Ir al contenido principal

Viernes lacrimógenos


Powered by Castpost



Ayer llore, volvi a llorar maldición! pero aun no se por que...me pase 45 minutos de lacrimógena soledad antes de la medianoche y eso que habia empezado bien...Vi Frasier, Grey´s Anatomy, repase unos textos de Oscar Wilde e incluso termine de estudiar todo el capitulo de Neurocirugia. Escuche la música maravillosa de Fito en mis oidos y se removieron todas las nostalgias.
Despues de 4 meses en esto finalmente pude tener contacto con mi blogger favorito y saber que en realidad es de carne y seso, que valio la pena esperar. Pude hablar despues de semanas con mi hermano putativo en esto de los blogs, mi bien amado Yunque, el único Aries que no ha petido la pata conmigo ( aun no ) y pude saber que es feliz. Me encanta cuando las personas hallan el equilibrio, se saben en camino a la felicidad, me llena su alegria, la siento mia, la envidio sanamente y espero algun dia poder decir lo mismo.

¿ que paso? Por que lloraba sin control? Impotencia? Tal vez...
Impotencia por todos los hechos que suceden fuera de mi control, por tener que abrir el corazon como la palma de la mano, para poder recibir a alguien mas y esperar...esperar siempre que esta vez no sea un golpe, sino una caricia.
Impotencia contra la gente que sueño y que se va cuando despierto.
Impotencia por este fin de semana en la ciudad caos, cuando solo quisiera seguir aqui en mi autoexilio de lagrimas y risas, de libros y música.

Tal vez son solo lagrimas contenidas, el saber que mañana es otro viernes sin poder hacer nada al respecto. Otro viernes mas y encima! es Abril...siempre Abril me hiere y lastima...siempre y no puedo evitarme ese dolor que inicia mi año...

Los viernes me deprimen porque siempre he conocido la felicidad de saberme con el mundo compuesto un dia viernes. Siempre ha sido un viernes frente a la playa, siempre un helado, siempre un aeropuerto, siempre un viernes de irrealidad en que parece que has sido encontrada y tu hallaste por fin aquello que no sabias que buscabas. Y suelen ser viernes perfectos ¿ Quien podría dudarlo? Cada viernes ha sido genial...el problema es que acaban y despiertas un Lunes con la mente deshecha y el corazon hecho nudos, tratando de saber si esta vez funcionara o si solo fue un sueño.

No se porque llore ayer...pero lo hice sin parar, desconsoladamente y sin respuestas. Es una joda estar sola, ni te da vergüenza llorar por estupideces, no te aguantas nada. Lloras, ries...en fin..

Cada perdida es una derrota, ayer senti esa perdida y recorde otras mas.

" No, me digas nada, porque mi castillo de naipes esa derrumba "...esa ha sido la última frase de mi querido y entrañable Lugarteniente y recien por la noche he comprendido el sentido de ello.

Todos vivimos construyendo castillos de naipes en torno a las personas que creemos apreciar, castillos construiidos con paciencia y esperanza...demasiada esperanza. Pero a la menor brisa, tal castillo se desarma. Y nos hallamos nuevamente solos, preguntandonos cual fue el error o si esta vez el error no fue nuestro.
Duele tener expectativas y que no sean cumplidas, duele que al amanecer de un viernes sepas que hay que seguir construyendo castillos, abriendo el corazon y entregando la vida si quieres ser recompensado.
Ayer llore...No se por que...y ya no importa...no hay culpables...Hoy es de mañana y emprendo otro viaje de reencuentro conmigo misma, con los ojos secos y las manos dispuestas a aceptar.

7 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Amante Ideal

"Alguien que conozca todas tus mierdas y no te joda por eso. O mas bien que te joda, pero que te joda bien" Esa es la definición que él me da cuando le pregunto quien sería su amante ideal. Me río entonces, como no lo hacia hace días. Es refrescante poder discutir sobre sexo en voz alta. Llevo un par de semanas pensando que le he perdido la curiosidad a enfrentar  tener nuevas relaciones, cada vez que llego al asunto doy un largo rodeo y cambio de tema.

Tengo que reconocer que la vida se pone mejor cada día, tan mejor que espero con ansia que me despidan del trabajo para poder invertir todos mis ahorros en un viaje que dure un par de años por territorios desconocidos.
Luego pienso en la salud de mis padres y me deprime la idea de que no podría irme sabiendo que aun me necesitan.  Que no sabrían a quien llamar si algo malo sucede. A cierta edad si no haz hecho todo lo que se te vino en gana te terminan atando el amor por  los hijos o los padres  eternamente a casa; ante cualq…