Juillet

Te extraño, aun teniendote tan cerca,
desde el los balcones de mi corazon inutil,
se desangra una vaga tristeza,
algo que me hace recordarte,
en el sabor de mis fluiods,
en lo transparente de tus lagrimas.

Para no perder la costumbre
de que me duelas en los ojos
por dejar de verte,

me los he cortado,

he pasado un escalpelo por mis parpados cerrados
y aunque no he enceguecido,
he visto chorrear roja y rutilante
una sangre que me recordaba la tuya
y por un breve instante he sido feliz
en ese dolor masoquista,


en ese dolor que me hace verte.

Mis dedos manchados de carbon de lapiz,
extrañan la tersura de tu piel desnuda,
extrañan tocarte y hacerte mio,
acercar tu ser a mis labios,
como una gran ciruela roja
a punto de explotar
de sabores insanos.

Yo te he vuelto a ver,
cuando he llorado,
tan cerca, tan cerca
casi dentro mio,
con la sonrisa torpe
y la nariz contusa,
te he visto y he sonreido,
como nunca antes lo vio nadie


porque mi sonrisa es tuya,
es un papel arrugado,
de colores carmines,

te ragalomis ojos,
mi sonrisa,
mi ternura,

te regalo una noche juntos,
copulando sin tener que tocarnos,
como fantasmas inutiles,
como inutiles amantes.


( Bueno, eso fue para no perder la costumbre...mañana sigo con el cuento sucio, espero que sepan interpretarlo)
3 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones