. Y lo peor de todo que tal vez no valgo la pena para que alguien venga hacia mi y me salve de mi misma.

A la entrada de mi todos naufragan en efluvios sexuales, todos ven una masa celular sedienta de erotismo, todos sin excepcion aman y odian a la que ven, pero yo permanezco oculta. Porque nadie puede entrar aqui dentro, nadie me ha visto y yo no he dejado que me vean. Yo sigo siendo la niña miedosa, la que teme que la hieran, la que fizgonea con curiosidad morbosa desde detras de los ojos, como la hacen suya, como los hombres desean hacerle el amor a la anatomia de mujer que gime bajo ellos.

Cada palabra mia es una trampa de negativismo, es un cartel en la frente que dice" No funcionara", mientras mi corazon espera que si funcione. Que alguna vz funcione.

Me ilusiono tan facilmente de aquel que diga la palabra correcta, de aquel que imagino puede llegar a "verme"... me enamoro tan repentinamente como me desenamoro.
Tengo miedo, ese es mi diagnostico. Tengo panico a amar de esta forma- la unica que conozco- en que el cuerpo y la piel desaparecen y se ama metafisicamente hasta que termina...hasta el momento sublime en que se agote el corazon de tanto amar y deje escapar al alma desnuda entre caminos de flores o sangrarse los pies en caminos de zarzas.

Tengo miedo de amar a alguien por dentro y que a mi solo me amen por fuera...

A este barniz de mujer segura, de afrodita insaciable...a este desastre que solo ansia poder soñar con los pies en la tierra y que no puede...No puede, porque al interior de si, siempre espera a alguien que remonte el cielo y me libere de mis propias trampas, que me enseñe el amor dulce y doloroso, pero amor al fin. Un sentimiento totalmente inventado, pero que me es necesario.

Esperare al dia en que mi entrepierna cobre el valor millonario que solo le puede dar aquel que realmente ama. Aquel que en la primera noche de amor, logra liberarte de la prision de la carne y hacerte volar hasta tocar las estrellas, hasta hacerte saber que vales mas por lo que eres que por lo que aparentas.

Y la respuesta es afirmativa. Si, tengo miedo del amor. Tengo asco de lo que provoco.

Tengo panico a esperar mas de lo que se me puede dar, pero desgraciadamente desde mi trinchera de miedos y complejos, yo siempre seguire esperando.
8 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones