Ir al contenido principal

"LA SUERTE"




Estos ultimos dias he estado casi triste, por eso antes que atacara la depresion me vine a la casa de mis papas aunque lleve tres dias sin tocar el libro de traumatologia, no me gusta esa rama de la medicina, creo que no jugue suficiente PLAYGO de niña y por eso no me agrada estar acomodando huesos ni trabajar como carpintero poniendo clavos y placas en las piernas. Tampoco poner yesos me agrado nunca, creo que es algo de actitud lo de la traumatologia, uno tiene que nacer para eso. En cambio si me agrada la cirugia, drenar heridas, suturar cabezas, cortar con bisturi y retirar cuerpos extraños de las cavidades con un par de pinzas. Creo que siempre me agrado lavar los platos y saber que al terminar de lavar todo esta limpio y te sientes tranquila. No como hacer otros deberes domesticos, en que siempre sientes que el trabajo lo dejas a la mitad. Odio lavar la ropa y sentir que esta percudida o planchar y que se arrugue de inmediato, o barrer la casa y no ver que el trabajo fue eficiente.

la cirugia es como lavar los platos, ves el resultado de inmediato, te ensuciaste hasta los codos, quedas hecha mugra pero te queda la satisfaccion de ver todo limpio y brillante. La medicina interna es como los otros quehaceres domesticos, haces todo el esfuerzo, sudas la gota gorda y el paciente se va casi tan enfermo como vino. Te llego con neumonia, ahora se va desnutrido. Llego con hepatitis y se va con riesgo de volver por cancer hepatico, vino por diarrea y se va con las defensas disminuidas. Viene un coma diabetico y lo recuperas pero sabes que ese paciente diabetico, siempre volvera por algua que otra complicacion, en medicina casi nunca te sientes satisfecho como cuando viene una apendicitis y luego de operado el paciente se va sonriente y no volvera por esa misma causa; extirpaste lo malo y sabes que lo hiciste bien.

Deberia ser cirujano...pero no soy lo suficiente arriesgada para meter mano a un paciente sin saber lo suficiente. Para ser cirujano, tienes que atreverte y hacer lo que este a tu alcance y decir " si puedo" aunque te mueras de miedo...Yo soy un poco timida, ya no me arriesgo tanto, no si es la vida de alguien que podria ser mi familiar. Maldita sensibilidad! Por eso creo que quiero ser pediatra...

Esta semana ha sido algo rara, me sentia melancolica perdiendo gente por doquier y sintiendome amada, pero sin poder recompensar todo ese cariño. Me sentia egoista, siempre recibiendo y sin dar nada, sintiendome tan lejos de todos. Me sentia tan decadente que volvi a oir mis discos en castellano, esos de musica lenta o pop...esos de los que se la letra de las canciones, porque necesitaba volver a cantar, es mi manera de despedirme de la nostalgia, cantar todo el dia incluso las canciones lentas, esas que siempre digo que odio, pero de las cuales me se las letras...Ejemplo tipico de algunas de Fito Paez, Vicentico, Duncan Dhu, Bacilos, Cementerio Club y terminar con un CD de Sin Bandera...si lo acepto...toque fondo, pero necesitaba cantar esas canciones en que las letras dicen "mientes tan bien " o " no podria ser tu amigo, solo poder dormir contigo"...en fin.


No tenia otros discos, jarabe de Palo lo raye de tanto oirlo y necesitaba algo que me haga sentir bien y que sea cantado en español y con una voz que yo pudiera imitar...asi que sali a comprar pirateria, lo siento pero la pirateria es algo que hizo democratizar la cultura, como lei alguna vez y yo compro pirata para oir mas, leer mas y hacer mas pobre a mi pais, no?

Asi que fui en busca de Bossa n` Stones, que hace mucho tiempo postergo su compra, pero me tope con aquella cancion que me acaricio los oidos y me beso en el rostro por su textura musical y esas guitarras claras " la suerte" de Coti, asi que compre el CD y me fui a casa caminando con el discman a todo volumen y recordando que fui a su concierto sin saber quien era el, solo porque era el telonero de J. de Palo. Recorde haber ido sola y con migraña, sola en la cola, sola entre la gente, sola comprando una bebida y sola comprando cigarrillos. Sola buscando alguien cnocido entre la cola de gente, sola y asustada cuando las luces aun estaban encendidas y esperando que en la oscuridad nadie viera lo patetica que era yo vestida con casaja roja, blue jean y una pañoleta envolviendo el cabello, al estilo gitano, solo para quitarme el dolor de las sienes.

Recorde que ese dia pense que no era necesaria otra persona, si uno sabia lo que en verdad queria; y yo queria estar alli, coreando "la Flaca" y " duerme conmigo" metida entre la gente tan cerca de mi grupo favorito, pero tan lejos del mundo. Pero cuando vi que todos estaban en parejas, abrazados y cantandose a los oidos, senti que no valia la pena llegar a hacer lo que querias si finalmente no tenias con quien compartirlo.

Y la sensacion aquella dura hasta hoy, cuando canto canciones en la ducha y no hay nadie para jabonarme la espalda o para tirame la toalla en la cara y decir " ya basta! vamos a la cama"



10 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Muriel subió al bus con la ropa suelta para viaje, con la almohada pequeña para apoyar el cuello el resto de la noche y con el antifaz oscuro, por si encendían las luces del pasillo durante su sueño. Sería un viaje largo y cansado, aunque no era el primero de ese largo año viajando por el país; si tuviera dinero, me ahorraría 15 horas de viaje con un boleto de avión- pensaba ella con su pesimismo habitual.

Subió última al bus y todos se la quedaron viendo, por su indumentaria rara de polera suelta y pantalones de pijama, la almohada, la botella de agua mineral y el bolso que se desparramó con discos y hojas sueltas por el pasillo, al subir. La terramoza vestida con minifalda y pañuelo al pecho, la ayudó a comodarse en su asiento al lado de un tipo obeso de labios pequeños. La reprendió con una fría amabilidad por su retraso en subir.

El hombre del asiento vecino apenas si la saludó cuando ella se sentó a su lado, entretenido como estaba mirando por la ventana a la gente que se despedía …

Poniendo el Pecho

Lo peor que me pasó llegada la pubertad no fue la menstruación, fue tener que usar sostén. Eso acabó con la libertad de mi cuerpo, fue el primer símbolo de que yo era una mujercita que debía ocultar su crecimiento.
Las demás niñas hablaban de que usaban "formador" y yo no entendía la palabra, que la relacionaba con algún aparato de ortodoncia. Creía que a mi jamás me pasaría eso; pero un día mis pechos empezaron a crecer y dos botones asomaron tímidos bajo la blusa escolar, sin que yo pudiera hacer nada al respecto. Quise usar camisetas, frotarlos para que los pezones no estuvieran puntiagudos, pero nada daba resultado; del tamaño de dos chapas de coca cola, mis pechos empujaban por ver la luz. Yo me mantuve terca en no usar nada debajo de la blusa, pero los muy canallas seguían creciendo. Lo peor de todo: Dolían.

Si, recuerdo ese roce doloroso contra la camiseta escolar y mojarme con agua fría en las noches, para que dejaran de doler por el roce contra la ropa. Finalmente ten…

Olor a hembra

Hoy recordé a qué huele una mujer...Me refiero a una mujer normal...sin perfume, sin artefactos, sin nada. Que perturbador. Millones de recuerdos vinieron a mi, allí desnuda bajo la frazada tibia, la sábana enrrollada en los pies, inmóvil con las manos en el vientre, esperando como un capullo. Como alguien muerto.

¿De dónde sale ese olor? Me pregunté. ¿Emana de su cuerpo, su pecho, su piel? ¿No lo calman el jabón, el perfume ni las cremas? ¿Puede ser tan imperceptible como intenso? Algo a lo que te acercas y te marea, te tumba de la impresión de no ser ningún olor conocido.

Trato a diario de cubrir mi olor, me avergüenza, pues me identifica. No creo que hieda, es más alguno que otro hombre ha comentado que mi olor natural es rico..delicioso según el más poético. Un olor que aguarda aquí cerca del cuello, en la nuca, por los hombros. Un aroma de mujer que me va cubriendo como un disfraz invisible, mientras aguardo al acecho. Un perfume tuyo, exquisito- dicen con ensayada destreza.

Yo ento…