Febrero

Carnavales, es una fiesta rara. La comence a disfrutar cuando ya no era adolescente y en vez de salir con mis amigas empece a salir con mis padres y a usar traje de baño entero.
Es que terminar la universidad y volver a casa es doloroso cuando te das cuenta que tus amigas ya no estan, se casaron, se embarazaron o trabajan en otras ciudades, las mas afortunadas seguian sacandoles una pension a sus padres en alguna universidad privada donde una carrera de 5 años podia elongarse hasta 15 si era necesario " seguir socializando".

De adolescente era un panico salir a la calle en Febrero y que te persiguieran 20 chicos con globos llenos de agua o engendros con esos tubos de espuma y polvos de colores. Recuerdo que era mi amiga Giuliana la que se enfrentaba a ellos con todas las groserias aprendidas en el colegio de monjas ( que eran bastantes) yretaba a los niños a mojarla. Finalmente siempre lo hacian y encima reafirmaban su casi bulimia diciendole " ¡ muere por gorda!"

Carnavales se torno divertido, cuando comence a darme cuenta que mis padres no eran mis enemigos ni la causa de que me volviera antisocial o no tuviera novio cumplidos los 16; asi que volvia a casa y nos ibamos en el auto mojando a la gente (especialmente a los mayores de cincuenta) aunque mojar viejos está tácitamente prohibido por alguna norma de conducta carnavalesca que no admite mojar tios cascarrabias, mi padre se acercaba con la camioneta a los tios mas viejos e instaba a que los bañemos " para hacerlos sentir vivos" decia, claro que mi madre protestaba y me lo prohibia a mi y a los niños de mis hermanos porque podiamos cusarles algun daño fisico o incluso la muerte, pero mi viejo seguia acercandose a la gente mayor y comprandonos globos porque " al fin y al cabo, para eso esta la penicilina"...

Lo mejor de carnavales era comer esas galletas de maiz dulce y canela que nunca pudimos hacer bien en casa porque salian tan duras que habia que remojarlas en te para que no rompieran los dientes. Mi mama decia que era costumbre de su casa comer los " maizillos" en carnavales asi que se afanaba por hacer las galletitas que salian para jugar tejo...Un dia salieron bien- finalmente habia dado con la antigua receta para hacerlos suaves y que se deshicieran en la boca como polvo azucarado- pero la exquisitez del primer maizillo hizo que casi murieramos por asfixia...habian salido demasiado suaves, al comerlos parecian talco dulce que llevaba a crisis de tos con vertigos de muerte.

Ahora los carnavales son mejores. Mis hermanas volvieron a casa " desmaridadas" y trajeron con ellas a sus hijos, que hacen con sus gritos y llantos que esta casa grande y triste parezca feliz y llena de vida. Ahora mi padre los entrena a ellos a mojar a los de la tercera edad y a tirar uvas podridas cuando se acaba el agua. Mi madre ya agarro la onda del salvajismo y ayuda a llenar los tazones para ahogar personas gritando " agua!!!"...ya no tenemos nuestra linda cherokee azul de vidrios polarizados, la epoca de las vacas flacas llego y cambiamos a un auto toyota blanco, que nos beneficia de cierta manera viviendo en un pais en donde todos los autos son de contrabando y por ello el 60 % es horriblemente blanco...ahora a los taxistas que mojamos mientras duermen a la sombra de los arboles, les resulta mas dificil perseguirnos. Somos unos locos mas en medio del carnaval.

Yo salgo con los niños armados de bombas de colores y espuma de cotillon y nadie me moja, porque saben que no hay peor plaga que engendros armados con agua en carnavales...pero de vez en cuando aun temo a los grupos de " embetunados" que vienen por la playa manchando a las mujeres hasta la traquea, porque mi padre fiel a su costumbre de que "la mejor manera de ser joven es que te lo recuerden" ( de preferencia con alguna anecdota dolororsa) apenas ve esas hordas de jovenes por la playa, huye con mi madre de la sombrilla y señala a sus 3 hijas, esperando a que nos manchen, mojen y tiren al agua...pero los chicos se dan cuenta que hay tres mujeres con sombreros tiradas sobre las toallas con niños al lado...se van y " nos respetan por ser tias"...mis hermanas se quedan felices, yo me quedo pensando ¿que tan malo puede ser que te embetunen la cara? ¿es el precio que hay que pagar por seguir pareciendo joven?
4 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones