Ir al contenido principal

Carta de un octubre muerto.

Lunes...no se la fecha....Octubre creo....

Hola mi querido lugarteniente

Son las 10 de la noche y será una larga noche puesto que he dormido todo el día, a causa de mi migraña maratónica de anoche, odio cuando tengo que verme forzada a después de 6 pastillas que me malogran el estomago, tener que colocarme una inyección, pero bueno la de ayer me la puse con anestésico y no me dolió tanto, pero igual es como si tuvieras que perder la batalla contra el dolor.
Te extraño.
Debe ser que estoy medio deprimida a causa de mi estado de salud o que realmente me hace falta algo que leer y tu eres mí escritor favorito, que pena que aun no me envíes nada largo para leerte, pero reconozco que nuestra amistad es sin condiciones y así debo asumirla. No se nada de ti, nada de tu vida, de donde vives de cómo es tu vida, de porque fumas tanto o cual es tu apellido, ignoro las cosas mas simples de tu vida y sin embargo yo te lo he contado todo, debe ser a causa de esa condición inherente de ser mujer, de ser parlanchinas incurables y siempre adoptar el egocentrismo como forma de vida. No me agradan las mujeres como amigas, siempre he tenido amigos hombres aunque no sean los mejores escuchando, pero si logran ser mas francos, mas infantiles y menos cínicos que las amigas mujeres siempre con el animo dispuesto a darte una puñalada por la espalda.
Estoy tan cansada, no tengo sueño pero estoy cansada, tal vez un poco triste algo desolada. La vida transcurre sin tener más relación amical que con los necios del Chat, todo es tan vano, tan superfluo. Tal vez debería volver a trabajar, pero no, mejor no, no quiero sentarme a esperar todo el día un paciente que no llegara.

Volví a hablar con el y fue provechoso, ya que no le guardo rencor, es mas, se que yo gano mas perdiéndolo, que lo que el perdiéndome a mi. En fin ha sido una semana larga llena de pasajes estupidos, donde el amor era ocupado por la nostalgia y el dolor, por el perdón. Quien soy yo para llenar mi vida de tristeza, es tan corto el amor y es tan largo el olvido…pero hay que seguir viviendo. Me ofreció vernos otra vez y yo me alegre, aunque perfectamente conciente de que ya no seria un retorno, sino solo un affaire a medio tiempo. Estaba feliz ¿por qué negarlo? La falta de sexo me va a volver loca. Necesito también viajar, ese fue el objeto de mi año sabático, pero bueno. Ayer hablamos de nuevo y se dedico a hablar de su esposa; me siento tan estúpida cuando eso pasa, encima me comparó con la maniática, dice que yo lo ataco igual que ella. Si ya de por si, cualquier comparación es odiosa, imagínate cuanto será que te comparen con un ser tan repulsivo y justo la persona a la que piensas que aun amas.
Quiero descansar.
Quiero dormirme en el regazo de alguien y dejar esta angustia de vivir, fuera de mí y en otro espacio. Me molesta estar en celo todo el día, tener siempre la truza húmeda, como si todo se relacionara al sexo y no poder hablar de eso mas que con la estúpida gente del Chat, pues así , me olvido un poco de la vergüenza. Ser mujer me trae problemas, ya ves, hasta a tí que has sido tan comprensivo conmigo te he ofrecido una noche de amor. No sé que diablos estaba pensando, la falta de sexo esta acabando con mi vida y a el creo que ya se le murió la libido y solo quiere verme la cara, las manos por la cámara, mientras q yo estoy ahí con la blusa escotada y las piernas depiladas. Creo que no quiere hablar de esos temas conmigo porque sabe que el deseo ya no le retornara con nada, creo que en el fondo teme volver a verme precisamente por eso y lo irritaba tanto mi acoso en busca solo de eso. No soy un objeto sexual, me decía. Mierda, yo tampoco soy una máquina, pero tengo 25 años y pienso en eso mañana, tarde y noche, porque la cuestión se me moja de la nada y mis hormonas ya están llegando a limites indescriptibles. Maldita sea ser mujer y tener tanto estrógeno dentro. Ya ni puedo pensar.

Siento el escribirte esta tonta carta, pero estoy tan irritada por todo, que solo quisiera llorar o dormir, lo que pase primero. Espero que me escribas pronto.

Tuya. Yo.


Pintura de Maria Victoria Sarmiento.
4 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Amante Ideal

"Alguien que conozca todas tus mierdas y no te joda por eso. O mas bien que te joda, pero que te joda bien" Esa es la definición que él me da cuando le pregunto quien sería su amante ideal. Me río entonces, como no lo hacia hace días. Es refrescante poder discutir sobre sexo en voz alta. Llevo un par de semanas pensando que le he perdido la curiosidad a enfrentar  tener nuevas relaciones, cada vez que llego al asunto doy un largo rodeo y cambio de tema.

Tengo que reconocer que la vida se pone mejor cada día, tan mejor que espero con ansia que me despidan del trabajo para poder invertir todos mis ahorros en un viaje que dure un par de años por territorios desconocidos.
Luego pienso en la salud de mis padres y me deprime la idea de que no podría irme sabiendo que aun me necesitan.  Que no sabrían a quien llamar si algo malo sucede. A cierta edad si no haz hecho todo lo que se te vino en gana te terminan atando el amor por  los hijos o los padres  eternamente a casa; ante cualq…