Mares del sur

Ayer, el mar y yo nos volvimos a ver,
nos reconocimos la piel como viejos amantes,
y el bebio de mi, mientras yo nadaba
en recuerdos pasajeros
de todas mis epocas felices

El mar y yo nos volvimos a jurar amor
lealtad y aventura constante.
Y yo tuve fe en el mar
como el la tiene conmigo.


Yo me lo quede viendo
y me senti en paz
con ese reflejo liquido
de un cielo al que jamas entrare.

Me imagine sirena,
me soñe delfin,
otra vez eramos el mar y yo
mirandonos a solas
y volviendo a despertar.

Inmenso e insondable,
pacifico y tenaz,
mi mar puede destruir ciudades inmensas
en segundos con solo un bostezo
pero prefiere cavar la roca
lentamente,
en millones de años.

Mi mar prefiere moverse lento
y cambiar de costa en cada ola,
mi mar es como yo,
un agua que no calma la sed,
pero que al verla de lejos
puede dar algo de paz.

Comentarios

Anónimo dijo…
no tengo sed, quiero paz. El mar amigo de mi niñez, lástima que no aprecié tu amistad.

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones