Un dia de crisis

Hoy dia facilmente podria dejarme morir.
Hoy facilmente tiraria la toalla y no volveria, sino vestida de dinamita para volar a algun par de incompetetnets conmigo. Para librar a este mundo de gente peor que yo.

Que curioso! cada vez que vuelvo a una oficina publica y siento la impotencia ante la burocracia, las caras de palo, las excusas, los tiempos perdidos, siento tamaña impotencia que quisiera llorar...llorar y llorar y luego volverme la protagonista de Masacre en Texas...

Cada uno de nosostros llevamos en nuestro interior asesinos y demonios a los que callamos con bozales de hipocresia diaria. Cada uno de nosotros, tiene su cancervero de 3 rostros a la entrada de su propio infierno.
Se supone que por este medio en donde todos somos anonimos, la vida deberia ser mas facil y vomitar nuestro odio a la humanidad o nuestro dolor contra el mundo seria menos complicado...
Seria mas facil decir te amo, cuando no es tiempo aun de decirlo o pedirle una noche de amor a alguien porque no hay sangre en el rostro de una pantalla de Pentium IV, seria mas facil decir que con gusto me volveria asesina en serie cuando veo que este pais no anda ni para atras ni para adelante...pero no , no es mas facil.

En este mundo en donde nos magnifican a su antojo y toda persona goza de ese egocentrismo exacerbado por disculpas como el amor, es facil darse por aludido. Es facil reclamar que tal o cual grito, personaje o revelacion lleva nombre propio. Eso supongo ques facil. Lo dificil es ir por el mundo cibernetico pidiendo disculpas, dando explicaciones, haciendo un fandango de sentimientos contra seres inexistentes.

Yo camino como en una casa de espejos, que refleja solo partes inexistentes de mi, que magnifica mis depresiones, mi histeria, mis odios; deberia ser ma facil en la vida real, donde todos callamos y por eso hay menor lugar a conjeturas e hipotesis. Pero la vida real tampoco es facil, es una de las ventajas: Odiar y amar en el mundo real te hace sangrar o reir sin explicaciones posteriores.

Todos aqui nos mentimos, sin la voluntad de hacerlo, pero nos terminamos mintiendo. Maquillamos nuestras flaquezas y engrandecemos nuestras escazas fortalezas, creyendo que el ser que mostramos es el real y exigimos que asi sea interpretado. Que falsedad mas grande.

Los que mas creen conocernos al final son los que mas cerca estan de lastimarnos, por esa mala percepcion, por ese hecho de suponer cosas y de creer otras.

Idealizados o lapidados caminamos por el mundo cibernetico, buscanco una explicacion al porque de que nos amen y nos odien, cuando la verdad ha sido ocualtada y permanece oculta a los ojos propios. En esas crisis de histeria, de dolor, de amor y de extasis, proferimos gritos de auxilio y de rechazo, espeando que la persona indicada vea el segundo el que nos mostramos reales para ellos y que seamos aceptados como somos. Pero ese segundo es fugaz y nadie nos logra ver, porque en este mundo de ciegos, nadie quiere ver a la gente como es en el mundo real, prefiere crear iconos a los cuales amar, odiar o simplemente sentir desprecio.
5 comentarios

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones