Ir al contenido principal

Pareceres


El dia que mi amigo M. llego a la playa eran carnavales y yo estaba fuera de casa viendo como los niños mojaban a las chicas y las revolcaban hasta lograr dejarles espuma de cotillon en la ropa interior. Era sabado y ya me habia hecho a la idea de no salir, cuando paso M. y su " amigo" musculosos y bronceados.

Si durante los años de facultad habia temido a M. por pensar que queria algo conmigo, luego que me enterara que era homosexual habia vuelto a caerme bien. Nadie bailaba como el y probablemente era el hombre que mas me haya hecho reir en mi vida. Divertido y con la franqueza filuda propia de las mujeres, me habia hecho caer al piso riendo por sus ocurrencias y malosos chistes medicos.

En los años de facultad yo temia a todo el mundo y no permitia que nadie me invitara un segundo cafe o me pagara el taxi. Salida de una adolescencia en que veia a cada tipo como posible aprovechador, los dias de facultad eran para mi una eterna seleccion entre a quien hacer o no caso. En pensar quien era el tipo correcto para dar el primer beso y que no creyera que yo podia ser una chica mas a quien dejar luego de un fin de semana.

M. habia llegado esa tarde para ver a Libido en concierto; despues de 1 año en N.J. le habian comenzado a agradar los grupos peruanos de rock. Lo habia atacado la nostalgia por las cosas propias. El y su camisa festiva de Miami, con el rostro bronceado y los rasgos talibanes que lo habian caracterizado siempre, me abrazo con el mismo cariño al que antes habia temido.

Esa noche salimos de farra los tres. La noche era fresca y al lado de los dos gorilas que me acompañaban ningun niño, joven o maniatico se atrevia a lanzarme globos de agua ni a voltearme boca abajo para hacer lo de la espuma en la truza.

Ellos se portaban bien, jamas pense que agradeciera tener un amigo gay. Andar con alguien asi, ofrece las ventajas de risa y baile alocado que da una amiga y la proteccion que solo da un amigo durante la madrugada en que la mayoria de tipos estan alcoholizados.
M. salido de un colegio militar tenia el porte marcial que los caracteriza y nadie que lo viera por la calle podria decir que no era un macho en todo el sentido de la palabra.

Su pareja se quedo bebiendo en la playa, mientras nosotros entrabamos a la disco repleta de gente con antifaces y ropa diminuta.

Bailé durante toda la noche y madrugada, creo que ha sido el mejor fin de semana de todo el verano. Bailamos de todo, pero el ya no me tocaba como antes, en la facultad. A pesar que ahora yo se lo hubiera permitido porque ya no temia a los abrazos de gorilas de 2 metros, especialmente cuando sabia que ya eramos solo amigos ( as)

Antes desconfiaba de todo el mundo, ponia peros a todos pensando que querian abusar de mi confianza. Tal vez en algun momento fue cierto, pero ya no importaba. Una entra a la universidad con complejos de adolescencia y temores infantiles. Con miedo a enamorarse de cualquiera y con el tiempo va entendiendo que cada persona en el camino valio la pena tratarla, porque cada una enseño algo para el futuro.

Hoy me preguntaba a mi misma cual era el significado de promiscuidad y, es que para alguien que dio su primer beso a los 20 y 6 meses despues hacia el amor con su primer novio, todo es a blanco y negro. Para alguien que no imagino hacerlo con nadie mas que su primer novio, con el que algun dia se casaria porque era simplemente perfecto, el romperse de esa ilusion llevo luego a muchos conceptos insanos sobre la vida sexual de una mujer de 24.

El jueves mientras leia el diario de mi vida pasada escrito a mano, comprendi el porque me habia convertido en la persona que actualmente era; todo tenia su explicacion, aunque yo solo quisiera castigarme por ello. Descubri eventos olvidados en el 2004 que me hicieron ser quien ahora sufre, por un recuerdo de mi misma que es irrecuperable.

La vida no es como uno la planea, nadie viene a la vida pensando que sera el gay del grupo como M. o que un dia se acostara con un tipo casado de pura bestia como lo hice yo, todos venimos a este mundo con un concepto alto de lo que seremos luego, ese concepto siempre cambia y nos lleva el resto de la vida aceptar las sucesivas transformaciones de nuestro ser y perdonarnos los errores que finalmente no son tales, solo son fases en el proceso de alcanzar una existencia de mariposa, libre y feliz.
2 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Amante Ideal

"Alguien que conozca todas tus mierdas y no te joda por eso. O mas bien que te joda, pero que te joda bien" Esa es la definición que él me da cuando le pregunto quien sería su amante ideal. Me río entonces, como no lo hacia hace días. Es refrescante poder discutir sobre sexo en voz alta. Llevo un par de semanas pensando que le he perdido la curiosidad a enfrentar  tener nuevas relaciones, cada vez que llego al asunto doy un largo rodeo y cambio de tema.

Tengo que reconocer que la vida se pone mejor cada día, tan mejor que espero con ansia que me despidan del trabajo para poder invertir todos mis ahorros en un viaje que dure un par de años por territorios desconocidos.
Luego pienso en la salud de mis padres y me deprime la idea de que no podría irme sabiendo que aun me necesitan.  Que no sabrían a quien llamar si algo malo sucede. A cierta edad si no haz hecho todo lo que se te vino en gana te terminan atando el amor por  los hijos o los padres  eternamente a casa; ante cualq…