Ir al contenido principal

Sueños de Fuga

Desde niña he medido los años, no por el primer dia de enero sino por las estaciones, mas precisamente el inicio de mi año siempre fue Abril y el iniciar de clases. Aun me sigue perturbardo el olor a campos quemados y a tierra revuelta y saber que llega Abril y se debe volver al colegio.

Desde siempre fugue del colegio, no se porque no me expulsaban, supongo que era una geniecito chiquita en ese pueblito de gente feliz que no leia nunca. Recuerdo cuando cumplidos mis cinco años, me avisaron que debia entrar a un lugar llamado " jardin de niños" que yo imagine con muchas flores y niños cantando yq ue debia abandonar mi vida placida en casa junto a mis abuelos. Solo recuerdo que mis hermanos mayores estudiaban como si fueran a postular a la NASA y que mis padres dictaban sus clases de antropologia e historia y no estaban casi nunca. Yo me criaba con mis abuelos, que me engreian como la pequeña princesita de ese clan de locos. Pero como alli tampoco me sentia a gusto, me pasaba las mañanas con las empleadas en las habitaciones de servicio, oliendo ese olor a humedad y a ropa mal lavada.

Mi primer intento de fuga fue a los 5 años cuando descubri que el famoso " jardin de niños" era una carcel para niños idiotas que tenian que trabajar con plastilina todo el dia y marchar como si fueran futuros cadetes. Yo timida ydisritmica no podia soportar esas clases, ni que el primer dia de clases todos los demas niños que aun no sabian leer pensaran que yo era la taradita de la clase porque no sabia la fecha de mi cumpleaños.
Yo tenia una fecha falsa de cumpleaños que mis padres jamas se ocuparon en rectificar, para la ley habia nacido 5 meses despues, por cierto olvido de mis padres con su ultimo retoño. Asi que ignorante de esa materia, respondi que habia nacido en mayo, cuando en verdad he nacido en Diciembre como miles de niños a los que sus padres concibieron en un febrero caluroso, olvidando el control y los preservativos.

A menudo andaba arañando la reja de la carcel de niños, extrañaba mi casa, ver television, a mis abuelos y comer cada vez que me diera la gana. No tenia amigas, porque en el colegio se hace esa discriminacion entre niñas bonitas y con toda la indumentaria rosa y niñas raras, con el cabello corto mismo hija de militar y cara de no te acerques porque temo al mundo.

Un dia me hablaron de las pastillas de chiquitolina, si! las pastillas del Chapulin Colorado, era un secreto muy bien guardado pero existian, una de las niñas de cabello corto como yo y no por manias de su padre, sino por epidemia de piojos, me lo conto. Su prima tenia las famosas pastillitas para hacerse pequeño y salir por los huecos de la reja del jardin de niños y asi no volver nunca mas! Yo estaba fascinada pague con mi lonchera llena de frutas y una pulsera hecha de perlitas que me habian regalado las empleadas de la casa.

El gran dia habia llegado! Entre mis manos la pastilla de chiquitolina redonda y roja me esperaba. Yo me la comi y cerre los ojos ilusionada, Adios viejas locas que me hacian marchar sabiendo que yo no sincronizaba! Adios engendras rubiecitas que me aplastaban mis muñequitos de plastilina! Adios al asqueroso baño en donde siempre olia a orines guardados! Adios al cuco que decian que vivia atras de nuestra aula de clases! Adios al maldito tobogan en donde los niños te empujan para que te caigas de cabeza! y Adios al sube y baja, ese juqguete torturante en donde el que baja primero te hace caer de las nubes con la pequeña vulva aplastada contra el fierro y lloras sin sangrar delante de todos los demas niños!
Yo me haria diminuta y huiria por la reja a mi casa y nadie me veria. En el jardin de flores de la puerta principal yo trague la pastilla que sabia a chicle de sandia y espere con ansia, empuñando mis manos a la reja negra. No sentia nada, a lo mejor habia que esperar un poquito...no sabia que pasaba, cuando un golpe en el trasero me hizo despertar...era la bruja de la maestra de la clase vecina, con su grito de " vuelvan a clase y alejense de la reja que sino los llevo a ver al cuco!" Mi amiga corrio despavorida, yo me quede idiotizada, era la primera vez que alguien me golpeaba o gritaba...Y seguia siendo grande, espere hacerme pequeña hasta la hora del almuerzo,pero jamas paso...estaba desilusionada. Llegue a mi casa llorando de la mano enorme fde mi abuelo.

Les conte que la maestra me habia pegado...entonces mis padres se dieron cuenta que era inutil que siguiera en ese colegio de imbeciles, cuando yo ya sabia leer, contar y dibujar. Me retiraron del colegio a los 3 meses de sufrir alli. Ninguna maestra ignorante golpearia a su hija!

Hace 5 años que les conte a mis padres la verdadera historia de mis sueños de fuga con las pastillas del chapulin colorado. Todos se rieron y mi papa sentencio que felizmente le contaba eso de adulta, porque si se lo hubiera contado de mas chica a lo mejor me ponia en un colegio de retardados por andar creyendo cojudeces! a esa edad en donde todos creian que seria una lumbrera de inteligencia.
4 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Amante Ideal

"Alguien que conozca todas tus mierdas y no te joda por eso. O mas bien que te joda, pero que te joda bien" Esa es la definición que él me da cuando le pregunto quien sería su amante ideal. Me río entonces, como no lo hacia hace días. Es refrescante poder discutir sobre sexo en voz alta. Llevo un par de semanas pensando que le he perdido la curiosidad a enfrentar  tener nuevas relaciones, cada vez que llego al asunto doy un largo rodeo y cambio de tema.

Tengo que reconocer que la vida se pone mejor cada día, tan mejor que espero con ansia que me despidan del trabajo para poder invertir todos mis ahorros en un viaje que dure un par de años por territorios desconocidos.
Luego pienso en la salud de mis padres y me deprime la idea de que no podría irme sabiendo que aun me necesitan.  Que no sabrían a quien llamar si algo malo sucede. A cierta edad si no haz hecho todo lo que se te vino en gana te terminan atando el amor por  los hijos o los padres  eternamente a casa; ante cualq…