Sensible no...Maniática!

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

Debo confesar que hay cosas que no me agradan. Uso la palabra confesar, porque hay cosas que se asumen de mi y con las que no comulgo mucho. Una de ellas es que por escribir ciertas cosas, parezco sensible y bueno…no lo soy tanto.

No leo poemas, por ejemplo. Los que mas me agradan son los que no tienen versos, ni rima, ni nada. Los que desgarran. Pero no leo poemas.
Tampoco compro música romántica, menos si es en español. No resisto las baladas, prefiero cualquier cosa antes que oír alguna balada. Tienden a deprimirme, pero por sobre todo, me parecen bobas.
No soporto a Sabina. Se que es un maestro, que todos los que se dicen con buen gusto lo adoran…pero yo no lo soporto. Jamás he podido escucharle una canción completa. No hay química, su voz aguardentosa me puede malograr el día.

No resisto que alguien me imponga la música que le agrada. Tenía un compañero que ponía música clásica (sus mejores canciones) durante las guardias a todo volumen. Siempre me agradó escuchar música clásica hasta ese día que estaba en todo el piso hospitalario haciéndome sentir como en un campo de concentración y con él sentado en una pose de Vallejo que hacía que las enfermeras se mojen los calzones.

No me agrada llevar el estetoscopio en el cuello, me pesa. Es tonto, pero tengo una sensibilidad especial en relación al peso. Y no puedo tener collares pesados, ni celulares colgados, ni llevar el estetoscopio como se ve en las películas. Tampoco usar zapatos pesados. Debo pesar los zapatos antes de medírmelos. Solo uso zapatos livianos y son difíciles de hallar.

No se, esa no es una confesión válida, eso todo el mundo lo sabe, pero ya que me van a odiar por lo d e sabina que me odien también por lo de las manías con los zapatos. Claro que eso es un capitulo completo. Los zapatos y yo es una historia demasiado larga.

Detesto las reuniones con mucha gente. Me abruma sentirme rodeada de gente que no conozco, ver comos e relacionan. Es como estar en medio de una colonia de estreptococos que crece y crece, sin que haya espacio libre para sentirse a gusto. Resultado: Material mucinoso por todas partes.

Detesto lavar ropa o tener que plancharla. De todas las labores domésticas incluida la de limpiar el baño, lavar ropa es la que mas mal me hace sentir. Mis manos siempre quedan con pequeñas heridas que tardan en cicatrizar.

Finalmente creo que mi piel, mis músculos y tendones son mas sensibles que yo como persona. ¿Ahora entienden por qué no me conmueven las cosas catalogadas como para "chica sensible, letrada y de buen gusto"? Simplemente porque no me entalla bien esa definición a priori.


Comentarios

nacho dijo…
¡¿QUE NO TE GUSTA SABINA?!
Unknown dijo…
Ves?
Qué no soy lo que dicen que soy?!

me agradan sus letras...pero solo si las leo...
nacho dijo…
Era una broma. Es que a veces hago como que tengo 18 años, pero no me sale muy bien.
XIGGIX dijo…
y entonces vuelvo a entender aquello de la teoria del magnetismo...
Perla dijo…
todas esas cosas que detestas son como un puente por donde inevitablemente tenemos que seguir pasando para mantener un orden, será? cómo odiamos ese orden! es como si todo fuera ajeno a nosotros pero no lo es (lavar y planchar ropa, qué feo!)... y Sabina sería como un cómplice de ese orden que repudiamos (sus letras son exactas) ese orden que se impone... por ejemplo, cuando mirabas al tipo ese de la música clásica y a las enfermeras (te imagino por el pasillo de un hospital o una clínica, qué piensan ustedes cuando ponen esa cara de idos?)
(qué risa lo que dijiste de las enfermeras, qué risa!)

saluditos
Marea dijo…
Ok, ahora cuenta que te agrada. Yo no plancho algo hace más de 12 años y a Sabina nunca lo he escuchado.
Jota dijo…
Todas las personas somos un universo entero por descubrir, claro tu estas describiendo de antemano (a priori) tus constelaciones, y eso es francamente interesante para una persona que disfruta tanto la lectura propia como la ajena.

Sobre la musica romantica (Sabina incluido), comparto tus gustos. No debe ser nada sano escuchar musica de descocidos cuando el corazon anda bien sanito.

Todos tenemos manias, gustos y disgustos, algunas inconfesables que hacen que nos averguencen y otras que nos enorgullecen, la gracia de conocer gente nueva -creo yo- esta en descubrir estas pequeñas locuras que nops hacen tan diferentes. Claro tu no tolerarias estar rodeada de desconocidos pero se puede intuir mucho con las lineas que escribes.

Nota aparte: me gusto mucho el post "Durmiendo en el closet", queria opinar pero me desanimo tu "notita", en fin solo te lo comento como anecdota.

Muy bueno tu blog, me llevara un par de dias leerlo por completo, pero me parece interesante tu punto de vista sobre alguna cosas.

Saludos desde Zoofiesta!!!
Pepao
George dijo…
Oye, yo me compré mi CD de Sabina pero solo lo escuché muy pocas veces, y de eso ya hace varios años... mmm... lo mismo me ocurrió con la música clásica, aunque nunca compré un CD... mmm... te contaré que me pongo las camisas sin planchar (por eso no me quito el saco)

De repente, por todas esas confesiones que haces, es que me parece que en tus escritos me dan la impresión que lo haces (escribir) como si vieras “tu” vida, desde fuera, como si no fuera tuya, sino de alguien más.
Laura Zaferson dijo…
Laura Maniac. (Esta menos chic que Laura Hammer, but still)

Ahora... Laura Maniac con un Hammer... peligroso. ;)
Por siaca yo tampoco soy muy proclive a Sabina, asi que no te sientas sola. Bueno en una guardia tendrias que tratar de estar despierta y tranquila asi que supongo a algunos les ayuda esa musica. Y lo de los zapatos es bueno. Mas si trajinas tanto! Y eso de no querer andar con mucha gente tendras que remodelarlo si deseas ser pediatra no? O consigue antibiotico para los estreptococos en todo caso!

P.D.1 Tu collage de la derecha te deja bien en alto, creo que nunca te lo dije. Felicitaciones a tus papis por la manufactura! ;)
P.D.2 Un owler es un mensaje via correo aviario usando lechuzas mensajeras.
diego dijo…
Uds. son cada vez menos sensibles. Qué joda.
Anónimo dijo…
Laura....la de manias que compartimos...incluida la de Sabina...¡¡¡
Oscar dijo…
Comparto algunas, en realidad varias de tus confesiones... Jjjaja, que risa.
Pero la mas notable es la de los zapatos. Ahí coincidimos plenamente, a ver si te envío el link para que lo veas.
saludos.
voy a salir a fumarme un pucho, con manzanilla y plidan, pensando en tu post,luego te comento, me comi un arroz chaufa en el chifa Lay fun y me siento algo mal pero algo en tu articulo me parece conocido te leo luego
Alfredo dijo…
"es hora de una revolucion" repite y repite la cancion que estoy escuchando

ahora ya entiendo porque no quieres ir a don tito
Unknown dijo…
nunca te imaginé sensible. Tampoco lo contrario, y tampoco maniática.

Loco mundo bloggero en donde la gente anda dibujada en la cabeza de otros de acuerdo a lo que lee.

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones