Mis miedos

Yo temo a dos cosas en este mundo:

Las pendientes y las arañas.

Ambas podrian hacerme vomitar y perder el control, llegar al panico, en realidad son fobias que deberia superar pero no lo hago, solo me aparto de esos pequeños riesgos.

Acerca de las pendientes, fue dificil descubrirlo, al inicio pense que era temor a las alturas o al vacio, pero he estado en lugares altisimos sin desplomarme y he cruzado puentes colgantes sin caerme. Diran que no es nada cruzar un puente colgante, pero cuando te internas en la serrania de un pais como el nuestro, los puentes colgantes son la forma mas comun de morir para un profesional joven e inexperto que tiene que ir de un pueblo a otro.

Aqui los puentes colgantes son hechos de palos y sin cordones para sujetarse, siquieres unirte a algo que te de soporte sera mejor que pienses en tu alma, porque los lazos de contencion son tan altos que no podrias sujetarte de ellos asi quisieras, para empeorar el panorama los bordes de los puentes colgantes tienen los palos mas secos y mayor riesgo de que caigas al vacio. Lo unico que queda es caminar derecha por el centro tratando de confiar en tu pobre sentido del equilibrio.

El otro problema es que los maderos estan tan mal puestos que siempre hay huecos o palos sueltos, asi que no puedes confiarte al caminar...creo que si Indiana jones hubiera pasado por el Peru se habrian detenido antes de querer filmar el episodio 4.

Algunas veces he tenido que trepar cerros y eso ha sido lo mas terrorifico para mi, como bien digo, no confio en mis piernas, asi que el momento de descender una montaña corriendo me resulta casi imposible. Tambien el hecho de tener que bajar de la galeria de un estadio o ir corriendo cuesta abajo en la busqueda de mis compañeros de excursion por algun camino empinado. Probablemente sea el ski el deporte que mas me atemoriza y por lo que jamas lo practicare asi me prometan que seran las vacaciones de mis sueños...No creo en un sueño que implique frio y caidas libres, con los pies sujetos a skies que no puedo controlar.

Las arañas son otro tanto, he llegado a llorar en peliculas como Harry Potter ( la 2) o la ultima parte del Señor de los anillos por las escenas de arañas gigantes que devoran personas. Este mal se me ha ido agravando con el tiempo. Antes recuerdo que podia matar arañas de casa, ahora solo me quedo paralizada. Mi fobia se ha extendido a todo insecto que tenga 8 patas, incluidas cucarachas voladoras ( tienen 8 verdad?)

El problema es que cuando trabajas en un valle no faltan las mordeduras de arañas y la gente trae a tales bichos envueltos en pañuelos y te los pone en el escritorio, como si eso hiciera falta. Casi siempre a mi me paraliza el miedo, aunque trato de no hacerlo notorio.


Los viajes al norte o a la amazonia incluyen un contacto obligado con arañas de todos los tipos y tamaños. En uno de los puestos fronterizos antes de llegar a Ecuador el bus se tiene que detener para la revision obligada de las bodegas, ese momento es tragico, porque cientos de insectos voladores grandes como cucarachas, negros y redondos como pequeñas tarantulas entran por las ventanas del bus y ves como poco a poco la gente que aun sigue dormida se va llenando de tales bichos que les caminan por las blancas camisas o por el cuello. Ese espectaculo es el mas horripilante que yo he contemplado. Me recuerdo doblado en 4 en el asiento mirando a todos lados para evirtar que uno de tales insectos se entre por en medio de la ropa. Los viajeros estan serenos, aun cuando hay que bajar al control aduanero y ver que todo el piso se va ennegreciendo de animalejos que se arrastran o vuelan en contra tuyo.

Es inevitable tener que enfrentar las fobias, pero yo trato de postergarlo lo mas que puedo, mientras las fobias van acrecentandose en mi y hjaciendo que rechace vuelos en parapente o excursiones a la selva. Me voy volviendo una invalida y aunque eso me avergüence se que aun no puedo enfrentar mis miedos, aunque estos luzcan infantiles.

Comentarios

NAUFRAGATOR dijo…
las pendientes se vencen con un par de bellos pendientes.
motoman dijo…
te cambio todos tus miedos por uno de los mios.
Anónimo dijo…
tampoco me gustan los insectos, me acabo de imaginar a las cucarachas voladoras caminando por mi espalda....
Anónimo dijo…
En homeopatía, hay remedios específicos para esos miedos, el Borax, tiene ese miedo al movimiento descendente. Lo quita de forma radical, tomado en altas diluciones.

Entradas más populares de este blog

"El VIAJE"

Poniendo el Pecho

Olor a hembra

Ser Mujer ¿bella o boba?

Frases Matapasiones