Los Disfraces

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

La gente no es lo que es, sino lo que dice ser…

Debería ejercitar esa frase en mi mente, vender la idea de lo que soy aunque no lo sea.

Pero me resulta difícil ese asunto de parecer mas de lo que soy y hacer creer algo que aun no soy.

Toda mi vida ha sido así. No entro del todo en el personaje y la gente cree entonces que no estudié bien mis líneas…

Recuerdo una tarde a mitad de la visita médica, me retiré para ir a ver a uno de mis pacientes que estaba grave, llevaba semanas hospitalizado por una insuficiencia hepática que lo estaba matando y por su pobre condición económica había sido difícil conseguirle los medicamentos para mantenerlo hospitalizado.

Mientras caminaba por el pasadizo, alguien gritó que el hombre había hecho paro. Corrí a la habitación de mi paciente y efectivamente el hombre había fallecido durante nuestra visita por el otro sector.

Antes que me pudiera acercar a constatar sus funciones vitales, vi a uno de mis compañeros menos brillantes entrar corriendo, empujar a todos, subirse en la cama del paciente y hacerle resucitación al puro estilo E.R. Llamaba al anestesista, gritaba, hacía todo un show digno de televisar y las enfermeras le seguían la corriente, sin entender bien para qué.

En la pequeña habitación todo se comenzó a poner gris oscuro y solo una luz enfocó a mi compañero haciendo una mala maniobra de resucitación, mientras pedía adrenalina, como si a esas alturas fuera necesario. Todos los demás desaparecimos, incluso el paciente.

Yo era una espectadora mas. Había sido mi paciente por casi un mes y yo no alcancé a hacer nada. Solo a ver el show de alguien que no tenía la menor idea de lo que estaba haciendo. Y a quedarme paralizada sin decir nada por detener esa absurda manera de volver la muerte de alguien un espectáculo.

El paciente ya había fallecido, no había nada que hacer. Pero él se quedó a hacer el show. A la salida de la habitación, los familiares le agradecían el esfuerzo por mantenerlo vivo. Yo me quedé atrás con los guantes sin utilizar en la mano, pensando si acaso hubiera sido mejor hacer ese tipo de maniobras que la gente espera de un verdadero médico.

“Habrá que declararse incompetente en todas las materias del mercado…”

El otro día estuve en una exposición de la escuela de arte. Veía los bocetos de cuerpos desnudos en la pared, los trazos, los rostros a la mitad y me quedaba maravillada ante el arte que tienen otros. Como me hubiera gustado nacer con ese don especial, con esa habilidad para plasmar en realidad todas las imágenes que nos parecen bellas.

Debo declararme ignorante en ese aspecto. Solo capaz de notar alguna belleza, aunque no con el suficiente tino para plasmarla. Pero creo poder reconocer a quien si sabe hacerlo. Eso debe bastarme.

Así como puedo leer algo y saber que me gusta, que quisiera leer mas de eso y declararme entonces: incompetente. Decirme a mi misma que hay gente que escribe bien y otra que solo dice que escribe. Pintores que lo hacen bien y otros que solo son aprendices.
Diferenciar entre lo que es y lo que dice ser, un ejercicio mas que difícil en un medio en donde todos se autodenominan artistas y la mayoría escritores.

Yo debería aprender la lección de hacer creer lo que no soy y publicar un texto que parezca novela y aunque nadie me lea, poner en mi hoja de vida que si lo soy. Que soy alguien que escribe libros. Ofrecer mi autógrafo, esperar la fama. Hacer creer que incluso, lo hago bien.

Debería aprender la lección y hacer mas aspaviento de cosas nimias, vender una imagen que no soy. Tragarme el cuento. Vivir feliz con eso, vender a alguien que no soy. No sé. Venderme mas al resto, aunque eso signifique de alguna manera regalarme.

Pero no puedo

“Habrá que declarararse un inocente o habrá que ser abyecto y desalmado….”

Que tontería pensar que el mundo es perfecto! Buscar que alguien no mire la apariencia y que sepa abrir la semilla dura para encontrar la almendra. Que alguien venga a ver el espectáculo sin necesitar de ropaje. Que necia soy!
Si al cabo la mayoría siempre mirara el disfraz y no a quien lo lleva y yo tengo el poder que nos han dado a los humanos de coserme siempre el ropaje que desee. Y cubrirme de acuerdo a la circunstancia.

Pero no puedo.

Sabes que no puedo. Porque debo declararme incompetente para vender una belleza que no soy, un escritor que no soy o un médico que no es. Soy la mitad de todo eso y mucho menos.

Pero a veces mi mitad de la verdad suele valer mas que la mentira de los otros y con eso, puedo alcanzar a dormir en paz, aunque tenga siempre que desnudarme del vestido que quieran tallarme y de los bozales que intenten colocarme.



*

*
*
"Intromisión"/ Borbolla

Comentarios

Edem dijo…
Bueno... es cuestion de tratar de ser lo que se dice ser, Laura.
Que lo consigas o no, ya es otra cosa, pero por lo menos intentarlo es lo que nos hace ser como somos.
Ahora... hay cosas que no se si las soy. Siempre he pensado que hay cosas que solo los demas pueden decidir si lo soy. Si soy un escritor, si soy un amigo, si soy un...
A mi me hubiera gustado tener el don de escribir novelas, tipo Lovecraft, tipo Derleth, Ashton Smith o Bierce, pero se que no puedo. Como dijo una profesora mia... "si, tienes algo, pero no llegas a serlo".
O cuando escribo mis poemas. Mira, ahi por ejemplo no me importa si son buenos, o si a la gente les gusta. Los hago para mi, o como mucho para otra persona. El resto... bueno, el resto son expectadores de lo que hago. Soy un poeta?. Bueno, me encantaria decir que si. Pero no lo se.
Ser lo que dices ser... buena pregunta. Y no es de facil respuesta, verdad?.
Si, ya se que a veces soy un pesado tambien... :-)
Un saludo de Edem.
diego dijo…
Todos nacemos con ciertas cosas. Algunas buenas, otras que no nos gustan. A mí me gustaría ser más empático, caerle mejor a la gente, poder hacer música.
A veces me canso de tratar de parecer quien no soy al punto de que ya no sé cuál es mi verdadera identidad. Es complicado explicarlo en unas pocas líneas.
El Chepis dijo…
El disfraz sólo sirve para cubrir cierta mediocridad que no aceptamos por completo.
Tú crees que las personas geniales, simplemente brillantes, actúan como personas brillantes tan sólo para que el mundo las reconozca como tales? Lo dudo mucho.

Si eres un buen médico, los resultados que tengas serán positivos yaquellos provenientes de tu capacidad como tal, no los provenientes de tu habilidad histriónica. Conócete a ti mismo, una frase tan cierta como sobreexplotada. Aquel que usa el disfraz es quizá quien mejor se conoce. Conoce su propia naturaleza carente de espectacularidades, y se viste de flores y estrellas. Sin embargo, dentro (que es dónde más importa) sabe y conoce perfectamente su oscuridad y ceguera.

Vive desnuda, sin disfraces, si es que sientes que vales la pena. Tarde o temprano, el que debe sentirse bien consigo mismo eres tú. Si esperamos la venia ajena, podemos esperar por siempre... sin quizá obtenerla jamás, perdiéndo el tiempo y quizá perdiéndonos nosotros.
IGGIX dijo…
solo importa lo q conocemos de nosotros mismos, el resto es solo un espejismo q aparece y desaparece tras las multiples mascaras q la sociedad y el miedo les impone a la gente. los ashaninkas tienen una expresion "narowe" q significa "soy el que soy"; entonces lau, sigue siendo simplemente...
Laura Hammer dijo…
Ser lo que se es y vivir a destajo...

me agrada eso.

Pero me agrada mas la gente que dice no conocerse, no saberse , no saber mucho de nada, pues reconoce que el espacio es mas grande de loq ue parece, el tiempo mas corto del que marca el reloj y la mente insuficiente para poder ser en extremo, todo lo que inútilmente quisieraramos ser.

Me agrada eso, vivir a destajo. Sin esperar nada del resto...pero es inevitable ser feliz con una aprobación y entristecer con una contrariedad, eso finalemnete es ser humano y debo aceptar que aunque lo niegue, eso es lo que soy.
Enrikín dijo…
nací en un lugar lejos de todo y cerca de nada. hoy vivo en un lugar gris.

quizás mañana viviré desdicha o tal vez felicidad... al final ¿quién sabe?

la cosa es q estamos consumiedo aire sin ser gran aporte...

ok... mejor cierro mis transmisiones por hoy.
Ray Kawabata dijo…
No necesariamente las personas llevan un disfraz para engañar al resto, tal vez resulta que el disfraz es la persona que creen o que les gustaría ser, incluso pueden estar inconcientes de que llevan ese disfraz, incluso tú o yo o cualquiera aquí puede ser el disfraz de una persona que aún no se deja ver o que nunca lo hará.
Por supuesto que hay disfraces que se usan con plena conciencia y con la finalidad de engañar, pero es parte de nuestros defectos como seres demasiado complejos, hay tantas cosas en nosotros que pueden fallar, tantas cosas que pueden no estar en su sitio, o simplemente tantas cosas que nosotros mismos cambiamos en quienes están a nuestro alrededor. La verdad, en lugar de angustiarse por los disfraces que pueden parecernos tan evidentes a algunos, es mejor intentar nosotros no ser engañados y ver dentro de las personas, al menos así haremos nuestra parte, si los demás aprenden a apreciar las cosas verdaderas, todos estaremos dando pasos hacia un buen fututo.
ladhrona dijo…
porque tienes que aprender ha hacer creer que eres alguien que no eres?

porque publicar algo para esperar la fama?

no es suficiente que tu mismo lo creas, no creo que otros deban validar el producto de lo que eres sea que pintes, escribas o cures; para considerarte que eres pintor escritor o musico o lo que sea

es solo un nombre, un titulo, el reconocimiento de algunos

que un grupo llegue a un consenso sobre tu trabajo no determina que seas algo o no

ademas...todo es subjetivo, un ejemplo recontra trastocado...los expresionistas no fueron considerados "pintores" por los conocedores de la epoca pero ¿lo eran o no lo eran? o ¿estuvo mal que se llamaran a ellos mismos pintores, mientras todo el mundo no consideraba sus pinturas como arte?


(me has hecho pensar, como siempre)
Ana dijo…
Me creía cualquier cuento, por lo general terminaba viendo que hay mucho más de lo expuesto: casi siempre menos o nada y en escasas ocasiones, más de lo expuesto o conocido aun por el "actor" de sí mismo. Tú eres una escasa ocasión. Sigue así, "no siendo" para ser más y ver más. Qué enredo filosófico, qué circo de imágenes es la vida. Por eso hoy no sé nada y en cuanto a ser, apenas comienzo.
Laura Hammer dijo…
Un consejo...Leer entre líneas...

Porque si alguien lee el disfraz de las palabras entonces pènsará que lo mío es una queja al no reconocimiento o una espera infructuosa de entrar en el personaje de los demás.

But......

No se pongan serios cuando alguien se burla de la filosofía de vivir de los otros...

Al fin y al cabo ese alguien tambien escribía entre líneas.
Laura Hammer dijo…
Lo olvidaba, a mi lectora oculta Ana:

Gracias por lo de "escasa ocasión"

...a veces me dejo llevar por mi humor noctámbulo.
Esto de las apariencias y del 'deber ser' del profesional es total y completamente modernista. Ya en 'La clase de anatomía del Doctor Nicolaes Tulp' de Rembrandt observamos ese modus operandi modernista que nos hace creer más en los dibujos y conceptos establecidos en las publicaciones que en lo que nos dicen nuestros propios pacientes. En esa obra, los alumnos aparecen todos mirando lo que dice el libro de anatomía, en vez de observar la disección que hace el Dr. Tulp del brazo del cadaver que tienen frente a sus ojos. Hoy en día, casi todo se asimila al saber del conocimiento y normamos la vida en tanto deba parecerse a lo establecido. Ergo decimos, tú normal, ese anormal. El individualismo nos pesa desde ahí.

Yo prefiero desentrañar miradas, aunque duela a morir.
nacho dijo…
Creo que no hay que confundir el anhelo de gustar con el querer ser como a los otros les gustaría que fuésemos.
A mi no me "gustaría" ser en nada diferente a como soy. Y entrecomillo el "gustaría", porque nada me impide a ser como quiero. Otra cosa es que lo sea.
(Supongo que no se entiende del todo.)
Alfredo dijo…
metiste lo de la semilla y la almendra... que chevere entender algunas cosas de antemano

es como participar de la composicion inicial de una cancion y despues esa cancion oirla en la radio

que chevere
junio dijo…
hola Laura, te extrañaba
ART dijo…
Interesante historia, eso ocurre. La verdad yo hubiera hecho algo como lo hizo el enfermero ese, no talvez por fingir algo, sino porque en ocasiones no puedo quedarme viendo sin hacer nada, aunque lo que haga suela ser inutil, talvez en el fondo busco reconocimiento. Entonces ,me identifico con el anestesista,(asi se dice no?).
Tambien,me he dado cuenta que poco a poco me dejo llevar mas por lo superficial de las cosas, es algo inconciente y terrible ... este mundo me esta cambiando, mas que nada la gente, y creo que me esta gustando.

Lei con atención lo que escribes y lo disfruté, eso supongo que te hace escritora (al menos para mi), la prueba es que me detuve a leer tu historia completa (yo que solo suelo leer historietas).

Saludos

ARt el aprendiz de dibujante.

PD: Esa cancion de Fito, es una de mis favoritas. Cuando la cantas ,la gritas? (la cantas?).
CARLOS dijo…
Los que no tenemos nada que ofrecer,damos el corazon ,que a veces esta tan roto que ni para repuesto sirve.
disfraces? andamos mendigando cariño en pelotas por la vida .
Alves Reis dijo…
.....al lado del camino....

me has dejado un sinsabor en la boca, ya ni creo en la fuerza de los martillos......
Jol dijo…
Aparentemente, si no lo conozco algo es –Yoda traducido por el google translator.

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones