Ir al contenido principal

Otro Jueves alone


Me agota esta ciudad de infierno. Me agota no poder irme. Parece que uno sintiera la falta de oxigeno solo cuando alguien grita que se esta acabando. Yo me siento asi desde hace algunos dias, desde que me entere que no podia irme.

Extraño mi cama, mi tv, mi musica...la verdad es que no extraño nada. Mientras haya un computador de por medio, no necesito nada de casa, tal vez unos helados de frutas, pero nada mas. Lo que me jode es estar sola aqui, haber venido y no tener nada que hacer. No poderme quedar en casa a leer porque comienzan con la joda, de " te sirves alguito?"

No, joder!..ya estoy cansada de comer 3 veces al dia, como si estuviera siendo preparada para un campo de entrenamiento al mistilo Hansel y Gretel. Lo peor, el sabado otra salida al club, pero no al de la playa, ahora es al de la montaña... creo que me voy a volver loca! Creo que hoy llamo a mi colega marihuanero para que me invite un poco y me ayude a soportar estos 4 dias que faltan.

La ciudad esta vacia, que mas da. Cuando estas lejos todo parece posible. pero cuando estas aui todos han huido a sus cubiles a escribir algo que no concuerda con la realidad.

Es casi la misma razon de ir a curiosear en una tienda de ropa cuando no tienes dinero: Todo parece lindo y el no poder tener la capacidad de adquirirlo en el momento, lo hace sensualmente apetecible a los sentidos. Cuando el objeto del deseo esta al alcance de la mano, pues te aburre , es desechable, facilmente olvidable. Como yo en este momento.

- Hola llegue a la ciudad!
- Quien eres?

-Hola estoy en Lima!
- Ah, que bien, yo estoy de gira en provincias

-Hola soy yo, salimos a embriagarnos y a hablar de hombres?
-Estoy deprimido, lo siento..

-Hola soy a quien le estas haciendo el retrato, podemos vernos?
- No, prefiero dibujar lo que recuerdo de ti...

-Hola tengo la tarde libre, vamos a ver libros?
-tengo trabajo...

- Alo, por favor necesito hablar con alguien
- Mejor me los escribes luego, linda

Y asi, cientos de excusas que no es necesario colocar aqui. Todos los hombres dan excusas tontas ( no se que excusa puede no serlo)
Parece que la gente te da de beber tu misma medicina y yo estoy en purga completa!

Recuerdo cuando trabajaba y no podia ir a ningun sitio sin informar antes o de lo contrario escaparme con un horrible sentido de culpa por irme temprano o llegar el lunes tarde a la consulta. Siempre postergando citas, encuentros, dando excusas tontas, falsas prioridades.

Luego me he pasado dos años en terapia para aceptar que hay prioridades que no sean el trabajo para los demas o el vil dinero, eso es estupido, es ponerte la soga al cuello. Uno se puede morir mañana o te pueden dejar mañana( a mi me paso) y solo fue por no hacer el maldito intento de salir del encasillamiento usual dela rutina.

Pero cuesta tanto, hacerlo!

A los seres humanos nos gusta, nos encanta vivir encadenados a sillas de escritorio y echarle la culpa a alguien mas, maldecir al sistema, a la maquinaria, al yugo!...Pamplinas, ninguna pieza es indispensable, cada uno lucha por su maldita vida a su mejor modo.


Antes me moria pensando: Si no llego el lunes a trabajar? Si secae el avion? Todos los pacientes afuera! Mi jefe! Las referencias! ...mentira...yo no era indispensable, no lo soy. Si un lunes te mueres y no vas al trabajo, la mauinaria seguira funcionando sin ti, una amonestacion , un mal rato y el resto de la semana para felicitarte por ese lunes fuera de la ciudad.

Llevo horas caminando y legalizando papeles, haciendo esperas inutiles, llamadas infructuosas. Me arden los muslos, estoy escaldada, mis pies estan hinchados, el borde de los lentes se me ha quedado marcado en la cara como un antifaz palido en el rostro moreno. Doy asco, quisiera una ducha...no, no quisiera que alguien se coma Abril del mapa y volver a la playa, sin tener que hacer mas llamadas de suplica.
3 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Amante Ideal

"Alguien que conozca todas tus mierdas y no te joda por eso. O mas bien que te joda, pero que te joda bien" Esa es la definición que él me da cuando le pregunto quien sería su amante ideal. Me río entonces, como no lo hacia hace días. Es refrescante poder discutir sobre sexo en voz alta. Llevo un par de semanas pensando que le he perdido la curiosidad a enfrentar  tener nuevas relaciones, cada vez que llego al asunto doy un largo rodeo y cambio de tema.

Tengo que reconocer que la vida se pone mejor cada día, tan mejor que espero con ansia que me despidan del trabajo para poder invertir todos mis ahorros en un viaje que dure un par de años por territorios desconocidos.
Luego pienso en la salud de mis padres y me deprime la idea de que no podría irme sabiendo que aun me necesitan.  Que no sabrían a quien llamar si algo malo sucede. A cierta edad si no haz hecho todo lo que se te vino en gana te terminan atando el amor por  los hijos o los padres  eternamente a casa; ante cualq…

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…